Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Sábado 11  de septiembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Sábado 11  de septiembre del 2021

Estén llenos de fruto justo (Filip. 1:11).

No hay duda de que este “fruto justo” incluía el amor a Jehová y a su pueblo. También incluiría hablar a otros sobre nuestra fe en Jesús y sobre nuestra maravillosa esperanza. Llevamos “fruto justo” cuando estamos muy ocupados en la importantísima obra de hacer discípulos (Mat. 28:18-20). Sean cuales sean nuestras circunstancias, podemos brillar como luces resplandecientes. A veces, lo que parecen obstáculos para predicar pueden acabar siendo oportunidades de hacerlo. Este fue el caso del apóstol Pablo. Cuando escribió la carta a los filipenses, estaba bajo arresto domiciliario en Roma. Pero las cadenas no le impidieron predicar con entusiasmo a los guardias y a quienes lo visitaban. Su ejemplo dio a los hermanos valor y ánimo para “hablar sin temor la palabra de Dios” (Filip. 1:12-14; 4:22). w19.08 12 párrs. 15, 16

¿Qué aprendemos del ejemplo de un matrimonio de precursores?

Veamos cómo siguió un matrimonio de precursores la advertencia de no hacer tropezar a los demás. En su congregación, había una pareja recién bautizada que se había criado en un ambiente muy conservador. Estos hermanos creían que los cristianos no debían ir al cine, ni siquiera a ver una película aceptable. Así que se escandalizaron cuando se enteraron de que los precursores habían visto una película. Debido a ello, los precursores decidieron no ir al cine hasta que los hermanos recién bautizados educaran su conciencia y fueran más equilibrados (Heb. 5:14). Así demostraron que los amaban no solo de palabra, sino con hechos (Rom. 14:19-21; 1 Juan 3:18).

¿Cómo podríamos inducir a alguien a pecar?

También podríamos hacer tropezar a alguien si lo incitáramos a pecar. Veamos cómo podría ocurrir. Imaginemos que un estudiante de la Biblia logra vencer su adicción al alcohol después de una larga y difícil lucha. Se da cuenta de que no debe beber nada en absoluto. Hace muchos cambios en poco tiempo y se bautiza. Un día, un hermano los invita a él y a otros cristianos a su casa. Sin ninguna mala intención, le ofrece una bebida alcohólica y le dice: “Ya estás bautizado y tienes el espíritu de Jehová. Recuerda que un aspecto del fruto del espíritu es el autodominio. Si te controlas, podrás beber con moderación”. No hace falta decir cuáles serían las consecuencias si el nuevo hermano hiciera caso de este mal consejo.

¿Cómo nos ayudan las reuniones a seguir los consejos de Filipenses 1:10?

Las reuniones nos ayudan a seguir de muchas maneras los consejos de Filipenses 1:10. Primero, nos recuerdan qué es lo que Jehová considera más importante. Segundo, nos enseñan a aplicar lo que aprendemos y así no tener defectos. Y, tercero, nos motivan a mostrar amor y hacer buenas obras (Heb. 10:24, 25). Cuanto más ánimo recibimos de los hermanos, más amor sentimos por ellos y por nuestro Dios. Si amamos a Jehová y a los hermanos con todo el corazón, intentaremos por todos los medios no hacer tropezar a ningún hermano.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *