Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 9-15 de agosto 2021, Deuteronomio 24 al 26.

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Dt 24:1. ¿Por qué no deberíamos pensar que la Ley mosaica facilitaba que un hombre se divorciara de su esposa? (it-1 712).

Porque para hacerlo se tenia que seguir un procedimiento legal, lo cual incluía consultar a hombres debidamente autorizados que primero intentarían reconciliar a la pareja, ya que debía estar bien justificado y se protegían los derechos e intereses de la esposa, y todo el tiempo de la tramitación legal del divorcio daba lugar a que el esposo reconsiderara su decisión.

ADICIONAL

Moisés escribió que un hombre podía divorciarse de su esposa si descubría «algo vergonzoso» sobre ella, los abusos que se produjeron más tarde no deberían hacernos concluir que la ley facilitaba al esposo el divorcio. La exigencia misma de escribir un «certificado de divorcio» obraba como medida disuasoria, pues para escribirlo, el esposo tenía que consultar a los hombres debidamente autorizados de resolver esas cuestiones, quienes, a su vez, harían todo lo posible para que la pareja se reconciliara. Además, aunque las Escrituras no especifican el contenido de este certificado, sin duda tenía el propósito de proteger los derechos e intereses de la esposa. Por lo tanto, Jehová no promulgó esta ley para dar al hombre el derecho a divorciarse de su esposa «por toda suerte de motivo».

Porque durante el trámite para redactar el certificado de divorcio, los hombres autorizados para estos asuntos aprovecharían el tiempo para intentar reconciliar a la pareja, también el tiempo que tomaba la preparación del certificado y la tramitación legal del divorcio daría lugar a que el esposo reconsiderara su decisión. Encima de todo el divorcio tenía que estar bien justificado según la ley para evitar decisiones precipitadas y juicios equivocados, por ultimo de debían proteger los derechos e intereses de la esposa, todo aquel procedimiento serviría para que el esposo reconsidere su decisión y decida no hacerlo o por el contrario que todo se haya efectuado estrictamente por lo legal.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Deuteronomio 24:7 Bajo la ley mosaica, el secuestro era un delito castigado con la pena de muerte. Si una persona secuestraba a un hombre y lo vendía, o se descubría que lo tenía en su poder, tenía que ser ajusticiada. Esto me ENSEÑA: que en este mundo malvado el secuestro se ha convertido en un negocio mundial, este delito cruel provoca en las victimas heridas emocionales que se prolongan por años o permanentemente. La solución a este delito está en manos de Jehová, Él eliminará toda clase de injusticia y a quiénes son responsables de ella. Entonces todos viviremos en seguridad, libre del temor de sufrir cualquier daño

Deuteronomio 25:13-15 La ley mosaica ordenaba a los israelitas a evitar prácticas comerciales fraudulentas o engañosas. Jehová exigía honradez y exactitud en sus tratos. Esto me ENSEÑA: que, a pesar que en el mundo comercial de hoy, es común emplear métodos cuestionables y fraudulentos, los cristianos verdaderos vivimos conscientes de que Jehová nos está pidiendo «comportarnos honradamente en todas las cosas», incluidos los negocios y las finanzas. Por lo tanto, nos esforzamos por seguir está pauta bíblica así fomentamos la confianza y la virtud y sobre todo obtenemos el favor de Jehová.

Deuteronomio 24:10,11 La ley decía que no se podía entrar en la casa de alguien para llevarse alguna prenda, sino que el deudor tenía que sacarla y entregar la garantía. De esta manera se defendía la dignidad humana y el respeto a los derechos de un hogar. Esto me ENSEÑA: el punto de vista que tiene Jehová sobre estos asuntos, la persona que pide prestado tiene la responsabilidad de pagar. Por otro lado el prestamista no debía abusar de la dignidad de los demás. De modo que, las leyes superiores de Dios nos ayudan a respetar en todo tiempo y lugar los derechos de los demás, pero el mayor beneficio es que agradamos a Jehová.

Deuteronomio 24:13,17 La ley de Jehová prohibía tomar la prenda de vestir de una viuda como fianza o quedarse con la prenda de vestir de un pobre porque es posible que no tuviesen más que un manto para protegerse durante las noches frías. Esto me ENSEÑA: que «La ley de Jehová es perfecta y superior» pues está toca aspecto de la vida de una persona que el derecho moderno ni siquiera se plantea. Las leyes de Dios respaldan su Justicia, Misericordia y Compasión para los desfavorecidos. Así que sigamos estudiando la ley divina, pues puede ayudarnos a sentirnos cada vez más cerca del Gran Legislador y Dios de la justicia: Jehová.

Deuteronomio 25:17,19 Jehová les recuerda a los israelitas que cumpliría con la promesa de destruir por completo a los amalequitas, quienes habían demostrado ser sus enemigos. Dios les pidió no olvidar está promesa. Esto me ENSEÑA: que los cristianos recordamos y tenemos presente la promesa que Jehová a hecho de destruir a todos los malvados de este mundo. Por eso no nos inquietamos en demasía por las actuales condiciones inestables de este, más bien tenemos plena confianza en que Jehová cumplirá sin falta todas sus promesas. Así que, ninguno de nosotros olvide que: «Jehová es el Dios vivo, el cumplidor de sus promesas».

Deuteronomio 26:8 Moisés reconoció el poder y los actos que Jehová había mostrado para con ellos. Los israelitas fieles «vieron» como Dios intervino en sus vidas para ayudarlos. Esto me ENSEÑA: que debemos estar pendientes de lo que ocurre a nuestro alrededor, así «veremos» que Jehová nos está ayudando y cuidando de muchas maneras. A la misma vez, debemos estar alertas para que los problemas de la vida no nos agobien tanto que nos ha dado y nos sigue dando. Así que, sigamos siendo «de corazón puro, puesto que ellos verán a Dios».

Deuteronomio 26:18,19 Jehová «ensalzo» por encima de las demás naciones a su pueblo Israel, ellos por su parte debían mostrar ser un pueblo obediente a sus mandatos. Esto me ENSEÑA: que Jehová bendice a las personas espirituales y serviciales que lo honran y le obedecen. Debemos tener presente que Jehová «escoge a las cosas débiles  del mundo, para avergonzar las cosas fuertes». Por lo tanto, nuestros logros no se deben a nuestras propias fuerzas, sino que es porque Jehová nos las da. Así que, humillémonos bajo la poderosa mano de Dios, así recibiremos un verdadero «ensalzamiento».

Deuteronomio 24:6 Este texto nos enseña sobre lo buen gobernante que es Jehová, ya que puso leyes y reglas que debían seguir los israelitas, para que puedan vivir tranquilamente, por ejemplo, nadie debía quedar con la herramienta de trabajo de otro como garantía de un préstamo, ya que este es su medio de vida, por eso podemos estar seguros que Jehová nos comprende a cada uno de nosotros.

Deuteronomio 24:12,13 Este texto nos enseña que Jehová es un Dios bueno que se preocupa por todas las personas, sobre todo por los que pasan dificultades, por ejemplo, antiguamente puso leyes para beneficiar y proteger a las personas mas pobres, ya que nadie debía aprovecharse de eso para beneficio personal, sino mas bien debían devolverle sus cosas, de esa manera Jehová lo vería como algo justo y tendrían su bendición.

Deuteronomio 24:16 Este texto vemos que, así como antiguamente ningún padre debía sufrir por los pecados que haya cometido un Hijo, y los hijos no debían sufrir por los pecados que hayan cometidos sus padres, igualmente hoy en día, podemos aprender que depende de cada uno de nosotros si seremos salvados cuando llegue el día de Jehová y no de nuestro cónyuge o familia, por eso, debemos seguir esforzándonos por estar fuertes en sentido espiritual.

Deuteronomio 24:18 En este texto vemos que Jehová enseñó a los israelitas a ser humildes, ya que no debían olvidar que, así como ellos un tiempo fueron esclavos, y hubiesen querido que los tratasen como de una mejor manera, igualmente ellos debían ser buenos con los extranjeros, por eso, hoy en día igualmente como parte del pueblo de Dios, debemos esforzándonos por ser humildes y ser amables con todas las personas.

Deuteronomio 26:7 En este texto vemos que, así como Jehová escuchó las oraciones de los israelitas y vio todo el sufrimiento que pasaban y como los maltrataban en Egipto, igualmente podemos estar seguros de que Jehová escucha las oraciones de cada uno de nosotros, y si le oramos constantemente el acudirá en nuestra ayuda, ya que el se interesa por su pueblo y no quiere que suframos.

Deuteronomio 26:19 En este texto vemos que Jehová desea que su pueblo sea santo, esto implica que cada uno de nosotros seamos obedientes y respetemos todos sus mandamientos, de esa manera todos podremos vivir en armonía a pesar de que actualmente nos encontramos en un mundo gobernado por Satanás, y también estaremos dando gloria y honra al nombre de Jehová.

Deuteronomio 24:5. Aquí podemos ver un mandato que era muy útil para la nación de Israel, en caso de que un hombre apto para el ejército llegara a casarse, este no debía servir en el ejército ni recibir ninguna otra tarea por un año y debía quedarse en su casa y con su esposa, de este modo la pareja podía ejercer su derecho de tener un hijo, que sería de gran consuelo para la madre en ausencia de su esposo, y más aún en el caso de que perdiese la vida en la batalla y sobre todo garantizaba la continuidad de la descendencia que era muy importante en Israel.

Deuteronomio 24:8. Los israelitas nos dejaron un buen ejemplo de que se debe hacer cuando surgen enfermedades, por ejemplo, cuando había un caso de lepra que era una enfermedad que muy contagiosa, debían acudir a los levitas puesto que ellos fueron instruidos en cómo proceder y qué medidas tomar ante tal enfermedad y en cambio los israelitas debían seguir exactamente lo que los levitas les digan, igualmente nosotros debemos demostrar ser buenos ciudadanos al seguir las recomendaciones e instrucciones médicas.

Deuteronomio 24:17. Todo juez israelita debía obedecer la norma que declaraba que no debían pervertir el juicio del residente forastero ni del huérfano de padre, y no debían apoderarte de la ropa de una viuda como prenda, esta Ley protegía en especial a los que no podían hacerlo por sí solos, como los huérfanos, las viudas y los extranjeros, Jehová se interesaba personalmente por los más desfavorecidos y les pedía cuentas a quienes los maltrataban, en la actualidad él espera que quienes sirven como jueces en la congregación traten con justicia a la congregación cristiana.  

Deuteronomio 25:4. En este versículo podemos apreciar la estima y consideración que Jehová quiere que se le muestre a los animales, recordemos que aunque los animales de carga servían para realizar tareas pesadas, eso no significaba que se les debía maltratar, por ejemplo, no estaba permitido ponerle bozal al toro durante la trilla del grano, para que no sufriese por tenerlo tan al alcance de la boca y no poder comerlo a pesar del hambre y del enorme esfuerzo que hacía, es interesante notar que Jehová se preocupa por todas las criaturas de la creación.

Deuteronomio 25:9. Pueda que nos preguntemos porque se le debía quitarle la sandalia y escupirle en la cara a un hombre que se negaba a llevar a cabo el matrimonio de cuñado, pues bien quitarle la sandalia a un hombre que se negaba a realizar el matrimonio de cuñado confirmaba que aquel hombre había renunciado a su posición y a su derecho a proporcionarle un heredero a su hermano muerto, eso por si ya era motivo de vergüenza pero el que también se le tuviera que escupirle en la cara era una manera más para humillarlo.

Deuteronomio 25:19. Este versículo contiene una profecía acerca de los amalequitas en donde se asegura que sus propiedad llegaran a ser herencia para los israelitas que los amalequitas serian eliminados para siempre, esta profecía se cumplió en tiempos de Mardoqueo cuando Hamán, que era descendiente de los amalequitas que habían demostrado ser enemigos declarados de su pueblo de Dios, fue ejecutado junto con su familia por planificar la muerte de los judíos del imperio persa, así mismo, Mardoqueo llegó a administrar la que anteriormente fue la casa de ellos cumpliéndose así la profecía.

Deuteronomio 26:8. Este texto les recordaba a los israelitas como Jehová los liberó de Egipto gracias a su mano poderosa y brazo poderoso, él usó su mano y su brazo en el sentido que con las manifestaciones de su poder sobre los egipcios fue posible su liberación y es algo que ellos reconocieron en su vida, así mismo, Jehová sigue usando su poder o su mano, por decirlo así para ayudar a sus siervos y luchar contra sus enemigos, es por eso que podemos decir con toda confianza que hemos visto como ha actuado la mano de Jehová a favor nuestro en cada aspecto de nuestra vida.

Deuteronomio 26:12. Parece ser que había otro diezmo, un segundo diezmo, que se apartaba cada año para otros propósitos distintos del apoyo directo al sacerdocio levítico, aunque los levitas recibían parte de él, pero los mayores beneficiarios era para que residentes forasteros, viudas y huérfanos de la comunidad local para que pudieran saciar su hambre y lograran estar satisfechos, en ese mandato podemos ver reflejado en intenso amor y cariño que Jehová sentía por aquellos que pasaban necesidades y también que él esperaba que todo sus siervos ayudaran a quienes los necesitaran.

Un comentario en «BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS 2021, Semana Del 9 al 15 de agosto , Deuteronomio 24 al 26, Respuestas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *