Descargar Aplicación

Estudio De La Atalaya, 1-7 Marzo 2021, Mantengamos la calma y confiemos en Jehová,  Respuestas Subrayadas.

1. Al igual que el rey David, ¿qué es posible que se pregunten algunos cristianos?

TODOS queremos vivir tranquilos y en paz. Pero, aunque no nos guste, en ocasiones todos tenemos que hacer frente a situaciones difíciles. De hecho, puede que algunos cristianos se sientan como el rey David, que le preguntó a Jehová: “¿Hasta cuándo tendré ansiedad y preocupaciones, tristeza en mi corazón día tras día?” (Sal. 13:2).

2. ¿Qué veremos en este artículo?

2 Aunque no podemos librarnos por completo de la ansiedad, hay cosas que podemos hacer para mantener a raya ese sentimiento. En este artículo, empezaremos identificando algunas de las cosas que pueden inquietarnos. Después, analizaremos seis consejos para mantener la calma ante los problemas.




¿QUÉ PUEDE CAUSARNOS INQUIETUD?

3. ¿A qué presiones nos enfrentamos, y cuánto control tenemos sobre ellas?

3 Hay cosas que nos pueden inquietar y sobre las que tenemos poco o ningún control. Por ejemplo, no podemos impedir que el costo de los alimentos, la ropa y la vivienda aumente cada año. Tampoco podemos controlar cuándo nuestros compañeros de trabajo o escuela nos propondrán hacer algo inmoral o poco honrado. Y está claro que nosotros no podemos acabar con la delincuencia en el lugar donde vivimos. Todo esto es un reflejo del mundo actual, en el que la mayoría de la gente no se guía  por los principios bíblicos. Satanás, el dios de este mundo, sabe que algunas personas permitirán que “las preocupaciones de este sistema” les impidan servir a Jehová (Mat. 13:22; 1 Juan 5:19). Con razón el mundo está tan lleno de problemas que estresan a la gente.

4. ¿Cómo es posible que reaccionemos cuando estamos bajo mucha presión?

4 Cuando estamos bajo mucha presión, tal vez sintamos que la ansiedad nos aplasta. Por ejemplo, tal vez nos preocupe no ganar suficiente dinero para cubrir nuestras necesidades, o enfermarnos y no poder trabajar o hasta perder nuestro empleo. También puede que nos preocupe no ser leales cuando se nos tiente para desobedecer a Dios. Y además tal vez nos preocupe cómo reaccionaremos cuando Satanás haga que la gente que él controla ataque al pueblo de Dios. Quizás nos preguntemos: “¿Está mal que me preocupe por estas cosas?”.

5. ¿A qué se refirió Jesús cuando dijo: “Dejen de angustiarse”?

5 Jesús les dijo a sus discípulos: “Dejen de angustiarse” (Mat. 6:25). ¿Acaso quiso decir que no deberíamos sentir ni la más mínima ansiedad? Claro que no. Al fin y al cabo, algunos siervos leales de Jehová del pasado sufrieron ansiedad y no por ello perdieron la aprobación de Jehová (1 Rey. 19:4; Sal. 6:3). * En realidad, Jesús nos estaba tranquilizando. No quería que los problemas de la vida nos agobiaran tanto que afectaran nuestro servicio a Dios. Así pues, ¿qué podemos hacer cuando sintamos ansiedad? (Vea el recuadro “ Cómo lograrlo”).

SEIS COSAS QUE LO AYUDARÁN A MANTENER LA CALMA

6. Según Filipenses 4:6, 7, ¿qué puede calmar nuestras inquietudes?

6. 1) Ore constantemente. Se sentirá muy aliviado si le ora con intensidad a Jehová cuando lo abrumen los problemas (1 Ped. 5:7). En respuesta a sus oraciones, recibirá “la paz de Dios, que está más allá de lo que ningún ser humano puede entender” (lea Filipenses 4:6, 7). Jehová usa su poderoso espíritu santo para calmar nuestras inquietudes (Gál. 5:22).

ILUSTRACION

Imágenes de una hermana orando a diferentes horas del día. 1. Antes de comer. 2. Sentada en un parque. 3. Antes de estudiar la Biblia. Vea el párrafo 6. *

7. ¿Qué debemos tener en cuenta al orarle a Dios?

7 Cuando le ore a Jehová, ábrale su corazón de par en par. Sea específico: cuéntele cuál es el problema y cómo lo hace sentir. Si tiene solución, pídale sabiduría para encontrarla y fuerzas para ponerla en práctica. Si no hay nada que pueda hacer para solucionar el problema, pídale a Jehová que lo ayude a no preocuparse más de la cuenta. Si sus oraciones son específicas, con el tiempo verá más claramente cómo las respondió Jehová. Si la respuesta no es inmediata, no se canse. Jehová quiere que, además de específicas, sus oraciones sean constantes (Luc. 11:8-10).

8. ¿Qué deberíamos incluir en nuestras oraciones?

8 Cuando le ore a Jehová para desahogarse, es importante que además piense en todas las cosas buenas que tiene a pesar de los problemas y que le dé las gracias por ellas. Habrá ocasiones en las que le costará encontrar  las palabras adecuadas para expresar sus intensas emociones. Pero recuerde que Jehová puede contestarle aunque solo alcance a decir: “¡Ayúdame, por favor!” (2 Crón. 18:31; Rom. 8:26).

9. ¿Cómo podemos encontrar auténtica protección?

9 2) Confíe en Jehová, no en usted mismo. En el siglo octavo antes de nuestra era, el pueblo de Judá tenía tanto miedo de que los asirios los atacaran y de acabar siendo sus esclavos que le pidieron ayuda a Egipto (Is. 30:1, 2). Jehová les advirtió que ese camino los llevaría al desastre (Is. 30:7, 12, 13). Mediante Isaías, Jehová le dijo a su pueblo cómo encontrar auténtica protección. Isaías dijo: “Su fuerza dependerá de que mantengan la calma y demuestren confianza” en Jehová (Is. 30:15b).

ILUSTRACION

La misma hermana busca información sobre la Biblia en su tablet a la hora del almuerzo en el trabajo. Vea el párrafo 9. *

10. Mencione algunas situaciones en las que podemos demostrar confianza en Jehová.

10 Veamos algunas situaciones en las que podemos demostrar que confiamos en Jehová. Imagine que le ofrecen un trabajo muy bien pagado pero que le quitará mucho tiempo y afectará sus actividades espirituales. O tal vez un compañero de trabajo le demuestre interés romántico pero no sea un Testigo bautizado. Incluso puede que un familiar al que usted quiere mucho le dé este ultimátum: “Elige: o tu Dios o yo”. Enfrentarse a estas situaciones no es sencillo, pero en cada caso Jehová nos da la guía que necesitamos (Mat. 6:33; 10:37; 1 Cor. 7:39). Ahora bien, ¿demostraremos confianza en él y seguiremos su guía?

11. ¿Qué ejemplos bíblicos podemos estudiar para mantener la calma ante la oposición?

11 3) Saque lecciones de ejemplos del pasado. En la Biblia encontramos muchos ejemplos, tanto buenos como malos, que destacan el valor de mantener la calma y poner nuestra confianza en Jehová. Cuando estudie buenos ejemplos, fíjese en lo que ayudó a los siervos de Dios a mantener la calma cuando se enfrentaron a fuerte oposición. Por ejemplo, los apóstoles no se dejaron intimidar cuando el tribunal supremo judío les prohibió seguir predicando. En lugar de eso, dijeron con valor: “Tenemos que obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres” (Hech. 5:29). No tuvieron miedo ni siquiera después de que los golpearan. ¿Por qué? Porque sabían que Jehová estaba de su parte y que contaban con su aprobación. Así que siguieron predicando las buenas noticias (Hech. 5:40-42). De la misma manera, cuando el discípulo Esteban se enfrentó a la muerte, estaba tan tranquilo y sereno que “su cara parecía la de un ángel” (Hech. 6:12-15). ¿Por qué? Porque estaba convencido de que tenía la aprobación de Jehová.

ILUSTRACION

La hermana leyendo la Biblia y una publicación bíblica. Vea el párrafo 11. *

12. Según 1 Pedro 3:14 y 4:14, ¿por qué podemos ser felices cuando nos persiguen?

12 Los apóstoles tenían pruebas claras de que Jehová estaba con ellos, pues les había dado poder para hacer milagros (Hech. 5:12-16; 6:8). Aunque este no sea nuestro caso hoy en día, Jehová mediante su Palabra nos asegura con cariño que nos dará su aprobación y su espíritu si sufrimos por causa de la justicia (lea 1 Pedro 3:14; 4:14). Así que, en vez de estar dándole vueltas a cómo reaccionaremos en el futuro si se nos persigue, es mejor que nos centremos en lo que podemos hacer ahora para confiar  cada vez más en que Jehová puede ayudarnos y salvarnos. Al igual que aquellos discípulos, debemos recordar la promesa de Jesús: “Les daré unas palabras y una sabiduría que todos sus adversarios juntos no podrán rebatir ni contradecir”. Además, tenemos esta garantía: “Con su aguante salvarán su vida” (Luc. 21:12-19). Y no olvidemos que, cuando un siervo suyo muere fiel, Jehová recuerda hasta el más mínimo detalle sobre él y lo resucitará.

13. ¿Cómo puede beneficiarnos estudiar los malos ejemplos de quienes no mantuvieron la calma ni confiaron en Jehová?

Estudiar los malos ejemplos de personas que no confiaron completamente en Jehová nos ayudará a no tropezar con la misma piedra. Es cómo lo que dice 1 Corintios 10: 11, 12 que todo “lo que se escribió en la Biblia es para que nos sirva de ejemplo, y se escribió como advertencia para nosotros, para quienes ha llegado el fin de los sistemas”.

13 También podemos sacar lecciones de los malos ejemplos de quienes no mantuvieron la calma ni confiaron en Jehová. Estudiar esos ejemplos nos ayudará a no tropezar con la misma piedra que ellos. Por ejemplo, al principio de su reinado, el rey Asá de Judá confió en Jehová al enfrentarse a un enorme ejército, y él lo bendijo con la victoria (2 Crón. 14:9-12). Pero ¿qué pasó tiempo después, cuando tuvo que enfrentarse al rey Baasá de Israel, que tenía un ejército mucho más pequeño? En vez de recurrir a Jehová como había hecho en el pasado, les pagó a los sirios para que lo ayudaran (2 Crón. 16:1-3). Y, cuando se enfermó gravemente y su muerte estaba cerca, no acudió a Jehová por ayuda (2 Crón. 16:12).

14. ¿Qué podemos aprender de los errores de Asá?

14 Al principio, Asá buscaba a Jehová cuando tenía problemas. Pero con el tiempo dejó de acudir a su Dios por ayuda y prefirió hacer las cosas a su manera. A simple vista, la idea de Asá de pedirles ayuda a los sirios para luchar contra Israel podría parecer un buen plan. Pero a la larga no funcionó. Jehová le dijo mediante un profeta: “Por confiar en el rey de Siria y no confiar en Jehová tu Dios, el ejército del rey de Siria se te ha escapado de las manos” (2 Crón. 16:7).Nosotros también aprendemos que debemos tener cuidado de no confiar tanto en nuestra manera de hacer las cosas que no busquemos la ayuda de Jehová en su Palabra. En ocasiones, se nos presentarán situaciones en las que tenemos que tomar decisiones rápidas. Aun así, nos irá bien si mantenemos la calma y confiamos en Jehová.

15. ¿Qué podemos hacer cuando estemos leyendo la Biblia?

15 4) Memorice versículos de la Biblia. Cuando lea un pasaje bíblico que muestre que mantener la calma y confiar en Jehová nos da fuerzas, intente memorizar algunos versículos importantes. Tal vez le resulte útil leerlos en voz alta o escribirlos y repasarlos de vez en cuando. Jehová le mandó a Josué que leyera el libro de la Ley y meditara día y noche en él para que así actuara con sabiduría. Esos recordatorios lo ayudarían a vencer cualquier temor que pudiera tener en medio de las circunstancias en las que se encontraba (Jos. 1:8, 9). En la Palabra de Dios, encontraremos muchas ideas que nos pueden ayudar a mantener la calma en situaciones que normalmente nos causarían temor o ansiedad (Sal. 27:1-3; Prov. 3:25, 26).

ILUSTRACION

La hermana pone en el refrigerador una notita con el texto de Isaías 30:15. Vea el párrafo 15. 

16. ¿Cómo usa Jehová a la congregación para ayudarnos a mantener la calma y confiar en él?

16 5) Pase tiempo con los hermanos. Jehová los usa para ayudarnos a mantener la calma y confiar en él. En nuestras  reuniones, nos beneficiamos de lo que se enseña desde la plataforma, de los comentarios que se ofrecen y de las buenas conversaciones con nuestros hermanos (Heb. 10:24, 25). También nos puede animar mucho abrirle nuestro corazón a un amigo querido de la congregación. “Una buena palabra” dicha por un buen amigo puede hacernos mucho bien y librarnos del peso de la ansiedad (Prov. 12:25).

ILUSTRACION

La hermana hablando con otra hermana mientras predican. Vea el párrafo 16. *

17. Según Hebreos 6:19, ¿cómo puede la esperanza del Reino darnos estabilidad a pesar de los problemas?

17 6) Mantenga la esperanza muy viva en su mente. La esperanza del Reino es “como un ancla para el alma”: nos da estabilidad a pesar de los problemas y las inquietudes (lea Hebreos 6:19). Medite en la promesa de Jehová de que en el futuro los pensamientos negativos serán cosa del pasado (Is. 65:17). Imagínese en el nuevo mundo, donde reinará la paz y no sucederán cosas malas (Miq. 4:4). Otra manera de mantener muy viva su esperanza es hablándoles de ella a los demás. Por eso, haga todo lo que pueda en la obra de predicar y hacer discípulos. Si lo hace, podrá “tener la completa seguridad de la esperanza hasta el final” (Heb. 6:11).

ILUSTRACION

La hermana meditando en las futuras bendiciones del Reino. Vea el párrafo 17. *

 “Su fuerza dependerá de que mantengan la calma y demuestren confianza” (IS. 30:15).

CÓMO LOGRARLO

1. Ore constantemente.

2. Confíe en Jehová.

3. Saque lecciones de ejemplos del pasado.

4. Memorice versículos de la Biblia.

5. Pase tiempo con los hermanos.

6. Mantenga la esperanza muy viva en su mente.

18. ¿Qué nos espera en el futuro, y qué nos ayudará a afrontarlo?

Mientras más nos acerquemos al fin de este sistema, más problemas y preocupaciones tendremos, y más ansiedad podríamos sentir. Es por eso que para afrontarlos debemos de tener este tipo de estudios que nos recuerden lo importante que es mantener la calma y confiar en Jehová más que en nuestras propias capacidades.

18 Cuanto más nos acerquemos al fin de este sistema, más problemas y preocupaciones tendremos, y más ansiedad podríamos sentir. El texto del año 2021 nos recuerda que el secreto para enfrentarnos a los problemas y mantener la calma es confiar en Jehová, no en nuestras propias fuerzas. Durante este año, que todos demostremos por nuestras acciones que tenemos fe en esta promesa de Jehová: “Su fuerza dependerá de que mantengan la calma y demuestren confianza” (Is. 30:15).

¿QUÉ RESPONDERÍA?

¿Por qué no es incorrecto sentir cierta ansiedad?

Porque es algo normal en siervos de Jehová que en ocasiones nos sintamos así ya que nos enfrentamos a muchas presiones de las cuales tenemos muy poco o ningún control.

¿Qué seis cosas nos ayudarán a mantener la calma?

1) Orar de manera frecuente, 2) Cifrar nuestra plena confianza en Jehová, 3) Analizar ejemplos del pasado, 4) Memorizar textos bíblicos, 5) Gastar de nuestro tiempo conviviendo con nuestros hermanos y 6) Mantener nuestra esperanza en Jehová muy viva en nuestra mente. 

¿Por qué es tan apropiado el texto del año 2021?

Porque precisamente nos recuerda lo que todo siervo de Jehová debe hacer frente a las presiones de esta vida, “Mantener la calma y demostrar confianza ya que nuestras fuerzas dependen de eso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *