Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 23-29 de agosto 2021, Deuteronomio 29 al 30.

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Dt 29:4. ¿Por qué nos sirve de advertencia el mal ejemplo de los israelitas? (it-2 527).

Porque nos da a conocer que Jehová permite que el oído espiritual de los desobedientes se embote como los tercos y desobedientes israelitas que tenían ‘oídos incircuncisos’, es decir, cerrados que les impedía oír. En cambio, Jehová da oídos de entendimiento y obediencia a los que buscan de él. El apóstol Pablo predijo que habría un tiempo en que algunos cristianos apostatarán de la fe y no querrían oír la verdad de la palabra de Dios, sino que desearían que se les ‘regalara’ los oídos con cosas agradables, y por lo tanto, escucharían a maestros falsos. De modo que es una advertencia para estar en guardia ante tal peligro.

COMENTARIOS ADICIONALES

Porque nos hace ver lo importante que es el que estemos dispuestos a oír y aceptar lo que Jehová nos manda, no podemos ser como algunos que prefirieron que se les regalare oídos con cosas agradables, sin importarles que fuesen falsos maestros. Estos Israelitas y algunos cristianos del primer siglo dejaron a Jehová por esa actitud, debemos evitar que nos pase lo mismo.

Los israelitas con el tiempo se volverían tercos y desobedientes, es por esos llegarían a tener unos oídos que no oigan en sentido espiritual es decir, no prestarían atención a las palabras de Dios y eso hizo que sufrieran tristes consecuencias, en el caso de los cristianos también puede pasar lo mismo ya que al no querer oír la verdad de la Palabra de Dios, el cristiano se pudiera volver terco y desobediente a la enseñanza sana, por eso no permitamos que nuestros oídos lleguen a estar sordos en sentido espiritual.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Deuteronomio 30:2-5. Jehová insistió a los israelitas a que se «vuelvan a él»; es más, les indica el camino que debían seguir para regresar del exilio y recuperar su favor. Esto me ENSEÑA: que Jehová desea que los pecadores » vuelvan a Él» y esta dispuesto a perdonarlos. Por eso, a la luz de los principios bíblicos, ellos deben cumplir y ajustarse con sinceridad a las normas divinas, así tendrán la posibilidad de volver a ocupar un lugar entre los siervos devotos de Dios y sobre todo recuperarán su favor. Realmente es un gusto saber que Jehová da paz y esperanza a quienes quieren «volver a Él». Si lo hacen, Él y nosotros los recibiremos con los brazos abiertos.

Deuteronomio 29:26-28. Cuando los israelitas adoraban a otros dioses, aumentaba la furia, el enojo y la indignación de Jehová debido a la gravedad de este pecado. Esto me ENSEÑA: que cuando Jehová se enoja, siempre está claro el porqué. Y aún en esos momentos Él siempre actúa con justicia. Jehová nos ha dicho claramente qué cosas le molestan, por eso, nos toca a nosotros evitar las actitudes y hechos que provocan su furia e indignación. Saber lo que le agrada y lo que no debe motivarnos a sentir un profundo respeto por Él, porque nos indica que solo desatará su furia contra quiénes se empeñan en hacer lo malo.

Deuteronomio 29:29.  Moisés dijo que «las cosas reveladas» les pertenecía a los Israelitas. Esto fue porque Jehová les dio suficiente información mediante la ley para que la conocieran y la cumplieran. Esto me ENSEÑA: que, Jehová también ha sido muy generoso con nosotros porque nos a «revelado las verdades» mediante su palabra la Biblia. En ella se nos enseña acerca de los propósitos de Jehová que incluye una esperanza maravillosa para los seres humanos obedientes. Así que estudiemos la Biblia con regularidad y apliquémosla en nuestra vida, de esa forma mostramos aprecio por «las cosas reveladas» que provienen de Jehová.

En este texto se nos dice que as cosas escondidas le pertenecen a Jehová nuestro Dios, pero las cosas reveladas nos pertenecen a nosotros, según el contexto de las palabras de Moisés, las cosas reveladas de que él hablaba tenían que ver con el pacto de la Ley y que las cosas reveladas conllevaban responsabilidades y quien no cumpliera tales responsabilidades resultaría en que Jehová disciplinara a su pueblo, hoy en día Jehová sigue arrojado mucha luz sobre cosas reveladas, esa es una prueba que su bendición está sobre la congregación cristiana hoy.

Deuteronomio 30:6. Jehová les promete a los Israelitas arrepentidos y sus descendientes «purificar su corazón» con el objetivo que le sirvieran y se mantuvieran vivos. Esto me ENSEÑA: que debido a nuestra imperfección, necesitamos pedirle, cada día, a Jehová que «purifique nuestro corazón» en la actualidad es todo un reto, pero si permitimos que los consejos divinos lleguen a lo más profundo de nuestro pensamientos y emociones nos ayudará a servirle a Jehová tal como a él le agrada con la promesa de mantenernos vivos, ahora, y «una vida sin fin» en el futuro.

Con la ayuda de Jehová todo siervo suyo puede purificar su corazón, eso significa librarse de cualquier cosa en el modo de pensar, afectos o motivos que sea desagradable e inmunda a los ojos de Jehová y que insensibilice el corazón, esto no se hace realizando un corte en el cuerpo, sino extirpando los malos deseos y las ideas que demuestran orgullo, como creer que uno es superior a los demás, más bien, un cristiano que ha purificado su corazón lo demuestra al ser capaz de aguantar las pruebas y al permanecer firme en la fe.

Deuteronomio 30:20. Jehová animó a Israel «a servirle durante mucho tiempo en la Tierra que había prometido darles a sus antepasados Abrahán, Isaac y Jacob». De esa manera cada generación sucesiva de israelitas podría haber residido en la Tierra Prometida. Esto me ENSEÑA: que el lema de este mundo de «vivir solo el presente» es muy diferente al punto de vista de Jehová. Nuestro Dios nos recuerda que «Él es Eterno» y que debemos servirle con la eternidad en mira. Así nuestro servicio a Él no será únicamente para ahora, ni para una vida limitada, más bien, le serviremos por la eternidad y generación tras generación.

Deuteronomio 29:18. Jehová le pidió a los israelitas que se «aseguraran que ningún hombre o mujer, familia o tribu, estuvieran alejando su corazón de Él y dejaran de servirle». Esto me ENSEÑA: lo importante que es, en la actualidad, que todos los cristianos verdaderos nos ayudemos y animemos unos a otros para no dar pasos hacia atrás y empezar a «alejarnos de Jehová». Satanás intenta a toda costa destruir nuestra fe y hacer que nuestro corazón se aleje de Jehová, pero no debemos permitírselo, más bien, asegurémonos en leer y meditar a fondo de las Santas Escrituras, esto nos ayudará a estar unidos y servir siempre a Jehová.

Deuteronomio 29:22-25. Jehová advierte a los israelitas desobedientes que los castigaría con plagas y usaría elementos como el azufre, la sal y el fuego contra ellos, lo que indica destrucción total. Esto me ENSEÑA: que el Altísimo no tolerará la desobediencia y la iniquidad para siempre. Jehová ha fijado un día de ajuste de cuentas, donde es posible que utilice elementos como el azufre, la sal y el fuego para que los malvados sean destruidos completamente. Si deseamos escapar de esta destrucción total tenemos que valernos de los arreglos que Jehová nos ha dado para la salvación y obedecerlos.

Deuteronomio 30:11. Aquí podemos ver que Jehová no es un Dios frio que nos pide cosas imposibles, mas bien sus requisitos para servirle son razonables y pueden satisfacerse, así que nunca debemos dudar de que podemos servirle a la altura que el lo pide, pues es nuestro Dios, creador, Así que no solo nos conoce, sino que nos ama.

Deuteronomio 29:1-8. Moisés recuerda a los israelitas las muchas veces en que ellos mismos fueron testigos de la ayuda y protección de Jehová, esto con el fin de fortalecerlos. Esto me enseña que recordar como Jehová nos ha ayudado en el pasado, hará que tengamos fe en que no hará de nuevo, y nos convencerá de que no tenemos razón para dudar de nuestro amoroso Dios.

Deuteronomio 30:15. Este texto me enseña que aunque Jehová es nuestro creador, no nos obliga a servirle podemos optar por obedecerle y recibir sus bendiciones o desobedecer y atenernos a las consecuencias, en cualquiera de los dos casos, la decisión es solo nuestra.

Jehová mediante Moisés planteo dos opciones a los israelitas, la vida y lo que es bueno, y la muerte y lo que es malo, eso significa que podían optar por obedecer a Dios y recibir sus bendiciones o desobedecerle y atenerse a las consecuencias, con eso podemos entender que Jehová no nos obliga a obedecerle y que la decisión que tomemos seria solo nuestra, pero cuando vemos el cariño que Jehová nos tiene y las pruebas con las cuales lo ha demostrado, eso será lo que nos motivará a escoger la opción que nos garantiza una vida feliz, obedecer a Dios y recibir sus bendiciones.

Deuteronomio 30:19-20. Nos enseña que Jehová nos deja escoger, nos dice cual es la mejor decisión y es escoger la vida. hacemos eso amando a Jehová, este amor a su vez nos impulsara a obedecerle, y serle leales, y nos dará la mejor vida ahora y la vida feliz y eterna en el futuro.

Deuteronomio 30:11-14. Este versículos nos muestra que para obedecer a Jehová solo tenemos que querer hacerlo, pues sus mandamientos y lo que nos pide están al alcance de todos, y esto es así porque Jehová no es un dios distante, mas bien es accesible y esta cerca, para todo el que desee pueda ponerse de su lado

Deuteronomio 29:1. Poco antes de que Israel entrase en la Tierra Prometida Jehová hizo un pacto con ellos donde Moisés repitió y explicó una gran parte de la Ley, este pacto tenia el propósito de fomentar la lealtad a Jehová, explicar la Ley así como hacer ajustes y enunciar ciertas leyes necesarias para los israelitas, pues ellos iban a abandonar la vida nómada que habían tenido durante años para establecerse en la tierra propia, este pacto también serviría como recordatorio a las generaciones futuras de israelitas sobre la importancia de obedecer y permanecer fiel a Jehová.

Deuteronomio 29:10-13. Al mencionar al pueblo, se menciona a los jefes de las tribus, los ancianos, los funcionarios, todos los hombres de Israel, los niños, las esposas y los residentes extranjeros que hay en el campamento para hacer un pacto con todos ellos, sin importar si despeñaban una función importante o tan solo recogían leña o sacaban agua, para Jehová cada uno de los israelitas era importante para este pacto, así mismo, todos los que conforman el pueblo de Jehová en la actualidad son muy importantes para Dios, ya que considera a cada uno de ellos como valioso.

Deuteronomio 29:19. Este versículo advierte sobre un peligro y explica que si un israelita oía las palabras del juramento y en su corazón orgulloso decía seguir sus propios caminos en lugar de seguir y confiar en Jehová solo sufriría calamidades debido a sus propias decisiones, con esto podemos entender el porque es importante evitar ser orgullosos ya que al manifestar esa cualidad estaríamos confiando en nosotros mismos en lugar de permitir que sea Jehová quien dirija nuestros pasos.

Deuteronomio 30:3-10. En los versículos anteriores se narraba que pasaría con el pueblo de Israel en caso de que por su desobediencia fueran dispersados entre las demás naciones, si ellos demostraban que de verdad estaban arrepentidos Jehová mismo se encargaría de traerlos de vuelta a la tierra donde abundaba leche y miel, llegarían a tener más de lo que habían perdido y lo más importante volverían a ser el pueblo de Jehová y le servirían con todo el corazón y con toda el alma, estas palabras debieron animar mucho al pueblo israelita cuando estuvo cautivo en Babilonia.

Deuteronomio 30:11-13. Puede que alguna vez hayamos pensado que obedecer a Dios no es tarea sencilla y que incluso cuesta entender qué es lo que él espera de nosotros, pero como podemos ver en estos versículos notamos que Jehová no nos pide imposibles sino que son razonables y que si podemos cumplir, además, no tenemos que buscar en los cielos o en la tierra cuáles son sus mandamientos, más bien los podemos encontrar en la Biblia, así que podemos decir con toda seguridad que obedecer a Jehová si es posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *