Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Lunes 20 de diciembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Lunes 20 de diciembre del 2021

Hombres hablaron de parte de Dios impulsados por espíritu santo (2 Ped. 1:21).

La palabra griega que se traduce “impulsados” significa literalmente “arrastrados”, “llevados”. Lucas, el escritor del libro de Hechos, usó una forma parecida de la misma palabra griega para referirse a un barco que se deja llevar por el viento (Hech. 27:15). Así que, cuando el apóstol Pedro dijo que los escritores de la Biblia fueron “llevados”, utilizó “una fascinante metáfora marítima”, como señaló cierto biblista. En realidad, quiso decir que, tal como el viento impulsa a un barco para que llegue a su destino, el espíritu santo dirigió a los profetas y escritores bíblicos para que cumplieran con su labor. El mismo biblista dijo: “Los profetas alzaron las velas, por decirlo así”. Jehová hizo su parte dándoles “el viento”, es decir, su espíritu. Y los escritores de la Biblia hicieron la suya siguiendo la guía de ese espíritu. Hoy día, tal como los vientos favorables llevan a buen puerto a un barco que se encuentra en medio de un mar agitado, el espíritu santo nos ayuda a superar las tormentas de la vida para que podamos llegar al nuevo mundo que Dios promete. w19.11 9 párrs. 7-9

¿Qué nos enseña sobre la oración la parábola de Jesús que se encuentra en Lucas 11:5-9, 13?

(Lea Lucas 11:5-9, 13). Esta parábola de Jesús muestra cómo debemos pedir el espíritu santo. En ella, el hombre recibió lo que necesitaba “por su insistencia y atrevimiento”. No tuvo miedo de pedirle ayuda a su amigo aunque era medianoche (vea la nota de estudio “persistencia atrevida”, de la Guía de actividades para la reunión Vida y Ministerio Cristianos de julio de 2018). ¿Cómo relacionó Jesús este ejemplo con la oración? Dijo: “Sigan pidiendo y se les dará, sigan buscando y encontrarán, sigan tocando a la puerta y se les abrirá”. De modo que lo que aprendemos es que, para recibir la ayuda del espíritu santo, debemos pedirlo en oración con insistencia.

¿Por qué podemos estar seguros de que Jehová nos dará espíritu santo?

Este ejemplo también nos ayuda a entender por qué Jehová nos dará espíritu santo. El hombre del que habló Jesús quería atender bien al visitante que había llegado tan tarde. Se sentía obligado a darle algo de comer, pero no tenía nada. Jesús dijo que su vecino le dio pan debido a su insistencia y atrevimiento. ¿Qué quería enseñarnos? Que, si un ser humano imperfecto está dispuesto a ayudar a un vecino insistente, con mucha más razón nuestro cariñoso Padre celestial dará espíritu santo a quienes se lo pidan una y otra vez. Por lo tanto, podemos pedirle a Jehová su espíritu con la confianza de que nos responderá (Sal. 10:17; 66:19).

¿Por qué tenemos la seguridad de que saldremos victoriosos?

Pese a que Satanás no parará de intentar derrotarnos, tenemos la seguridad de que saldremos victoriosos. ¿Por qué? Porque el espíritu santo nos ayuda de dos maneras. Primero, nos da el poder para superar las pruebas. Y, segundo, es la fuerza que “hincha nuestras velas” y nos impulsa a seguir sirviendo a Jehová hasta que alcancemos el nuevo mundo. Por lo tanto, resolvámonos a beneficiarnos al máximo de la ayuda del espíritu santo.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *