Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Miércoles 12 de agosto del 2020

Noé fue predicador de justicia (2 Ped. 2:5).

El mensaje que predicó Noé incluía la advertencia de que se acercaba una destrucción. Veamos lo que dijo Jesús: “Porque como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, los hombres casándose y las mujeres siendo dadas en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no hicieron caso hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así será la presencia del Hijo del hombre” (Mat. 24:38, 39). Aunque las personas eran indiferentes, Noé cumplió fielmente con la tarea de darles una advertencia. Hoy día, predicamos el Reino para darles a las personas la oportunidad de conocer cuál es la voluntad de Dios para los seres humanos. Al igual que Jehová, deseamos con sinceridad que escuchen el mensaje y sigan viviendo (Ezeq. 18:23). Al mismo tiempo, predicar de casa en casa y en lugares públicos nos permite advertir al mayor número de personas posible que el Reino de Dios vendrá para poner fin a este mundo malo (Ezeq. 3:18, 19; Dan. 2:44; Rev. 14:6, 7). w18.05 19 párrs. 8, 9.

¿Qué razón para predicar encontramos en Mateo 22:39? y Cuente cómo ayudaron Pablo y Silas a un carcelero de Filipos.

Veamos otra razón importante por la que seguir predicando: amamos al prójimo (Mat. 22:39). Sabemos que las personas pueden cambiar de actitud cuando sufren un cambio en la vida. El amor que sentimos por ellas nos motiva a continuar predicando. Pensemos en lo que les pasó al apóstol Pablo y a su compañero Silas en la ciudad de Filipos. Los opositores los metieron en la cárcel. Pero, de repente, un terremoto sacudió la prisión a medianoche y todas las puertas se abrieron. El carcelero temía que se hubieran escapado los presos, así que estaba a punto de suicidarse. Pero Pablo le gritó que no lo hiciera. Angustiado, el carcelero preguntó: “¿Qué tengo que hacer para salvarme?”. Ellos le respondieron: “Cree en el Señor Jesús y serás salvo” (Hech. 16:25-34).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *