TEXTO DIARIO, De hoy Jueves 11 de agosto del 2022

Examinemos las Escrituras todos los días 2022

Jueves 11 de agosto del 2022

Sigue venciendo el mal con el bien (Rom. 12:21).

El apóstol Pablo tenía enemigos muchísimo más poderosos que él. En muchas ocasiones lo mandaron golpear y lo metieron en prisión. También sufrió el maltrato de quienes debieron ser sus amigos. Incluso algunos en la congregación cristiana se pusieron en contra de él (2 Cor. 12:11; Filip. 3:18). Pero nunca se dejó vencer por sus enemigos. Siguió predicando a pesar de la oposición. Fue leal a sus hermanos incluso cuando estos lo decepcionaron. Y, por encima de todo, le fue fiel a Dios hasta el fin de sus días (2 Tim. 4:8). Aunque tenía tanto en su contra, salió victorioso porque confió en Jehová y no en sus propias fuerzas. ¿Tenemos que soportar insultos o persecución? Nuestro objetivo es usar la Palabra de Dios para llegar a la mente y el corazón de quienes tengan una buena actitud. ¿Cómo podemos lograrlo? Empleando la Biblia para responder a las preguntas de las personas, mostrando bondad y respeto a quienes nos tratan mal, y haciéndole el bien a todo el mundo, incluso a nuestros enemigos (Mat. 5:44; 1 Ped. 3:15-17). w20.07 18 párrs. 14, 15

a) Según Filipenses 3:8, ¿qué pensaba Pablo de las cosas a las que había renunciado? b) ¿Por qué dijo Pablo que se alegraba de tener debilidades?

Pablo renunció de buena gana a las cosas que lo hacían poderoso desde el punto de vista de este mundo. De hecho, llegó a decir que aquellas aparentes ventajas eran “un montón de basura” (lea Filipenses 3:8). Eso sí, tuvo que pagar un precio por hacerse seguidor de Cristo. Su propia nación lo llegó a odiar (Hech. 23:12-14). Y los romanos, que eran sus conciudadanos, lo golpearon y lo metieron en la prisión (Hech. 16:19-24, 37). Además, le dolía mucho ser consciente de sus propias limitaciones (Rom. 7:21-25). Pero nunca permitió que sus enemigos o sus debilidades lo detuvieran. Más bien, dijo: “Me alegra tener debilidades”. ¿Por qué? Porque cuando se sentía débil era cuando veía cómo lo ayudaba el poder de Dios (2 Cor. 4:7; 12:10).

¿Cómo debemos ver cualquier supuesta desventaja que tengamos?

Si queremos que Jehová nos conceda su poder, no debemos pensar que nuestra valía personal depende de nuestra fuerza física, educación, cultura o posesiones materiales. Esto no es lo que nos hace útiles a los ojos de Jehová. De hecho, en el pueblo de Dios “no hay muchos sabios desde el punto de vista humano ni muchos poderosos ni tampoco muchos de nacimiento noble”. Más bien, Jehová ha decidido usar “las cosas débiles del mundo” (1 Cor. 1:26, 27). Por tanto, no veamos cualquier supuesta desventaja como un obstáculo para servir a Dios, sino como una oportunidad para ver cómo nos ayuda con su poder. Por ejemplo, si alguien intenta hacernos dudar de nuestras creencias y nos sentimos intimidados, pidamos en oración valor para defender nuestra fe (Efes. 6:19, 20). O, si estamos luchando con algún tipo de enfermedad crónica, pidámosle a Jehová fuerzas para seguir haciendo todo lo que podamos en su servicio. Cada vez que sentimos su ayuda, nuestra fe aumenta y nos hacemos más fuertes.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

NOTA: Los anuncios que aparecen en este Sitio, son únicamente para costear los gastos implicados que requieren mantener una página. Por lo tanto este sitio no se responsabiliza de «Los contenidos de las publicidades que aparecen», ya que los anunciantes no son Testigos de Jehová. De modo que se le sugiere no prestar atención ni confiar en dichos anuncios. Atentamente TOOLSJW.COM

Por toolsjw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.