Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 6-12 de septiembre 2021, Deuteronomio 33 al 34.

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Dt 34:6. ¿Cuál podría ser la razón por la que Jehová nunca dijo dónde enterró a Moisés? (it-2 418 párr. 1).

Moisés tenía 120 años, aún tenía fortaleza cuando murió. Jehová mismo se encargo de enterrarlo en un lugar desconocido para los humanos. Probablemente se hizo así para impedir que los israelitas cayeran en la adoración falsa convirtiendo su tumba en un santuario.

COMENTARIOS ADICIONALES

Parece que el diablo deseaba valerse del cuerpo de Moisés para algún fin semejante, pues Judas, el discípulo cristiano y medio hermano de Jesucristo, menciono que el cuerpo de Moisés fue el centro de disputa entre Miguel (Jesucristo) y el Diablo. Pero prevaleció la voluntad de Jehová con relación a este fiel siervo de Dios.

Jehová enterró el cuerpo de Moisés en un lugar que nunca se ha descubierto. Probablemente se hizo así para impedir que los israelitas cayeran en la adoración falsa convirtiendo su tumba en un santuario. De hecho, parece ser que el Diablo deseaba valerse del cuerpo de Moisés para algún fin semejante, pues en la Biblia en Judas 9 dice: Que Miguel el arcángel tuvo una diferencia con el Diablo y disputaba acerca del cuerpo de Moisés, y le dijo: «Que Jehová te reprenda». Al fin y acabo, el hecho de que el cuerpo de Moisés no estuviera presente no fue impedimento para que la nación de Israel observara treinta días de duelo en memoria de él.

Uno de los motivos sería para impedir que los israelitas cayeran en la adoración falsa convirtiendo su tumba en un santuario, incluso Satanás pudo tratar de usar el cuerpo de Moisés para fines idolátricos.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Deuteronomio 33:2. Por supuesto, Jehová Dios no se apareció visiblemente a la cabeza de las columnas en marchas de los Israelitas. Sin embargo, aunque permaneció invisible al ojo humano, sí se hizo un registro digno de alabanza como Caudillo invisible de ellos. También, la representación visible de él, a saber, la columna de nube de día y la columna de fuego de noche, iban delante de ellos.

Hoy tenemos la dirección de Jehová mediante su palabra la Biblia, el cuerpo gobernante y su organización, nos conduce para atravesar este mundo inicuo e ir en la dirección correcta para permanecer bajo su protección hasta llegar al nuevo mundo. 

Cuando Moisés estaba proclamando la bendición a los israelitas lo hizo de manera poética, por ejemplo, en este versículo dice que Jehová Dios “desde Sinaí vino”, “desde Seír [Edom] brilló sobre ellos” y “brilló con gloria desde la región montañosa de Parán”. Brilló con gloria desde la región montañosa de Parán, esta descripción profética parece aludir al escenario en el que Jehová se manifestó a su nación recién formada, mientras los iluminaba con rayos de luz que brillaban sobre las cumbres de las montañas.

Deuteronomio 33:20,21. En ocasiones las instrucciones dadas mediante la organización pueden ajustarse a las circunstancias que rodean a las congregaciones o cristianos de algunos países. Si no va en contra de leyes o principios bíblicos se pueden hacer esos ajustes para bien de los afectados.

Deuteronomio 34:1,7. El hecho que haya subido hasta Pisgá que son casi 1.000 metros demostraba que tenía mucho vigor para hacerlo. Aunque obviamente no tenía el vigor de  un Joven, hasta el último momento de su vida dirigida con total lucidez al Pueblo de Dios. Tanto fue así que los últimos capítulos de Deuteronomio repasan mucho de la historia de Israel.

Este vigor no dependía exclusivamente de alguna dieta especial ni costumbres de la época, aunque en algo debe haber influido. Pero lo que más favoreció su extensa vida fue el poder fortalecedor de Jehová para mantenerlo con vida hasta este momento tan especial

Deuteronomio 34:10. Entre Jehová y Moisés, su siervo, existió una relación íntima, como si fuera de «cara a cara», aunque este no podía ver literalmente a Dios le encomendó sus leyes mediante ángeles, escribió relatos bíblicos que nadie podía hacerlo por iniciativa propia debido a no haberlos visto como lo descrito en el libro del Génesis.

Deuteronomio 33:8,9. Cuando Moisés bendijo a Israel, destacó la cualidad de «lealtad» ejercida por la tribu sacerdotal de Leví para con Jehová. Esto me enseña: que la lealtad es un invaluable atributo de todos los siervos verdaderos de Jehová. Sabemos que Satanás está «Guerreando» contra el pueblo de Dios y hace cuanto puede para quebrantar la lealtad de los fieles, por eso, tenemos que cultivar un apego leal a Jehová, formar un vínculo inquebrantable con él, y estar resueltos a agradarle y adherirnos a sus justas normas, solo así podremos seguir siendo leales y como resultado disfrutaremos de una conciencia limpia ante Jehová.

Deuteronomio 33:13,14. Entre las bendiciones que iba a recibir la tribu de José de parte de Jehová era «las cosas buenas del cielo, el rocío, las aguas de los manantiales, el sol y todos los productos de cada mes». Esto me enseña: que Jehová es: «el señor de los elementos» tanto del cielo como de la tierra, y cuando las escrituras hablan acerca de ellos lo asocia con vida. Lo que nos muestra que obedecer a Jehová resulta en bendición. También nos muestra que nuestra fe y esperanza es segura porque Jehová desea y puede sustentar la vida de sus siervos para siempre.

Deuteronomio 34:9. Moisés, quien sabía que no entraría en la Tierra Prometida, «Humildemente» obedeció a Jehová e «Impuso sus manos sobre Josué» ante todo el pueblo y los Israelitas empezaron a escucharlo. Esto me enseña: que en nuestros días, esta misma «Humildad» muestran el resto de cristianos ungidos que han estado concediendo privilegios mayores a hombres capacitados de las otras ovejas. Cada vez se ha delegado a más hermanos maduros deberes de mayor peso para apoyar a sus hermanos ungidos. Por nuestra parte nos corresponde escucharlos y ser obedientes, así honramos y damos gloria a Jehová.

Deuteronomio 33:24,25. La frase «Mojar el pie en aceite» se usó proféticamente para prefigurar la porción abundante que tendría la tribu de Aser, su tierra produciría alimento y seguridad material en abundancia. Esto me enseña: que en el nuevo mundo los fieles disfrutaremos de una seguridad material que no se consigue mediante amargas competencias o a costa de la salud y la felicidad, como sucede en el caso de muchas personas hoy día. Anhelamos que llegue el día en que «Jehová, la Fuente de toda riqueza» derrame su bendición completa sobre la humanidad, tanto en sentido espiritual como material.

Deuteronomio 33:28. En este texto nos muestra que la nación de Israel viviría en completa seguridad en la Tierra Prometida. Esto me enseña: que todos tenemos el deseo de disfrutar de una vida segura, pero el delito, el desempleo, las guerras y otros factores han contribuido a la inseguridad mundial. Este periodo terrible y turbulento nos muestra que necesitamos que Jehová intervenga para poder vivir en seguridad. Para curarlo, él a establecido su Reino Celestial, mediante este gobierno  nos promete una vida en «Justicia verdadera, quietud y seguridad hasta tiempo indefinido». Esta si es: una ¡magnífica perspectiva!

Deuteronomio 34:10-12. Moisés disfrutó de una relación muy especial con Jehová, quién le infundió un poder «grande e impresionante» para que cumpliera con la comisión de dirigir a los Israelitas a la Tierra Prometida. Esto me enseña: que quiénes disfrutamos de una relación estrecha con Jehová, se nos ha concedido una comisión: «De predicar y hacer discípulos». Para llevarla a cabo, Jehová nos infunde «El poder que es más allá de lo normal» que nos ayuda a cumplir con esta asignación. Este ministerio es un verdadero tesoro, el más valioso que existe, por eso, nos esforzamos y perseveramos por cumplirlo.

Deuteronomio 34:9. La Biblia dice que «Josué estaba lleno del espiritual de sabiduría». Este espiritual lo capacitó para dirigir a Israel en la conquista de Canáan, algo que no hubiera podido lograr con su propias fuerzas. Esto me enseña: que el espíritu santo es una fuerza invisible que nos faculta o capacita para asumir responsabilidades importantes. Si alguna vez sentimos que nos falta experiencia o aptitud para asumir ciertas responsabilidades en nuestro servicio sagrado, el ejemplo de Josué debe animarnos porque nos señala que lograremos cumplir con nuestros deberes, no por nuestras propias fuerzas, sino que, el espíritu que Jehová nos da.

Aunque los israelitas reconocían que nunca existiría otro líder como Moisés, debían ahora someterse a la dirección de Josué quien estaba lleno del espíritu de sabiduría porque Moisés le había impuesto las manos, lo que pasó con los israelitas demuestra que nunca debemos pensar que un anciano de la congregación es mejor que otro, los israelitas empezaron a escuchar a Josué así como escucharon a Moisés, así mismo nosotros debemos demostrar aprecio y respeto a todos los hermanos que cumplen con su deber de pastorear a las congregaciones.

Deuteronomio 33:5. “Jesurún” es un título honorario dado a Israel y que se puede traducir como un término afectuoso y se traduce por “amado”, este título debería haber recordado al pueblo de Israel su llamamiento como pueblo escogido en relación de pacto con Jehová y, por lo tanto, su obligación de ser rectos pero en el caso de la nación de Israel, el título “Jesurún” se aplica de forma irónica ya que en  vez de vivir en armonía con lo que ese nombre indicaba, Israel se hizo ingobernable, abandonó a su Hacedor y despreció a su Salvador.

Deuteronomio 33:24. Moisés declaró que la tribu de Aser llegaría a mojar sus pies en aceite, esto quería demostrar que su territorio asignado en la tierra prometida se extendía a lo largo de las llanuras costaneras del Mediterráneo lo que incluía parte de la tierra más fértil de todo Israel, donde los olivos proporcionarían abundante aceite y los otros frutos proveerían “bocados exquisitos” una indicación de que esta tribu disfrutaría de bendiciones materiales, en el caso del futuro, nosotros también podremos disfrutar de bendiciones materiales en el paraíso, lo que incluye abundante alimento delicioso.

Deuteronomio 33:27. En este texto podemos ver que Moisés afirmó que Jehová puede y quiere usar su fuerza para ayudar a sus siervos, aquí se describe una imagen animadora, un padre cariñoso que pondrá sus brazos debajo de nosotros, nos levantará con ternura y nos ayudará a ponernos en pie nuevamente, así que podemos estar completamente seguros de que, si acudimos a Jehová cuando sentimos que los problemas nos derrumban, él nos tratará con cariño, es por eso que debemos permanecer fieles a Dios, solo así podemos confiar en que tendremos su apoyo.

Deuteronomio 34:4. Finalmente el momento de cumplir la promesa que Jehová le había hecho a Abrahán, Isaac y Jacob finalmente ha llegado, la espera de 40 años finalmente había concluido, Jehová ya no hablaba de algo futuro para los israelitas sino que ahora se estaba refiriendo a algo que estaba pasando en ese momento, Jehová le dijo a Moisés: “Esta es la tierra que juré darles” lo que refleja el fiel cumplimiento de esta sentencia, el pueblo escogido de Jehová recibió el cumplimiento de la promesa de Jehová, dentro de poco también recibiremos el cumplimiento de las promesas de Jehová para nosotros.

Deuteronomio 34:7. Sin duda Moisés fue una persona fuera de lo común, para empezar logró vivir 120 años, viviendo más que toda la generación que había salido de Egipto, también la Biblia señala que a pesar de su avanzada edad, Moisés nunca había perdido su fuerza  ni su vista indicando que tenía el poder sustentador de Dios, su caso demuestra que, aunque murió, los seres humanos son capaces de vivir por mucho tiempo y conservando una buena salud, Jehová ha prometido que quienes vivan en la Tierra convertida en el paraíso, podrán vivir para siempre y gozando de buena salud.

Deuteronomio 34:12. Moisés, el que fuera caudillo de la nación de Israel por 40 años, mediador del pacto de la Ley, profeta, juez, comandante, historiador y escritor demostró tener una poderosa mano y un impresionante poder ante los ojos de todo Israel, por ejemplo cuando envió las plagas a Egipto o cuando abrió el mar Rojo, aparte de eso Moisés también nos dejó un ejemplo de fe, de cómo mostrar cualidades como el valor, el altruismo, la humildad, la mansedumbre y como obedecer y esperar en Dios, estudiar y meditar en su legado espiritual nos ayudará a acercarnos más a Jehová.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *