Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Viernes 10 de diciembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Viernes 10 de diciembre del 2021

Cada uno llevará su propia carga de responsabilidad (Gál. 6:5).

En caso de una proscripción, tal vez nos preguntemos si deberíamos mudarnos a un país donde haya libertad para servir a Jehová. Esta es una decisión que nadie puede tomar por nosotros. A algunos hermanos quizás los ayude analizar lo que hicieron los cristianos del siglo primero cuando se les persiguió. Los discípulos de Jerusalén se trasladaron a varios lugares de Judea y Samaria, e incluso se fueron a Fenicia, Chipre y Antioquía (Mat. 10:23; Hech. 8:1; 11:19). En cambio, el apóstol Pablo decidió quedarse en la zona donde se había desatado una oleada de persecución (Hech. 14:19-23). ¿Qué aprendemos de estos relatos? Que cada cabeza de familia debe tomar su propia decisión. Antes de hacerlo, debe orar a Jehová y analizar con cuidado las circunstancias de su familia, así como los efectos buenos y malos de mudarse. No debemos juzgar a nadie por lo que haga. w19.07 10 párrs. 8, 9

¿Qué intentará hacer Satanás, y cómo evitaremos esta trampa?

No permitamos que los pequeños problemas nos dividan. Satanás sabe que una casa dividida no puede permanecer en pie (Mar. 3:24, 25). Por eso, siempre tratará de dividirnos. De ese modo, espera que empecemos a pelear entre nosotros en lugar de pelear contra él.

¿Qué buen ejemplo puso la hermana Gertrud Poetzinger?

Hasta los cristianos maduros deben estar atentos para no caer en esta trampa. Veamos el caso de Gertrud Poetzinger y Elfriede Löhr. Estas dos cristianas ungidas estaban en un campo de concentración nazi junto con otras hermanas. Gertrud empezó a envidiar a Elfriede porque esta daba discursos animadores al resto de las hermanas del campo. Tiempo después, se sintió avergonzada y le rogó a Jehová que la ayudara. Escribió: “Tenemos que aprender a aceptar que otros tienen más habilidades o responsabilidades que nosotros”. ¿Cómo superó los celos? Se centró en las cualidades y la agradable personalidad de Elfriede. Así recuperó su buena relación con ella. Ambas sobrevivieron al campo de concentración y sirvieron fieles a Jehová hasta el final de su vida en la Tierra. Si nos esforzamos por superar las diferencias con nuestros hermanos, evitaremos la trampa de la desunión (Col. 3:13, 14).

¿Por qué no debemos desobedecer las instrucciones?

No desobedezcamos las instrucciones. Si hacemos lo que nos dicen los hermanos responsables y confiables, nos libraremos de problemas (1 Ped. 5:5). Veamos un ejemplo. En un país donde la obra está proscrita, los hermanos recibieron la instrucción de no dejar publicaciones en la predicación. Pero un precursor creyó que sabía hacer las cosas mejor y no hizo caso. ¿Qué sucedió? Un día, tras predicar informalmente, la policía los interrogó a él y a otros hermanos. Al parecer, agentes del gobierno los habían seguido y habían conseguido todas las publicaciones que habían dejado. ¿Qué aprendemos? Que tenemos que obedecer las instrucciones aunque creamos que sabemos hacer las cosas mejor. Jehová nos bendecirá siempre si colaboramos con los hermanos a los que ha nombrado para dirigirnos (Heb. 13:7, 17). 

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *