Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Domingo 19 de diciembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Domingo 19 de diciembre del 2021

Nadie puede ser esclavo de dos amos (Mat. 6:24).

Quien adora a Dios y a la vez dedica demasiado tiempo y esfuerzo a hacerse rico está tratando en cierto modo de servir a dos amos. No le da a Jehová devoción exclusiva. Hacia finales del siglo primero, los cristianos de la congregación de la ciudad de Laodicea presumían de que eran ricos, habían conseguido riquezas y no necesitaban absolutamente nada. Pero a la vista de Jehová y Jesús eran desdichados, dignos de lástima, pobres y ciegos, y estaban desnudos. Jesús no los corrigió porque fueran ricos, sino porque su amor a las riquezas estaba dañando su amistad con Jehová (Apoc. 3:14-17). Si nos damos cuenta de que en nuestro interior crece el deseo de tener posesiones, tomemos de inmediato medidas correctivas (1 Tim. 6:7, 8). En caso contrario, nuestro corazón estará dividido y Jehová no aceptará nuestra adoración, pues él “exige devoción exclusiva” (Deut. 4:24). w19.10 27 párrs. 5, 6

De acuerdo con 1 Corintios 10:21, 22, ¿por qué debemos escoger bien el entretenimiento?

Nosotros deseamos darle a Jehová devoción exclusiva, así que no podemos comer de “la mesa de Jehová” y de “la mesa de los demonios” (lea 1 Corintios 10:21, 22). Por lo general, comer con alguien es una señal de amistad. Escoger entretenimiento que fomenta la violencia, el ocultismo, la inmoralidad u otros deseos y actitudes carnales es lo mismo que sentarnos a comer con los enemigos de Dios y tomar lo que ellos han preparado. Si lo hacemos, nos perjudicamos a nosotros mismos y dañamos nuestra amistad con Jehová.

a) ¿En qué sentido se puede comparar el entretenimiento a la comida? b) Teniendo en cuenta lo que dice Santiago 1:14, 15, ¿por qué no debemos alimentar malos deseos?

¿En qué sentido se puede comparar el entretenimiento a la comida? Cuando comemos, controlamos lo que metemos en la boca. Pero, una vez que lo tragamos, se inician una serie de procesos automáticos que resultan en que los nutrientes de los alimentos lleguen a formar parte de nuestro organismo. Una buena alimentación nos ayuda a estar sanos, mientras que una mala alimentación daña nuestra salud. Los efectos no se ven de un día para otro, sino con el tiempo.

De modo parecido, cuando elegimos el entretenimiento, controlamos lo que metemos en la mente. Pero después se inician una serie de procesos automáticos que influyen en lo que pensamos y sentimos. El entretenimiento bueno nos hace sentir bien, mientras que el inapropiado nos perjudica (lea Santiago 1:14, 15). Es posible que los efectos no se vean de inmediato, pero se harán evidentes con el tiempo. Por ese motivo, la Biblia nos advierte: “No se engañen: nadie puede burlarse de Dios. Porque lo que uno esté sembrando es lo que cosechará. El que siembra pensando en su carne cosechará de su carne la corrupción” (Gál. 6:7, 8). Así que es muy importante que rechacemos todas las diversiones que promueven las cosas que Jehová odia (Sal. 97:10).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *