Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 6-12 de diciembre 2021, Jueces  6 al 7.

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Jue 6:27. ¿Cómo nos ayuda el ejemplo de Gedeón en nuestro ministerio? (w05 15/1 26 párr. 6).

Gedeón fue discreto para no encolerizar a sus adversarios innecesariamente. Al predicar las buenas nuevas, procuremos no ofender por nuestra forma de hablar. La organización nos ha exhortado a aplicar la regla de oro en nuestro ministerio, evitamos invadir la privacidad de las personas, si pasamos en un mal momento ofrecemos disculpas, y si alguien está ocupado y no desea escucharnos respetamos su decisión.

COMENTARIOS ADICIONALES

Pudimos notar que Gedeón fue muy discreto a la hora de enfrentarse a su oponente, esto nos enseña que cuando llevemos las buenas noticias debemos tener cuidado con nuestra forma de hablar ya que no queremos ofender a nadie sino mas bien atraer a las personas a la verdad.

Gedeón fue discreto, en vez de convertirse en un espectáculo público y encolerizar a sus adversarios innecesariamente, cumplió con su trabajo por la noche para pasar inadvertido. Nosotros, de igual manera, al predicar las buenas nuevas, nuestra forma de hablar no debe mostrar aire de superioridad o ofender a las personas por no aceptar nuestro mensaje. Por el contrario, debemos respetar las opiniones de nuestros interlocutores, destacar aquello en lo que concordamos y centrarnos en los aspectos positivos del mensaje.

Gedeón fue discreto para no encolerizar a sus adversarios innecesariamente, su forma de actuar nos enseña que, al predicar las buenas noticias, siempre debemos procurar no ofender a las personas a las que predicamos con nuestra forma de hablar.  

Gedeón es un excelente ejemplo, porque fue valiente, pero actuó con prudencia, ya que procuró no encolerizar innecesariamente a sus opositores, de esto aprendemos que debemos ser modestos y discretos cuando hablamos a otras personas en la predicación. Además, no deberíamos hablar con aires de superioridad ni darle a nadie ninguna cauda valida para sentirse ofendido por nuestro mensaje, sino más bien debemos respetar las opiniones de quienes nos escuchan, destacar aquello en la que concordamos y centrarnos en los aspectos positivos del mensaje.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Jueces 6:1. Menciona que los Israelitas volvieron a hacer lo que estaba mal a los ojos de Jehová, tenían un patrón de conducta, esto nos enseña que debemos cuidarnos de no volver a caer en nuestras debilidades, Jehová nos bendice pero si nos dejamos vencer por el mal no sería sensato pedir la bendición de Dios conscientes que le estamos desobedeciendo.

Jueces 6:2-5. Menciona los enemigos de los Israelitas los atacaban, les destruían sus cosechas, y les robaban, todo eso por haber dejado a Jehová. dice la Biblia que el enemigo espiritual que tenemos tiene los mismos objetivos para con nosotros, robar, matar, y destruir, por lo tanto, debemos estar firmes con Jehová, para que él nos proteja y nos sostenga en nuestro paso por este sistema día a día.

Jueces 6:6. Los israelitas lo perdieron todo, acabaron en la miseria a causa de sus enemigos, y en ese momento rogaron a Jehová por ayuda, esto nos enseña que nadie que deja a Jehová termina bien, es verdad que no es un camino de rosas, sino más bien angosto, aun así nuestro gozo, y paz vienen de hacer la voluntad de Jehová en nuestros días, que nada ni nadie nos hagan abandonar a Jehová y la congregación.

Jueces 6:11. En tiempos bíblicos, los agricultores solían trillar el grano en un lugar abierto para que luego el viento se llevara la paja. Sin embargo, Gedeón lo estaba golpeando en un lagar de vino para que los madianitas no vieran su escasa cosecha y la robaran. ¡Qué idea tan buena! Con razón Jehová lo vio, no solo como un agricultor laborioso, sino como un hombre muy cauteloso, capaz de tomar decisiones sabias para evitar peligros. Así pues, teniendo en cuenta su potencial, le encargó aquella misión. Nosotros también aprendemos que debemos ser cautelosos, cada logro que alcanzamos podemos disfrutarlo de forma discreta, en vez de publicarlo a los 4 vientos y querer que a todos se enteren, esto podría ponernos en dificultades y malos entendidos. Nos demuestra que Jehová había observado las cualidades de Gedeón, él vio que golpeaba el trigo con todas sus fuerzas para separar el grano de la paja dentro de un lagar de vino para que los madianitas no vieran su escasa cosecha y la robaran, sin duda eso fue una decisión sabia por parte de Gedeón, Jehová no lo vio solo como un agricultor laborioso, sino como un hombre muy cauteloso, capaz de tomar decisiones sabias para evitar peligros, es por eso que teniendo en cuenta su potencial, Jehová le encargó la misión e salvar al pueblo.

Jueces 6:12. Jehová había observando las cualidades de Gedeón, y por eso confió en él para liberar a Israel. Por un lado, el ángel de Jehová había notado cómo golpeaba el trigo con todas sus fuerzas para separar el grano de la paja. Dios también mira las cualidades y el potencial en sus siervos.

Jueces 6:13. Al pasar por situaciones difíciles, y sentir que nosotros no hemos sido los responsables es algo que podría hacernos dudar, y hasta desanimarnos, esto les pasó a Gedeón, aún así él puso manos a la obra con una buena actitud y Jehová lo usó de una forma muy especial para salvar a su pueblo, esto nos pone a nosotros un buen ejemplo de lo que sí debemos hacer al sentirnos en una situación parecida.

Jueces 6:27. Nosotros también deberíamos cumplir nuestra comisión con modestia. Gedeón fue discreto y procuró no encolerizar innecesariamente a sus opositores. De igual modo, debemos ser modestos y discretos cuando hablamos a otras personas en la predicación. Es cierto que participamos en una guerra espiritual y tenemos que derrumbar «cosas y razonamientos fuertemente atrincherados». Pero no deberíamos hablar con aires de superioridad ni darle a nadie ninguna causa válida para sentirse ofendido por nuestro mensaje. Por el contrario, debemos respetar las opiniones de nuestros interlocutores, destacar aquello en lo que concordamos y centrarnos en los aspectos positivos del mensaje. Gedeón demostró que confiaba en Jehová al destruir el altar pagano de su padre, esa comisión requería valor, pero Gedeón fue modesto y discreto en la manera de llevarla a cabo, en vez de convertirse en un espectáculo público, trabajó al amparo de la noche para pasar inadvertido y cumplió la tarea con la debida cautela, Gedeón cumplió su comisión y con el tiempo Dios lo utilizó para liberar de los madianitas a Israel, igualmente hoy debemos ser modestos y discretos al realizar cualquier actividad teocrática.

Jueces 7:17. Los hermanos nos observan y aprenden de nuestro ejemplo, de nuestra forma de hablar, de comportarnos, de vestirnos, cada detalle, por eso conviene pensar en el ejemplo que estamos dando a los demás, si tenemos privilegios de servicio es de vital importancia que meditemos en ello y nos esforcemos por dar un buen ejemplo, todo ello contribuye a adornar nuestra enseñanza y dar gloria a Dios por medio de nuestra buena conducta.

Jueces 7:6. Se nos muestra el gran ejemplo de los 300 hombres de Gedeón que estuvieron alerta y vigilantes en todo momento, esto nos enseña que en el tiempo en el que estamos también debemos ser vigilantes en nuestro servicio a Jehová y estar alerta en nuestra espiritual ya que esto nos ayudara a mantener nuestra fe fuerte.

Jueces 6:11-16. Nos muestra lo humilde que fue Gedeón al recibir la asignación que le dio Jehová, esto nos enseña que a la hora de recibir un privilegio debemos tener una buena actitud ya que esta hará que el mensaje de las buenas noticias sea más atrayente a las personas y Jehová bendecirá nuestra labor.

Jueces 6:17-22. El ejemplo de Gedeón nos enseña que bebemos ser precavidos a la hora de hablar con las personas ya que algunas querrán decir cosas contrarias a la palabra de Dios, por eso debemos comprobar con las escritas si lo que ellos dicen es la verdad.

Jueces 6:23. Podemos ver como Jehová le dio la seguridad a Gedeón que estaría con él ayudándolo en todo momento, hoy en día nosotros también podemos tener la plena confianza de que Jehová estará con nosotros ayudándonos en cualquier dificultad que se nos presente.

Jueces 7:20-21. Era importante que Gedeón y sus 300 hombres actuarán como «uno solo y en equipo», para eso debían romper 300 jarrones, poner en alto 300 antorchas, hacer sonar 300 cuernos y 300 voces debían gritar en medio de la calma nocturna. Estas acciones tuvieron un efecto devastador en los madianitas. Esto me enseña: que, igualmente, en la actualidad, todos los testigos de Jehová a nivel mundial somos «uno solo y actuamos en equipo» para programar «el Reino Celestial de Dios». El resultado de actuar unidamente es que muchos llegan a ver nuestro mensaje como un peligro devastador porque tienen su vida «alejada de Dios».

Jueces 6:25-27. Jehová le pidió a Gedeón hacer algo muy difícil, que: derribará el altar de Baal de su padre, y luego usará este poste sagrado como leña para que le presentara una ofrenda quemada. Gedeón lo hizo, resultó ser un rompedor de ídolos, lo que requirió mucha fe y valor de parte de él. Esto me enseña: que, por muy difícil que sea, todas las personas que desean servir y adorar a Dios de la manera correcta deben romper con todas prácticas idolátricas que Jehová odia. Para eso necesitan fe y valor. Pero, sin duda, los que lo hacen son «declarados justos por Jehová», quien quiere que lo «adoremos con espíritu y verdad».

Jueces 7:9-11,13,14. Gedeón era un hombre de fe, pero como cualquier ser humano tenía miedo, por eso, Jehová le dijo que fuera al campamento de los enemigos, allí «escuchó a un hombre relatar un sueño a favor de Israel». Esto fortaleció a Gedeón y se dio cuenta que Jehová lo estaba apoyando. Esto me enseña: que, de modo similar hoy, los cristianos tenemos fe, pero en este mundo hostil y lleno de odio en el que vivimos, es normal que sintamos miedo por cumplir con nuestro ministerio cristiano. Pero, Jehová nos dice que «escuchemos su palabra la Biblia» para fortalecernos y que nos demos cuenta que tenemos su «apoyo divino».

Jueces 7:2. Jehová sabe que los seres humanos tendemos a presumir o dar excesiva importancia por triunfos o éxitos que alcanzamos, aunque a veces, estos no lo hayamos obtenido por méritos propios. Por eso le dijo a Gedeón «que tenía demasiados hombres», aunque la realidad eran pocos en comparación al ejército enemigo. Esto me enseña: que a Jehová no le agradan las personas presumidas. En realidad, ningún humano tiene nada de lo cual jactarse, pues todo cuanto poseemos se debe exclusivamente a la bondad amorosa de Jehová. Así que evitemos ser presumido y a reconocer que el mérito por todo lo que logramos es debido a Jehová.

Jueces 6:36-40. Gedeón quería asegurarse de que Jehová estaría con él por eso, le propuso una prueba: «la del vellón de lana». Esto me enseña: que nosotros podemos imitar la actitud de Gedeón y asegurarnos que lo que hacemos en nuestro diario vivir tenga el apoyo de Jehová. Para eso debemos investigar lo que dice la Biblia y esforzarnos en adherirnos a sus normas y leyes. Los cristianos sabemos que para asegurarnos un futuro eterno, nuestra vida tiene que girar en torno a hacer la voluntad de Dios, así que esta debe ser la meta más importante en nuestras vidas. La prueba de Gedeón y el vellón de lana demuestra que el era precavido y quería asegurarse de las cosas, nosotros también debemos ser precavidos y no creer “toda expresión inspirada”, por el contrario, hemos de probar “las expresiones inspiradas para ver si se originan de Dios” y a la hora de dar algún consejo, los ancianos cristianos hacen bien en consultar con otro más experimentado a fin de asegurarse de que lo que diga tenga una sólida base en la Palabra de Dios.

Jueces 6:23, 24. Cuando un ángel le comunicó a Gedeón acerca de la misión que tendría que hacer, pueda que haya sentido miedo, pero eso no fue impedimento para que Gedeón llegara a conocer a Jehová de tal manera que se sintió en paz con él, en nuestro caso, cuando meditamos en lo que Jehová hace por nosotros todos los días, nos damos cuenta de que es un verdadero Amigo y orarle regularmente aumenta nuestra paz y fortalece nuestra amistad con él.

Jueces 7:1-3. Jehová le dijo a Gedeón que iba a reducir el número de su ejercito de 22.000 a 10.000 hombres para lucharan contra los madianitas y su ejército, esto no lo hizo para que los hombres de Gedeón sintieran miedo, sino porque Jehová quería demostrarles que él daría la victoria a Gedeón y sus hombres, y no quería que ellos creyeran que habían derrotado a los madianitas por su propia fuerza, sino que debían reconocer que la victoria fue gracias a intervención divina.

Jueces 7:6, 7. Luego Jehová le indicó a Gedeón que llevase a los 10.000 hombres restantes donde había agua para someterlos a prueba. Trescientos hombres lamieron el agua que cogieron en el hueco de la mano, mientras que los demás se arrodillaron en la orilla a beber, de modo que se les descartó. Los que bebieron lamiendo de su mano demostraron por su modo de beber que estaban atentos, preocupados por la lucha que se avecinaba en favor de la adoración verdadera y en apoyo del nombre de Jehová. Jehová prometió que salvaría a Israel con este exiguo contingente, 300 hombres.

Jueces 7:19, 20. El relato de Gedeón es animador, pues demuestra que Jehová puede liberar a su pueblo de cualquier peligro, aun utilizando a los que parecen ser débiles o indefensos. El que Gedeón y sus 300 hombres aniquilaran a 135.000 madianitas da testimonio del poder infinito de Dios. Puede que nosotros nos encontremos en situaciones desesperadas y tal vez parezca que nuestros enemigos nos superan en número. Sin embargo, el relato bíblico de Gedeón nos anima a confiar en Jehová, pues él bendecirá y salvará a todos los que ejercen fe en él.

Jueces 7:22. Dice que Gedeón y sus hombres continuaron persiguiendo a sus enemigos hasta derrotarlos por completo, nosotros también nos encontramos en una batalla difícil y agotadora, algunos llevamos en esta lucha durante décadas y, por ello a veces pudiéramos sentirnos cansados de tanto luchar y de tanto esperar a que llegue el fin de este mundo malvado, pero recordemos que Jesús dijo que solo vencerían los que aguantaran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *