Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Miércoles 28 de octubre del 2020

El rey no debe multiplicarse esposas, para que no se desvíe su corazón (Deut. 17:17).

Salomón desobedeció y con el tiempo se casó con 700 mujeres y tomó 300 concubinas (1 Rey. 11:3). Muchas de ellas no eran israelitas y adoraban a dioses falsos. Así que Salomón también desobedeció la ley que decía que los israelitas no debían casarse con mujeres extranjeras (Deut. 7:3, 4). Poco a poco, Salomón perdió el amor por las leyes divinas e hizo cosas muy malas. Construyó un altar para la diosa Astoret y al menos otro para el dios falso Kemós. Allí practicó la adoración falsa junto con sus esposas. Se atrevió a hacer aquellos altares en una montaña que estaba justo enfrente de Jerusalén, donde había construido el templo de Jehová (1 Rey. 11:5-8; 2 Rey. 23:13). Quizá se engañó a sí mismo pensando que Dios pasaría por alto su desobediencia siempre y cuando siguiera ofreciéndole sacrificios en el templo. Pero Dios nunca pasa por alto el pecado. w18.07 18 párrs. 7-9.

¿Qué puede amenazar nuestra amistad con Jehová?

Como en el caso de Salomón, una de las mayores amenazas para nuestra espiritualidad es la amistad con los que no entienden o no respetan las normas de Jehová. Puede que algunos de ellos sean miembros de la congregación que están débiles espiritualmente. También podrían ser familiares, vecinos o compañeros de trabajo o escuela que no sirven a Dios. En cualquier caso, si nuestros amigos no respetan las normas divinas, con el tiempo podríamos arruinar nuestra amistad con Jehová.

¿Qué puede ayudarnos a decidir si tenemos que romper una amistad?

(Lea 1 Corintios 15:33). La mayoría de la gente tiene buenas cualidades, y no todos los que no son Testigos están haciendo siempre cosas malas. Si tenemos amigos así, ¿quiere decir eso que su amistad es inofensiva? Debemos preguntarnos si estar con ellos hace que nuestra relación con Jehová sea mejor. Pensemos en qué tienen en el corazón. Por ejemplo, ¿hablan casi siempre sobre moda, entretenimiento, dinero, dispositivos electrónicos u otras cosas materiales? ¿Les gusta criticar a otros o contar chistes sucios? Jesús dio esta oportuna advertencia: “De la abundancia del corazón habla la boca” (Mat. 12:34). Así pues, si nos damos cuenta de que relacionarnos con alguien supone un peligro para nuestra amistad con Jehová, actuemos con decisión y limitemos el tiempo que pasamos con esa persona o, si es necesario, rompamos la amistad con ella (Prov. 13:20).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *