Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Domingo 15 de mayo del 2022

Examinemos las Escrituras todos los días 2022

Domingo 15 de mayo del 2022

Cada uno recibe de Dios su propio don: unos de una manera y otros de otra (1 Cor. 7:7).

El apóstol Pablo animó a los cristianos a pensar en si podían servir a Jehová sin casarse (1 Cor. 7:8, 9). Sin duda, Pablo no menospreció a los solteros. De hecho, escogió al joven Timoteo, que no estaba casado, para que atendiera responsabilidades de peso (Filip. 2:19-22). Por lo tanto, estaría mal pensar que un hermano está mejor o peor capacitado solo porque está o no está casado (1 Cor. 7:32-35, 38). Ni Jesús ni Pablo enseñaron que fuera obligatorio casarse o permanecer soltero. Entonces, ¿Qué podemos decir del matrimonio y de la soltería? La Atalaya del 1 de octubre de 2012 lo expresó muy bien: “En realidad, ambos estados pueden considerarse un regalo de Dios. […] En cuanto a la soltería, Jehová no ve ese estado como una fuente de dolor y vergüenza”. Está claro que debemos respetar el lugar que ocupan los solteros en la congregación. w20.08 28 párrs. 8, 9

¿Qué cambios han hecho algunos publicadores para ampliar su ministerio?

En los últimos años, muchos publicadores se han propuesto aprender un idioma para ampliar su ministerio. Esto ha implicado hacer cambios. Se han mudado de una congregación en la que se habla su idioma a otra donde se necesita ayuda para predicar en otro idioma (Hech. 16:9). Esta es una decisión personal. Aunque les lleve años hablar bien el nuevo idioma, son de gran ayuda en la congregación. Con sus buenas cualidades y experiencia, fortalecen a los hermanos. ¿Verdad que valoramos sus esfuerzos?

¿En qué deben basarse los ancianos al decidir si recomendarán a un hermano?

¿Estaría bien que un cuerpo de ancianos no recomendara a un hermano para ser anciano o siervo ministerial solo porque todavía no habla bien el idioma de la congregación? No. La evaluación del hermano debe basarse en los requisitos bíblicos para los ancianos y los siervos ministeriales, y no en lo bien que habla el idioma (1 Tim. 3:1-10, 12, 13; Tito 1:5-9).

¿Qué deben decidir las familias que se mudan a otro país?

Algunas familias se han mudado a otro país como refugiados o para buscar trabajo. Puede que los hijos vayan a la escuela en el idioma principal del nuevo país y que los padres también tengan que aprenderlo para encontrar empleo. Pero supongamos que hay una congregación o un grupo en su idioma materno. ¿A cuál deberían acudir? ¿A la de su idioma o a la del idioma del país?

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

NOTA: Los anuncios que aparecen en este Sitio, son únicamente para costear los gastos implicados que requieren mantener una página. Por lo tanto este sitio no se responsabiliza de «Los contenidos de las publicidades que aparecen», ya que los anunciantes no son Testigos de Jehová. De modo que se le sugiere no prestar atención ni confiar en dichos anuncios. Atentamente TOOLSJW.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *