Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Jueves 9 de diciembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Jueves 9 de diciembre del 2021

Amonesten a los desordenados, den su apoyo a los débiles, tengan gran paciencia para con todos (1 Tes. 5:14).

Jehová envió a unos ángeles no solo para que advirtieran a Lot de la destrucción de Sodoma, sino también para que lo ayudaran a escapar (Gén. 19:12-14, 17). De manera similar, tal vez tengamos que advertir a un hermano si nos damos cuenta de que está haciendo algo que le traerá problemas. Aunque le tome tiempo poner en práctica los consejos de la Biblia, tengamos paciencia. Seamos como aquellos dos ángeles. En vez de darnos por vencidos y apartarnos del hermano, busquemos maneras prácticas de ayudarlo (1 Juan 3:18). Puede que tengamos que agarrarlo de la mano, por así decirlo, y ayudarlo a poner en práctica los sabios consejos de la Biblia. Jehová podía haberse centrado en los defectos de Lot, pero no lo hizo. Tiempo después, inspiró al apóstol Pedro a describir a Lot como un hombre justo (Sal. 130:3). Imitemos su ejemplo y centrémonos en las buenas cualidades de nuestros hermanos. Si lo hacemos, seremos más pacientes con ellos, y es más probable que ellos acepten nuestra ayuda. w19.06 21 párrs. 6, 7

¿Cómo podemos consolar a alguien que ha enviudado?

¿Cómo podemos consolar a alguien que ha enviudado? Lo primero que debemos hacer es hablar con esa persona aunque nos sintamos incómodos o no sepamos qué decir. Paula añade: “Comprendo que la muerte es un tema con el que la gente se siente incómoda. Les preocupa decir algo inapropiado. Pero no decir nada es peor que unas palabras poco acertadas”. Puede que la persona que está de duelo no espere que digamos algo muy profundo. Paula indica: “Agradecía que mis amigos simplemente me dijeran que lo sentían mucho”.

William, que perdió a su esposa hace algunos años, señala: “Me gusta que los demás me cuenten los bonitos recuerdos que tienen de mi esposa. Eso me demuestra que la querían y la apreciaban. Esta clase de apoyo es de gran ayuda para mí. Sus palabras me consuelan mucho, pues amaba a mi esposa con todo mi corazón y era una parte muy importante de mi vida”. Bianca explica: “Es un consuelo para mí que otros oren conmigo y que me lean uno o dos textos bíblicos. Me ayuda que me hablen de mi esposo y que me escuchen cuando les hablo de él”.

a) ¿Qué debemos seguir haciendo por quienes han enviudado? b) Según Santiago 1:27, ¿qué responsabilidad tenemos?

Tal como Rut se mantuvo al lado de Noemí, debemos seguir apoyando a quienes han enviudado. Paula, mencionada antes, dice: “Justo después de la muerte de mi esposo, recibí mucho apoyo. Con el paso del tiempo, la vida de la gente pareció volver a la normalidad. Pero mi vida había cambiado por completo. Es de gran ayuda que los demás entiendan que la persona que está de duelo necesita apoyo durante meses, incluso durante años”. Como es lógico, cada persona es distinta y vive el duelo de manera diferente. Algunas parecen adaptarse a sus nuevas circunstancias relativamente rápido. En cambio, otras sufren cada vez que hacen algo que hacían con la persona fallecida. No olvidemos que Jehová nos da el honor y la responsabilidad de cuidar de quienes han enviudado (lea Santiago 1:27).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *