Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Domingo 5 de septiembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Domingo 5 de septiembre del 2021

Cesen de amoldarse a este sistema de cosas (Rom. 12:2).

A Pablo le preocupaba que al parecer las filosofías y los razonamientos dañinos del mundo de Satanás habían influido en algunos cristianos (Efes. 4:17-19). Esto puede sucedernos a cualquiera de nosotros. Satanás, el dios de este sistema de cosas, utiliza diversos métodos en un esfuerzo desesperado por alejarnos de Jehová. Uno de ellos es explotar cualquier deseo que tengamos de satisfacer ambiciones egoístas o de ser alguien en el mundo. Incluso puede recurrir a nuestros antecedentes, cultura o educación para hacernos pensar como él quiere. ¿Podemos arrancar de nuestra mente cosas que están “fuertemente atrincheradas”? (2 Cor. 10:4). Veamos la respuesta de Pablo: “Estamos derrumbando razonamientos y toda cosa encumbrada que se levanta contra el conocimiento de Dios; y ponemos bajo cautiverio todo pensamiento para hacerlo obediente al Cristo” (2 Cor. 10:5). En efecto, con la ayuda de Jehová podemos controlar los razonamientos erróneos. w19.06 8 párrs. 1-3

¿Cómo nos ayuda la oración a cambiar la fuerza que impulsa nuestra mente?

Lo primero que debemos hacer es orar. Debemos pedir lo mismo que el escritor del salmo que dijo: “Crea en mí hasta un corazón puro, oh Dios, y pon en mí un espíritu nuevo, uno que sea constante” (Sal. 51:10). Debemos reconocer que tenemos la necesidad de cambiar la fuerza que impulsa nuestra mente y pedirle ayuda a Jehová. ¿Por qué estamos seguros de que nos ayudará? Veamos lo que prometió sobre los tercos israelitas de los días de Ezequiel: “Les daré un solo corazón, y un nuevo espíritu pondré dentro de ellos; […] y les daré un corazón de carne”, es decir, receptivo a la guía de Dios (Ezeq. 11:19). Estas palabras nos animan. Jehová estaba dispuesto a ayudar a aquellos israelitas a cambiar y también está dispuesto a ayudarnos a nosotros.

Según el Salmo 119:59, ¿en qué debemos meditar? b) ¿Qué preguntas tenemos que hacernos?

En segundo lugar, es muy importante meditar. Todos los días, es necesario que leamos atentamente la Biblia y dediquemos tiempo a meditar o reflexionar en qué ideas y opiniones debemos cambiar (lea Salmo 119:59; Heb. 4:12; Sant. 1:25). Identifiquemos los pensamientos en los que hayan influido las filosofías del mundo. Tenemos que reconocer con honradez cuáles son nuestras debilidades y luchar por superarlas.

Para ello, podríamos hacernos preguntas como estas: “¿Tengo algo de envidia o celos en el corazón?” (1 Ped. 2:1). “¿Me siento orgulloso de mis antecedentes, educación o situación económica?” (Prov. 16:5). “¿Miro por encima del hombro a quienes no tienen las mismas cosas que yo o a los que son de otra raza?” (Sant. 2:2-4). “¿Me atrae lo que ofrece el mundo de Satanás?” (1 Juan 2:15-17). “¿Me gusta el entretenimiento inmoral y violento?” (Sal. 97:10; 101:3; Amós 5:15). Es posible que las respuestas a estas preguntas pongan de relieve campos en los que debemos trabajar. Si derrumbamos estas ideas “fuertemente atrincheradas”, agradaremos a nuestro Padre celestial (Sal. 19:14).

¿Por qué es tan importante escoger buenos amigos?

En tercer lugar, es necesario escoger buenos amigos. Nos demos cuenta de ello o no, aquellos con los que nos relacionamos influyen mucho en nosotros (Prov. 13:20). En la escuela o en el trabajo, estamos rodeados de personas que no nos ayudan a pensar como Jehová. En cambio, en las reuniones podemos encontrar los mejores amigos, que nos incitarán o motivarán a mostrar amor y hacer buenas obras (Heb. 10:24, 25).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *