Descargar Aplicación

TESOROS DE LA BIBLIA,  26 de julio a 1 de agosto 2021: “La vida de las personas es muy valiosa para Jehová” , Discurso.

“La vida de las personas es muy valiosa para Jehová” (10 mins.)

¿Por qué se preocupa tanto Jehová por la vida de los seres humanos? Pensando un poco en eso, pongamos el siguiente ejemplo. ¿Qué es más valioso para usted? Algo que comprar, lo trae a su casa algún objeto de adorno, algo que le ha gustado y lo tiene ahí. O, es más valioso, tiene más importancia, ¿ Si es algo hecho con sus propias manos?, Me atrevería a decir que es lo segundo, algo que uno mismo ha realizado.

No cree que por eso a ¿Jehová le interesa muchísimo la vida de los seres humanos? Le preocupa el cuidado de ella. Esa es la razón principal. Es algo que él creó. Es algo de su propiedad y tiene todo el derecho de exigir que la cuidemos y muy bien. Por eso en este tema de Tesoros de la Biblia. » La vida de las personas es muy valiosa para Jehová».

Analizaremos Cómo desde tiempos de Israel antiguo, ya Jehová hacia todo lo necesario para preservar esa vida. Debido a esto, Jehová consideraba que el que un israelita quitara la vida a otra persona era una falta muy seria. Pero dentro de la justicia de Jehová, también contemplaba que se podía quitar la vida a otro ser humano por accidente.

En esos casos la justicia ponía por adelante otra opción y ésta se llamaba Ciudades de Refugio. ¿En qué consistía? Veamos, por favor en Deuteronomio capítulo 19, los versículos 2 y 3 . El mandato que Jehová dio en ese entonces. El texto bíblico dice:

DEUTERONOMIO 19:2,3

Debes reservar tres ciudades en medio de la tierra que Jehová tu Dios te dará en propiedad. 3 Debes dividir en tres partes el territorio de la tierra que Jehová tu Dios te haya dado en propiedad y preparar los caminos para que cualquier homicida pueda huir a una de esas ciudades.

Expliquemos brevemente que consistía estas seis ciudades para hacernos una idea: Podemos imaginarnos el mapa de Israel del norte a sur, y en el centro viene el río Jordán.

Al lado izquierdo aparecerían las tres ciudades en la parte superior estaría Quedes en el centro Siquem y abajo Hebrón, y al lado derecho del río Jordán. Estaría en la parte superior Golán, en el centro Ramot Galaad y abajo Bézer. Podemos usar el libro Perspicacia en el tomo 1, página 494 y ahí tenemos el mapa de estas ciudades para entenderlo mejor, Y como podemos ver en versículo 3, Jehová quería que los caminos que conducían a cada una estas ciudades estuviera en perfectas condiciones para que el homicida los encontrara con facilidad y tuviera la oportunidad de huir y llegar hacia allá.

 Así que aunque a Jehová le importaba la muerte  de alguien que se había producido, y si era de manera accidental, le quedaba todavía de importancia a la vida de la persona que lastimosamente había  provocado dicha muerte y quería preservarla si era lo correcto. Así que Jehová de manera estratégica hizo que se pusiera estas seis ciudades.

Y un detalle adicional es que no quería que el israelita huyera a otra nación y se sintiera tentado a mezclar la adoración a Jehová y dejara de ser parte  de esta nación. Provisión que Jehová da, sin duda  tenía  su propósito velar por la vida que aún se mantenía. Si revisamos en Deuteronomio 19:10 donde Jehová expresa lo siguiente:

DEUTERONOMIO  19:10

De ese modo no se derramará sangre inocente en la tierra que Jehová tu Dios te dará como herencia y no serás culpable de derramar sangre.

Podemos notar aquí que Jehová ahora estaba protegiendo no al responsable de la muerte, sino al que podía vengar la muerte. La ley que Jehová había dado era que si un familiar del que había muerto por accidente encontraba al culpable, podía darle muerte y no se le cobraba dicha muerte porque simplemente estaba vengando algo que claro, aunque no se sabía realmente cómo había sucedido, pero era algo que la ley permitía.

Sin embargo, al permitirse las ciudades de  refugio, se daba la oportunidad que este homicida involuntario llegara allá y no se le diera muerte, por lo tanto, no sería culpable de derramar sangre, El familiar que no podía matarlo. Todo esto se hacía no para tapar a un asesino, sino que para que no se causara la muerte de alguien que por accidente había quitado la vida a otra persona.

Pero ¿Qué pasaría si una persona si provocaba a propósito la muerte de alguien y huía a estas ciudades de refugio? Veamos lo que dice el texto de Deuteronomio 19 del 11 al 13 cómo debía actuarse al respecto?

DEUTERONOMIO  19.11-13

«Pero, si un hombre que odiaba a su prójimo esperó hasta atacarlo, lo hirió mortalmente, la persona murió y luego él huyó a una de estas ciudades, 12 entonces los ancianos de su ciudad deben mandar a alguien a buscarlo allá y entregarlo en manos del vengador de la sangre, y él tienen que morir. 13 No debes sentir lástima por él. Debes eliminar  de Israel la culpa por derramar sangre inocente, para que te vaya bien.

No obstante, no quedaba el asunto ahí cuando este homicida llegaba a la ciudad de refugio más cercana y decir que fue un accidente. No, tenía que presentar su caso al llegar a la ciudad ante los ancianos y ellos examinaban los sucesos y llegaban a la conclusión si fue accidental o no. De llegar a la conclusión de que fue accidental.

Entonces se le permitía quedarse en esta ciudad y luego tenía que de manera permanente, mantenerse en ella durante la vida del sumo sacerdote que estaba en ese momento. En el caso de que este sumo sacerdote fuera relativamente joven, hasta que él no muera, este homicida no podía salir de la ciudad, así que tal una vez viviría para siempre ahí, alejado de su familia.

Así que, aunque se le perdonaba la vida, también tendría algunas consecuencias el mantenerse separado de sus seres queridos. Esa es una manera como Jehová les ayudara a los israelitas a entender que la vida es sagrada y que debían ser muy cuidadosos a la hora de hacer las cosas.

Todo estos detalles que vemos demostraban que Jehová consideraba muy valiosa la vida de las personas, y eso llega incluso hasta solamente el desear, el pensar de mostrar odio hacia uno de sus hermanos. Por ejemplo, en textos como Levítico diecinueve o Deuteronomio diecinueve dieciocho, al 21 se indica que hasta el odiar, el calumniar, dar falso testimonio, poner la vida en peligro de alguien por simplemente desear lo peor para esa persona, podría ser objeto de ser ejecutado.

Que practico es este consejo para hacernos notar a nosotros, dé cuidarnos, de odiar a nuestros hermanos o de pensar o decir algo que no sea cierto para causarles daño. Eso puede suceder. Por eso es que la ley de Jehová ya estaba puesta, pensando en que esto en algún momento pueda acontecer. Sin embargo, hay otras situaciones que puede poner la vida en peligro de nosotros. 

Queremos pensar como Jehová, no queremos llegar a pensar como algunos que Jehová nos va a proteger de todas nuestras imprudencias. Sigamos demostrándole que aunque la vida no la hemos  hecho nosotros, pero se le pertenece a Jehová, tengamos esa actitud de Él, que la vida de las personas es muy valiosa para él y nosotros queremos cuidarla profundamente porque se la debemos a Jehová.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *