Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 16-22 de agosto 2021, Deuteronomio 27 al 28.

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Dt 27:17. ¿Por qué la Ley prohibía que se movieran las señales que marcaban los límites del vecino? (it-1 1160).

Dado que los terratenientes por lo general dependían del producto de sus terrenos, mover hacia atrás un hito significaría privar a otra persona de parte de sus medios de subsistencia. Esta acción equivalía a robo, y es así como se veía en tiempos antiguos.

Sin embargo, había personas sin escrúpulos que cometían tales abusos, y en los días de Oseas a los príncipes de Judá se les asemejó a los que movían hacia atrás un lindero.

COMENTARIOS ADICIONALES

La ley de Jehová decía que quién movía hacia atrás «el hito o señal de su semejante» era maldito. La razón era porque los terratenientes en general dependían del producto de sus terrenos, y el que alguien moviera hacia atrás una señal significaría privar a esta persona de parte de sus medios de subsistencia. Esta acción equivalía a robo, por eso Jehová prohibía que se movieran

Porque al mover las señales se estaría violando la integridad de la propiedad y del terreno de la persona afectada, se estaría privando a la otra persona parte de sus medios de subsistencia, es por eso que mover las señales que marcaban los límites era considerado como un robo descarado.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Deuteronomio 27:12,13 Más de un millón de personas, entre hombres, mujeres y niños, pertenecientes a seis de las tribus de Israel, están de pie enfrente del monte Guerizim. Al otro lado del valle, aproximadamente el mismo número de personas, pertenecientes a las otras seis tribus, están enfrente del monte Ebal.

Deuteronomio 27:16 Más de un millón de voces contestaron al unísono su aceptación de este recordatorio. Muchos de los que entrarían a la Tierra prometida serían niños y jóvenes nacidos en el desierto y esto haría que la nueva calidad de vida haga despreciar a sus padres. Hoy se ve a las personas mayores como una carga y pocos tienen respeto por ellos. Queremos seguir demostrando nuestro agradecimiento a nuestros padres sin importar su edad o educación.

Tambien en Deuteronomio 27:16 Una de las maldiciones recaería sobre aquel israelita que tratara con desprecio a su padre o a su madre, esta advertencia era evitar que se viole el quinto mandamiento que trata sobre honrar padre y madre, Jehová esperaba que el israelita guardara el quinto mandamiento ya que los padres actúan como representantes de Dios y al obedecer dicho mandamiento los hijos honraban y obedecían tanto al Creador como a las personas a quienes Él había conferido la autoridad, sin importar la edad que tengamos siempre debemos respetar a nuestros padres.

Deuteronomio 28:9,10 A esta nación escogida, Jehová dijo por boca de su profeta Amós: «Solo a ustedes ha conocido de todas las familias del suelo.» No solo se identificaba a la nación por el nombre de Él, sino que también Él conocía a la nación por nombre.Esto me enseña que el pueblo de Jehová es muy reconocido como exclusivo de Dios. La enseñanza, conducta y actividad en el ministerio lo caracteriza como apartado para Él. Todos reconocen a los testigos de Jehová como diferentes en todo aspecto.

Deuteronomio 28:45 Los israelitas tenían gozo cuando agradaban a Dios. Pero ¿Qué sucedía cuando lo desobedecían? se les advirtió las consecuencias de su mal obrar. Las bendiciones y las invocaciones de mal dejaban claro quiénes eran los siervos de Jehová y quienes no.

Las invocaciones del mal también confirmaron que no se pueden tratar con falta de respeto ni desdeñar los principios y propósitos de Dios. Dado que los israelitas no prestaron atención a las advertencias de Jehová sobre la desolación y el exilio, Jerusalén se convirtió en » una invocación de mal para todas las naciones de la tierra». Por eso, obedezcamos a Dios y disfrutemos de su favor. El gozo es una de las muchas bendiciones divinas que reciben los piadosos.

Deuteronomio 28:3 El Israelita que obedeciera a Jehová sería bendecido, tanto si vivía en la ciudad o vivía en el campo. Esto me ENSEÑA: que la bendición de Jehová no está sujeta al lugar donde se esté o a la asignación que se tenga. Algunos cristianos quizás se sientan atrapados porque tal vez anhelen servir a Jehová en un lugar diferente. Otros se  desaniman o descorazonan porque no tienen un nombramiento o sus circunstancias no les permiten  participar más en el ministerio. Sin embargo, debemos recordar que si escuchamos y obedecemos a Jehová tendremos su bendición sin importar el lugar o asignación que tengamos.

Deuteronomio 28:4 Este texto emplea el pronombre personal «tu», lo que indica que el Israelita obediente disfrutaría «personalmente» de las bendiciones dichas por Jehová. Esto me ENSEÑA: que cuando nos sentimos abatidos por problemas o sentimientos de ineptitud, hacemos bien en detenernos un momento y reflexionar sobre «Las bendiciones personales» que Jehová nos ha dado y nos dará en el futuro. Meditar en que Jehová quiere bendecirnos de manera «individual» nos hará revivir el gozo perdido y nos ayudará a seguir sirviéndole con toda el alma y motivados por un corazón  lleno de gratitud.

Deuteronomio 27:13-15 De esa manera, Moisés, una vez más «repite y advierte» al pueblo de Israel el resultado de desobedecer y las maldiciones que les ocurriría por su mal proceder. Esto me ENSEÑA: lo necesario que son «las repeticiones de las advertencias que Jehová a dejado en su palabra la Biblia». El objetivo de estas, no es solamente exponer información, sino que entendamos, recordemos y pongamos en práctica lo que se nos dice para evitar las calamidades y maldiciones divinas. Así que no nos cansemos de escuchar y obedecer las advertencias continuas, pues el que lo hagamos significa vida eterna en un mundo maravilloso.

Deuteronomio 28:5:17 Como el recipiente para amasar era una pieza importante para la preparación del «pan de cada día», es obvio que la bendición de Jehová sobre ella significaba una cantidad suficiente de alimento en el hogar, mientras que la maldición de tener alimento literal diario. Sin embargo, debemos recordar que «el pan de la vida», Jesucristo, es una provisión de mucho más valor. Por eso si no queremos padecer hambre espiritual obedezcamos las leyes de Dios así disfrutaremos de «pan en abundancia por toda la eternidad».

Deuteronomio 28:47 Los Israelitas que no servían a Jehová con gozo mostraban que algo iba mal en su corazón y que no apreciaban la bondad amorosa de Jehová. Esto me ENSEÑA: que para tener «gozo verdadero» es necesario una conciencia limpia, una actitud positiva, agradecida con respecto a las bendiciones y los privilegios que Dios nos ha dado. Por eso, si hemos aflojado el paso y no sentimos gozo, es preciso orarle a Jehová para que nos dé su espíritu santo, esta fuerza poderosa nos ayudará a tener estabilidad espiritual y reavivar tanto el amor que teníamos al principio como el gozo de corazón.

Deuteronomio 28:39 Moisés profetizó que la apostasía de Israel haría que se marchitaran incluso sus viñas literales. Y es que, un solo gusano en el tronco principal puede comerse el interior y hacer que la vid se marchite en un par de días. Esto me ENSEÑA:  que en sentido espiritual es igual, el efecto negativo y mortal que tienen las dudas, quejas, ideas y enseñanzas falsas apóstatas ponen en peligro la espiritualidad de otros. Para evitar que nos engañen debemos aprender a identificar » el modelo de palabras saludables» que nos protege de los que «pervierten las buenas nuevas acerca del Cristo «. Así que, ¡No tengamos ningún trato con los apóstatas!

Deuteronomio 28:36 Moisés advierte a los israelitas de las consecuencias de rebelarse contra Jehová. Se les llevaría al destierro donde vivirían en medio de naciones paganas y les «resultaría difícil mantenerse íntegros a Dios». Esto me ENSEÑA: que circunstancias parecidas, Jesús dijo que sus seguidores «no son parte del mundo». El cristiano fiel debe «superar la prueba difícil de mantenerse íntegro a Jehová» y no adoptar las costumbres, actitudes y practicas anti bíblicas de este mundo. Pero comprendemos que nuestra postura no es negociable: nuestra lealtad pertenece a Jehová.

 Moisés había advertido a los israelitas de las nefastas consecuencias de rebelarse contra Jehová y su Ley, lastimosamente siglos después sufrirían las consecuencias de sus malas acciones y los israelitas llegaron a estar cautivos en Babilonia y tuvieron que vivir entre personas que veneraban a muchos dioses, les resultaría difícil mantenerse íntegros a Jehová ya que a algunos de ellos se les obligó a adoptar nombres babilónicos, sin duda vivir en esas circunstancias presentaba un auténtico reto para los judíos desterrados.

Deuteronomio 27:5. Jehová mando a los israelitas a que le construyeran un altar de piedras sin labrar después de cruzar el río Jordán y esta orden se cumplió cuando Josué construyó  dicho altar en el monte Ebal, pero en la parte final de este texto se indicó que no debían usar instrumentos de hierro al realizar dicho altar, esto pude deberse a que como en esa época los israelitas todavía no estaban capacitados para trabajar con hierro, la utilización de herramientas de hierro podría indicar que hacían uso de la cooperación y la capacidad de las otras naciones.

Deuteronomio 27:11-13. Según las instrucciones que Moisés, las tribus de Israel se reunirían en los montes Guerizim y Ebal bajo la dirección de Josué poco después de cruzar el río Jordán para escuchar las bendiciones que recibirían si obedecían y las maldiciones que les esperaban si le desobedecían, para ello las tribus de Simeón, Leví, Judá, Isacar, José y Benjamín estuvieron de pie para escuchar las bendiciones y las otras seis tribus escucharían las maldiciones, esto no significa que unas tribus serian bendecidas y las otras maldecidas, simplemente fueron asignados así.

Deuteronomio 27:26. Otra de las maldiciones que sufrirían los israelitas seria por no respetar las palabras de la Ley y no obedecerlas, Jehová repitió en muchas ocasiones las consecuencias que tendrían los israelitas en caso de no cumplir sus mandatos pero examinado la historia de la nación israelita podemos notar que el pueblo varias veces no hizo caso a tales advertencias y por eso sufrieron las consecuencias de la maldición, Jehová es como un padre justo ya que advirtió a su pueblo para que no hicieran lo malo, pero en visa de su constante desobediencia tuvo que darles un castigo merecido.

Deuteronomio 28:1-6. Justo antes de que los israelitas entraran en la Tierra Prometida, Jehová les garantizó que disfrutarían de gran prosperidad y seguridad si obedecían su voz, entre estas bendiciones esta la garantía de disfrutar de seguridad tanto como si estuvieran en la ciudad como si estuvieran en un campo, tendrían abundante alimento e incluso llegarían a tener muchas posesiones gracias a las bendiciones de Jehová y notemos que Dios aseguró que esas bendiciones les alcanzarían, recalcando así que su cumplimiento estaba totalmente garantizado.

Deuteronomio 28:12. Aquí se menciona que Jehová abrirá su almacén, refiriendo al cielo, para bendecir todo lo que se haga en la tierra que los israelitas iban a ocupar, como los cielos físicos desempeñan una parte vital en sostener la vida en la Tierra y hacer que esta prospere por medio de la luz del Sol, la lluvia, el rocío, los vientos refrescantes y otros beneficios atmosféricos, se dijo de manera poética que el cielo es el rico almacén de Jehová, con esto podemos aprender que Jehová es muy generoso con sus siervos y que está dispuesto a abrir sus puertas para bendecir a sus siervos.

Deuteronomio 28:15-20. Así como los israelitas habían escuchado las bendiciones que recibirían por adorar a Jehová y obedecerle, también escucharon las maldiciones que sufrirían en caso de que no lo hicieran y precisamente era todo lo contrario a las bendiciones, por ejemplo quedarían expuesto a varios peligros ya sea en las ciudades o campos, no tendrían lo necesario para alimentarse, verían con sus propios ojos como todo lo que les pertenecía iba menguando poco a poco, sin duda esas maldiciones les harían entender que desobedecer a Jehová tendría resultados catastróficos.

Deuteronomio  28:36. Moisés había advertido a los israelitas de las nefastas consecuencias de rebelarse contra Jehová y su Ley, lastimosamente siglos después sufrirían las consecuencias de sus malas acciones y los israelitas llegaron a estar cautivos en Babilonia y tuvieron que vivir entre personas que veneraban a muchos dioses, les resultaría difícil mantenerse íntegros a Jehová ya que a algunos de ellos se les obligó a adoptar nombres babilónicos, sin duda vivir en esas circunstancias presentaba un auténtico reto para los judíos desterrados.

2 comentarios en «BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS 2021, Semana Del 16 al 22 de agosto , Deuteronomio 27 al 28, Respuestas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *