Descargar Aplicación





Examinando las Escrituras diariamente 2020

Miércoles 8 de julio del 2020

¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! Fuiste fiel sobre unas cuantas cosas. Te nombraré sobre muchas cosas. Entra en el gozo de tu amo (Mat. 25:21).

Antes de que Jesús viniera a la Tierra y diera un ejemplo perfecto, los siervos fieles de Dios ya comprendían muy bien la importancia de animar a los demás. Veamos lo que hizo el rey Ezequías. Cuando los asirios amenazaban Judá, reunió a los jefes militares y al pueblo, y les dirigió unas palabras que los fortalecieron (2 Crón. 32:6-8). Hablemos ahora de lo que le ocurrió a Job. Él estaba deprimido, pero quienes fueron a darle ánimos resultaron ser “consoladores molestos” y solo le dijeron palabras hirientes. Aun así, él mismo les enseñó a animar a los demás. Les dijo que, si él estuviera en su lugar, les diría cosas que los fortalecieran y los hicieran sentirse mejor (Job 16:1-5). Al final, fueron Elihú y Jehová mismo quienes animaron a Job (Job 33:24, 25; 36:1, 11; 42:7, 10). w18.04 16 párr. 6; 17 párrs. 8, 9.

¿Por qué necesitaba consuelo y ánimo la hija de Jefté? y ¿Quiénes merecen también que se les felicite y anime en la actualidad?

La hija de Jefté también necesitó que le dieran consuelo. Este juez iba a luchar contra los ammonitas. Le prometió a Jehová que, si le daba la victoria, entregaría para su servicio en el tabernáculo a la primera persona que saliera a recibirlo después de la batalla. Pues bien, quien salió a celebrar la victoria con él fue su hija. Jefté se sintió muy triste, pues no tenía más hijos. Pero cumplió su palabra y envió a su hija a Siló para que sirviera en el tabernáculo el resto de su vida (Juec. 11:30-35).

Aquello fue difícil para Jefté, pero debió de ser todavía más difícil para su hija. Aun así, ella estuvo dispuesta a hacer lo que su padre había decidido (Juec. 11:36, 37). Renunció a su derecho a casarse, a tener hijos y a conservar el nombre y la herencia familiar. Sin duda, necesitaba mucho consuelo y ánimo. La Biblia dice: “Vino a ser disposición reglamentaria en Israel: De año en año las hijas de Israel iban a dar encomio a la hija de Jefté el galaadita, cuatro días en el año” (Juec. 11:39, 40). En la actualidad, los cristianos que están solteros y se concentran en “las cosas del Señor” merecen también que se les felicite y anime (1 Cor. 7:32-35).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *