Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Sábado 12 de septiembre del 2020

¿Hasta cuándo clamaré a ti por socorro contra la violencia, sin que tú salves? (Hab. 1:2).

Habacuc vivió en una época muy difícil. Estaba muy triste porque todo el mundo era malvado y violento. ¿Cuándo acabaría la maldad? ¿Por qué no había hecho nada Jehová? Este profeta solo veía injusticia y opresión, y los culpables eran los mismos israelitas. Se sentía indefenso. Pues bien, en ese período tan oscuro le rogó a Dios que hiciera algo. Quizás había empezado a pensar que a Jehová no le importaba lo que pasaba y que se estaba tardando demasiado. ¿Nos hemos sentido alguna vez como este fiel siervo de Dios? ¿Había perdido Habacuc la confianza en Jehová y sus promesas? Por supuesto que no. El solo hecho de que le confiara a Jehová y no a otro ser humano sus problemas y preocupaciones demuestra que no había cedido a la desesperación. Obviamente estaba preocupado debido a que no entendía por qué Dios no había hecho nada y permitía que sufriera. w18.11 14 párrs. 4, 5.

¿Por qué es importante la oración?

Habacuc confiaba en su Amigo y Padre, Jehová. Por eso tomó la iniciativa en dirigirse a él. En lugar de confiar en su propio entendimiento y dejarse consumir por la inquietud, le contó a Dios lo que sentía y le preocupaba. Así nos dejó un buen ejemplo. Jehová, que escucha nuestras oraciones, nos invita a demostrar nuestra confianza en él diciéndole lo que nos preocupa (Sal. 65:2). Si lo hacemos, sentiremos su cálido abrazo cuando responda nuestras oraciones y nos dé su dirección (Sal. 73:23, 24). Nos ayudará a entender cómo ve él las cosas, sin importar lo que nos aflija. Orar con sinceridad a Jehová es una de las mayores expresiones de confianza en él.

¿Cómo reaccionó Jehová a las inquietudes de Habacuc?

(Lea Habacuc 1:5-7). Habacuc había dejado sus inquietudes en manos de Jehová. Pero entonces quizás se preguntó cuál sería su reacción. Puesto que Jehová es como un padre que comprende a sus hijos y se pone en su lugar, no reprendió al profeta por sus quejas sinceras. Dios sabía que eran un grito desesperado de dolor. En palabras que en realidad iban dirigidas a los israelitas infieles, Jehová le dijo lo que ocurriría en el futuro cercano. Es muy probable que Habacuc fuera la primera persona a quien Jehová le reveló que aquella época violenta se acercaba a su fin.

¿Por qué desconcertó a Habacuc la respuesta de Jehová?

Jehová le hizo ver a Habacuc que estaba preparado para actuar. Aquella generación malvada y violenta no tardaría en recibir un castigo. Con la expresión “en los días de ustedes”, Jehová indicó que su juicio llegaría en los días del profeta y sus contemporáneos. Ahora bien, ¿era esta la respuesta que esperaba Habacuc? En absoluto. Lo que Jehová dijo significaría más sufrimiento para todo Judá. Los caldeos o babilonios eran despiadados y más violentos que la propia nación de Habacuc, que al menos conocía las normas de Dios. ¿Por qué usaría Jehová a una nación pagana y cruel para castigar a su pueblo? Si nosotros hubiéramos escuchado esta respuesta, ¿cómo habríamos reaccionado?

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Un comentario en «TEXTO DIARIO, De hoy Sábado 12 de septiembre del 2020, ¿Hasta cuándo clamaré a ti por socorro contra la violencia, sin que tú salves? (Hab. 1:2).»
  1. Me encanta este sitio, siempre lo busco para leer el texto, sus comentarios me ayudan a profundizar más y me da más ideas,es una bedición de Jehova,y no solo el texto es todo lo demás, a veces no nos damos cuenta de algo y ahí esta en comentario ,todo para sacar un buen provecho de todo lo q se estudia,me encanta, sigan así ,un saludito desde Cuba a todos los que trabajan con empeño a q esto sea posible y q sea tan putual, abraso desde acá.Muchas Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *