Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Sábado 21 de agosto del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Sábado 21 de agosto del 2021

No peleo dándole golpes al aire (1 Cor. 9:26).

Poner por escrito nuestro plan de acción nos ayudará a convertir nuestras decisiones en acciones (1 Cor. 14:40). Por ejemplo, a los cuerpos de ancianos se les dice que designen a un anciano para anotar las decisiones que toman, así como quién las ejecutará y cuándo sugieren que las termine. Los ancianos que siguen esta instrucción tienen más probabilidades de lograr sus objetivos. Nosotros podemos hacer algo parecido. Por ejemplo, podemos elaborar una lista diaria de tareas pendientes y ponerlas en el orden en que pensamos realizarlas. Esto no solo nos ayudará a terminar lo que empezamos, sino a hacer más cosas en menos tiempo. Pero tendremos que esforzarnos. Apegarse a un plan y terminar lo que se empieza requiere esfuerzo (Rom. 12:11). El apóstol Pablo le dijo a Timoteo que siguiera aplicándose en ser un mejor maestro y que no dejara de hacerlo. Ese consejo es válido para cualquier otra meta espiritual (1 Tim. 4:13, 16). w19.11 29, 30 párrs. 15, 16

¿Qué debemos hacer antes de tomar una decisión?

Investigar a fondo. Consultemos la Palabra de Dios, leamos las publicaciones de la organización de Jehová y hablemos con alguien de confianza (Prov. 20:18). Es fundamental hacer todo esto cuando estamos pensando en cambiar de trabajo, en mudarnos a otro lugar o en lo que vamos a estudiar a fin de ganarnos la vida y seguir sirviendo a Dios.

¿Cómo nos beneficiará ser honrados con nosotros mismos?

Analizar los motivos. A Jehová le importan las razones por las que hacemos las cosas (Prov. 16:2). Él espera que seamos honrados en todo. Por tanto, tenemos que ser honrados con nosotros y con los demás cuando tomamos una decisión. Si no lo somos por completo, es probable que nos cueste terminar lo que empezamos. Supongamos que un joven decide ser precursor, pero al cabo de un tiempo no consigue llegar a las horas y no se siente feliz en el ministerio. Quizás pensó que su motivo principal para ser precursor era agradar a Jehová. Sin embargo, ¿pudiera ser que en realidad lo hiciera para agradar a sus padres o a alguien a quien admira?

¿Qué se necesita para hacer cambios?

Veamos otro caso. Un estudiante de la Biblia se resuelve a dejar de fumar. Al principio, se esfuerza mucho y no fuma durante una o dos semanas, pero recae. Al final, lo consigue. Su amor por Jehová y su deseo de agradarle lo han ayudado a vencer el vicio (Col. 1:10; 3:23).

¿Por qué debemos tener metas concretas?

Ser concretos. Esto nos ayudará a terminar lo que empezamos. Por ejemplo, si hemos decidido leer la Biblia con más frecuencia pero no tenemos un programa, puede que no lo consigamos.* Otro caso: los ancianos de una congregación deciden visitar más a los hermanos, pero pasa el tiempo y no lo han hecho. Una ayuda para lograrlo sería que se hicieran preguntas como estas: “¿Hemos decidido a qué hermanos les vendría bien recibir una visita? ¿Hemos fijado un momento concreto en el que visitarlos?”.

¿Qué es posible que tengamos que hacer, y por qué?

Ser realistas. Nadie tiene el tiempo, los recursos ni las energías para hacer todo lo que quisiera. Así que debemos ser realistas y razonables. Es posible que a veces tengamos que cambiar una decisión que no podemos cumplir (Ecl. 3:6). Ahora bien, si revisamos una decisión, hacemos los cambios necesarios y pensamos que podemos llevarla a cabo, ¿qué nos ayudará a terminar lo que empezamos? Veamos cinco pasos.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *