Descargar Aplicación

TESOROS DE LA BIBLIA, 19-25 de julio del 2021, “Principios para juzgar de manera justa”, Discurso Preparado.

“Principios para juzgar de manera justa” (10 mins.)

Algunos de nosotros posiblemente hemos visto una representación del juzgar de la justicia y se la representa como una figura femenina, con una venda en los ojos que soporta una balanza en una mano y en la otra una espada. Y se dice que la justicia es ciega.

¿A qué se refiere? Que no distingue entre las personas, que se aplica de forma equitativa y con el mismo principio. Es decir, este es un símbolo de equidad, de igualdad, de promover la justicia de la manera más apropiada. Sin embargo, aunque la idea es muy buena, no es verdadera justicia. 

Por esa razón en este discurso de Tesoros de la Biblia, el título es: principio para juzgar de manera justa y esto es muy aplicable dentro de la congregación cristiana. Y se lo hizo ya en el tiempo de Israel cuando Jehová exigió que esto se haga.

Por lo tanto, para que la justicia no sea ciega, sino que realmente se base en hechos, en verdades, se deben cumplir tres puntos: Debe ser imparcial, comprobarse los hechos y por último, pedir ayuda en los casos difíciles. Examinemos esto a la luz de la Biblia. Primer punto ser imparcial.

 Deuteronomio 16:18-19

«Debes nombrar jueces y funcionarios para cada tribu en todas las ciudades que Jehová tu Dios te dará, y ellos tienen que juzgar al pueblo con justicia». 

No tuerzas la justicia inicia es parcial. Tampoco aceptes sobornos, porque los sobornos ciegan los ojos de los sabios y tuercen las palabras de los justos.

Segun lo Leido, es curioso percibir que la ley humana representa la justicia como una mujer con los ojos vendados para que supuestamente no haya corrupción o parcialidad. Pero aquí Jehová está indicando lo contrario. Es más, en el libro Perspicacia se dice que el símbolo de la ceguera representa la corrupción judicial. 

Y una de las cosas que puede crear esto es lo que indicaba en el versículo 19, aceptar un soborno, eso puede cegar la justicia y puede hacer que la decisión sea parcial. Y es que sin importar si un juez es recto y tiene discernimiento. puede verse afectado, consciente o inconscientemente por un regalo que se le dé. Así que podría estar dictando su fallo a favor de la persona que le dio dicho regalo.

Podría uno pensar, pero no a todos les puede pasar eso. Bueno si nos fijamos bien, en el versículo 19 decía porque los sobornos ciegan los ojos de los sabios y tuercen las palabras de los justos. No lo pone como una opción, sino como algo que va a suceder, porque ese juez dejará que el sentimentalismo por haber aceptado un soborno o un regalo afecte en la decisión que tomará.

Los ancianos en las congregaciones, de igual manera no deben dejar que el sentimentalismo o la amistad que han tenido con el pecador o malhechor afecte la decisión que debe tomarse en base de los Principios y Leyes Bíblicas.

Es por eso que en ocasiones, algún anciano que está llamado a tomar decisiones judiciales puede excusarse de participar en un comité judicial si sus sentimientos o cierta amistad puede estar relacionado con el pecador de esa manera no participa en ser parcial. Una excelente manera de actuar.

Deuteronomio 17:4-6.

Dice: Cuando te informen de este asunto o escuche sabrá de él entonces debes investigarlo a fondo. Si se confirma que esta cosa detestable ha ocurrido en Israel. tienes que sacar a las puertas de la ciudad al hombre o la mujer que haya hecho esta cosa mala, y el hombre o la mujer tiene que morir apedreado. Sólo se podrá ejecutar a una persona si se tiene el testimonio de dos o tres Testigos. No será ejecutada si se tiene el testimonio de un solo Testigo. 

La ley de Jehová es justa y perfecta. Y lo que le estaba solicitando a los seres humanos de ese entonces, como lo hacen ahora, es que se investigue un hecho a fondo. Si hay una acusación seria en el Israel de la antigüedad, como hoy en la congregación se necesitan dos testigos o tal vez hasta tres.

¿Porque? Porque esto añadía fuerza al testimonio y no se estaba simplemente juzgando por el rumor que una persona podría dar a menos que otro lo corrobore. y si hubieran tres mejor todavía. Y esto era un asunto muy serio de comprobar los hechos, puesto que la vida de la persona estaba en juego en el tiempo de Israe.

Hoy también los ancianos necesitan asegurarse que una acusación, si es que el pecador no lo confiesa voluntariamente pues, debe haber dos testigos que demuestren que lo que se está acusando a esa persona puedan corroborarlo. Y aunque por supuesto, hoy no se está juzgando para apedrear y matarlo. 

Sin embargo, si la vida espiritual de esa persona está en juego, si es acusada de algo que no es cierto, por esa razón se necesita todavía tener dos testigos para una acusación y un juzgamiento de manera justa. Examinemos ahora el tercer principio para juzgar de la manera que Jehová quiere con justicia, y es: pedir ayuda en los casos difíciles. ahora veamos Deuteronomio capítulo 17 los versículos 8 y 9 donde dice: 

«Si en una de tus ciudades tienes un caso que te parece demasiado difícil de juzgar ya sea un caso en el que se haya derramado sangre, se haya presentado una demanda legal o se haya cometido un acto violento, o cualquier otro problema tienes que ir al lugar que Jehová tu Dios escoja. Ve adonde estén los sacerdotes levitas y el juez que esté de servicio esos días y consultarles el caso, y ellos te comunicarán su decisión.

Los versículos que vemos aquí demuestran con claridad que no todos tienen la capacidad para tratar todos los casos que se presenten. Y Jehová está solicitando aquí que el juez, o hablando en el caso de nuestras congregaciones, que un anciano que no sepa cómo actuar debe ser humilde y solicitar la ayuda de otros ancianos experimentados. 

Así lo decía Jehová en la ley. Si un juez en ese entonces no podía. Saber cómo resolver una situación, tenía que acudir a los sacerdotes levitas. ¿Porque? Porque ellos desempeñaban un papel importante en juzgar Israel. Y ellos estaban como más empapado de leer la ley al pueblo. Así que estaban en mayor capacidad.

Y por supuesto, una mejor relación y comunicación con Jehová. Cuando las congregaciones surgen en situaciones difíciles de resolver, los ancianos también humildemente pueden buscar la ayuda de otros ancianos o de otros cuerpos de ancianos que hayan ya tal vez tratado un caso similar o tengan más experiencia o alguna instrucción que tal vez se ha pasado a uno u otro anciano. ¿Por qué hacer todo este trabajo? Porque el punto es juzgar de la manera justa, como si Jehová lo hiciera.

Si vemos en nuestra guía de actividades, el dibujo que se pone en esta parte de tesoros de la biblia tal vez podríamos imaginarnos a un esposo acusando a su esposa de algo o algún hombre acusando a una mujer que podría ser tal vez muy débil como para defenderse. Sin embargo se ve la actitud de dos personas distintas, también ahí podríamos tal vez pensar a uno de los que están allí arrodillado como una cara de satisfacción de ver como otro de más experiencia está tomando el caso y decidiendo con la justicia que corresponde. 

Realmente son puntos muy importantes para aplicarlos en cada una de las congregaciones. Cuando tenemos ancianos imparciales que comprueban los hechos antes de decidir. Y cuando son humildes reconocen que no están preparados o no tienen suficiente conocimiento para tomar decisiones en casos difíciles y buscan ayuda de otros. 

Sin duda realmente esas congregaciones progresan bajo la bendición de Jehová. Qué bueno que no tenemos una justicia ciega dentro de la organización. Qué bueno que se juzga de la manera justa, tal como Jehová lo haría para beneficio de la persona inocente y por supuesto, también juzgará apropiadamente al culpable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *