Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Sábado 26 de diciembre del 2020

 

 

Sábado 26 de diciembre del 2020

Le amargaron el espíritu y él empezó a hablar imprudentemente con sus labios (Sal. 106:33).

Aunque los israelitas provocaron a Jehová, fue Moisés quien se sintió amargado. Su falta de autodominio resultó en que hablara sin pensar en las consecuencias. Moisés dejó que las acciones de los demás lo distrajeran, y no mantuvo la vista fija en Jehová. La primera vez que los israelitas se quejaron por falta de agua, Moisés reaccionó bien (Éx. 7:6). Sin embargo, es posible que ahora estuviera cansado y frustrado por tener que tratar durante décadas con aquel pueblo rebelde. Quizá pensó más en sus sentimientos que en honrar a Jehová. Si un profeta fiel como Moisés se distrajo y pecó, a nosotros podría pasarnos lo mismo. Igual que él, estamos a punto de entrar en el nuevo mundo que Dios nos ha prometido (2 Ped. 3:13). Ninguno queremos perdernos ese privilegio tan especial. Pero, si deseamos alcanzarlo, tenemos que mantener la vista fija en Jehová y tratar de hacer siempre su voluntad (1 Juan 2:17). w18.07 15 párrs. 14-16.

NO DEJEMOS QUE NOS DISTRAIGAN LAS ACCIONES DE LOS DEMÁS

¿Qué nos ayudará a no ceder a la frustración?

No cedamos a la frustración. En ocasiones, tenemos que enfrentarnos a los mismos problemas una y otra vez. Pero la Biblia nos da este consejo: “No desistamos de hacer lo que es excelente, porque al debido tiempo segaremos si no nos cansamos” (Gál. 6:9; 2 Tes. 3:13). Cuando enfrentemos situaciones frustrantes o tengamos roces constantemente con alguien, ¿controlaremos nuestras reacciones y lo que digamos? (Prov. 10:19; 17:27; Mat. 5:22). Si otros nos irritan, debemos aprender a cederle “lugar a la ira”. ¿La ira de quién? La de Jehová (lea Romanos 12:17-21). Esto lo hacemos si dirigimos los ojos a Dios y esperamos con paciencia a que él actúe cuando lo considere necesario. Hacer lo contrario y vengarnos de alguna forma equivaldría a faltarle el respeto a Jehová.

¿Qué debemos recordar cuando recibimos instrucciones?

Sigamos con mucha atención las instrucciones más recientes. Cuando Jehová nos da nuevas instrucciones mediante su organización, debemos hacer enseguida lo que nos dice. No insistiremos en seguir haciendo las cosas como en el pasado (Heb. 13:17). Al mismo tiempo, tendremos cuidado de no ir “más allá de las cosas que están escritas” (1 Cor. 4:6). Al obrar así, demostraremos que tenemos la vista fija en Jehová.

¿Cómo evitaremos que nuestra relación con Jehová se dañe por culpa de los errores de los demás?

No permitamos que nuestra relación con Jehová se dañe por culpa de los errores de los demás. Si mantenemos la vista fija en Jehová, no dejaremos que las acciones de los demás nos amarguen o nos lleven a hacer algo que dañe nuestra amistad con él. Esto deben tenerlo presente sobre todo quienes tienen alguna responsabilidad en la organización de Dios, igual que Moisés. Es verdad que cada uno de nosotros debe esforzarse por obedecer a Jehová para obtener la salvación. Pero debemos recordar que Dios no nos juzga a todos de acuerdo con una norma inflexible (Filip. 2:12). Mientras más responsabilidad tengamos, más cuentas nos pedirá Dios (Luc. 12:48). Si de verdad amamos a Jehová, nada nos hará caer ni nos separará de su amor (Sal. 119:165; Rom. 8:37-39).

¿A qué debemos resolvernos?

En estos tiempos difíciles, mantengamos los ojos fijos en aquel que está sentado en su trono en los cielos para así percibir cuál es su voluntad. Nunca permitamos que las acciones de otras personas afecten nuestra amistad con Dios. Lo que le ocurrió a Moisés graba esta lección en nuestra mente y corazón. En lugar de reaccionar mal a las imperfecciones de los que nos rodean, resolvámonos a dirigir los ojos “a Jehová nuestro Dios hasta que nos muestre favor” (Sal. 123:1, 2).

Aunque este lugar también se llamaba Meribá, no es el mismo que mencionamos en el párrafo 6, el cual estaba cerca de Refidim y recibió también el nombre de Masah. A ambos lugares se les llamó Meribá debido a la riña que hubo allí (vea el mapa de la sección 7 del folleto Guía para el estudio de la Palabra de Dios).

Respecto a este relato, el profesor John A. Beck dice: “Según una tradición judía, los rebeldes dijeron: ‘Moisés conoce las propiedades de esta roca en particular. Si quiere demostrar que puede hacer milagros, que nos saque agua de este otro tipo de roca’”. Claro, esto es solo una tradición.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *