Descargar Aplicación

La Atalaya De Estudio, «Artículo 43», 27 de diciembre de 2021 a 2 de enero de 2022, ¡No se rinda!, Respuestas.

1. ¿Por qué nos sentimos felices y orgullosos los testigos de Jehová?

Nos sentimos felices y orgullosos porque predicamos a las personas y les enseñamos de Jehová. Hay personas que tienen ganas y una buena actitud para servir a Jehová y los testigos de Jehová los ayudamos para obtener vida eterna.

COMENTARIOS ADICIONALES

Nos sentimos orgullosos y felices porque llevamos el nombre de Dios, y además gracias a que, conocemos la verdad podemos ayudar a las personas que tienen la actitud correcta a entrar al pueblo de Jehová.

Porque llevamos el nombre de Dios y orgullosos de que Jehová nos haya dado el privilegio de llevar las buenas noticias de reino a todas las personas, como menciona Hechos 13:48, nos sentimos gozoso de poder ayudar a alguien que tiene la actitud correcta para obtener vida eterna a hacerse siervo de Jehová.

2. ¿Cómo demostramos que la predicación es algo muy importante para nosotros?

Demostramos que la predicación es algo muy importante para nosotros prestándole atención a nuestra conducta. Siempre queremos comportarnos de una manera que honre a Jehová y que demuestre que creemos en las buenas noticias que anunciamos. Nos preparamos bien para la predicación y le pedimos a Jehová que nos ayude cuando vamos a hablar de él.

COMENTARIOS ADICIONALES

Como dijo el apóstol Pablo, prestando siempre atención a nuestra enseñanza y conducta, pues este es un asunto muy serio ya que hay vidas en juego, así que siempre preparémonos bien para predicar y pidámosle a Jehová su espíritu santo. Además como dice el párrafo, siempre debemos portarnos como ciudadanos del reino de Dios, para así honrar a Jehová y demostrar que practicamos lo que predicamos.

En 1 Timoteo 4:16 el apóstol Pablo le aconseja a Timoteo y le dice: «presta atención a tu conducta y a tu enseñanza» y añadió «así te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchen». Con estas palabras Pablo nos muestra que como siervos de Jehová debemos estar examinando nuestra conducta, ya que hay otras vidas en juego y si queremos demostrar que honramos a Jehová debemos comportarnos de una manera que demuestre que actuamos en conformidad con las buenas noticias que llevamos.

3. ¿Cuál podría ser la reacción de las personas al mensaje del Reino, y qué ejemplo lo demuestra?

Puede haber muchas reacciones, como que las personas de nuestro territorio muestren poco o ningún interés en el mensaje del Reino.

COMENTARIOS ADICIONALES

Bueno, su reacción puede ser que muestren poco o ningún interés en el mensaje del Reino, y tenemos el caso del hermano Georg Lindal que predico solo en Islandia durante 18 años, pero nadie se hizo testigo, como el mismo dice la mayoría de personas se quedaron totalmente indiferentes al mensaje, luego llegaron misioneros, y recién después de 9 años, algunas personas se bautizaron.

Podemos estar acostumbrados a que muestre poco interés o ninguno por el mensaje que transmitimos. Pero esto no nos debe desanimar, como no lo hizo con el hermano Georg que tras predicar por toda Islandia durante casi 20 años nadie se hizo testigo. Tal como el hermano, seguiremos perseverando en nuestra predicación.

4. ¿Cómo puede que nos sintamos cuando las personas rechazan nuestro mensaje?

Nos sentimos desilusionados por el rechazo. Hay una gran tristeza y un dolor constante por no haber podido transmitir el mensaje de Jehová.

COMENTARIOS ADICIONALES

Puede que nos lleguemos a sentir desilusionados, e incluso lleguemos a tener el mismo sentir de Pablo, quien dijo, que sentía una gran tristeza y un dolor constante porque los judíos no aceptaban a Jesús.

Podemos sentirnos desilusionados como Pablo que tenía una gran tristeza y dolor constante. Ya sea porque no nos escuchan o porque nuestro estudio bíblico decide dejarlo. No debemos sentirnos culpables de ello, es la persona quién toma una decisión. Nosotros hemos de plantar la semilla y es Dios quién la hará germinar.

Como sabemos que estas circunstancias causan desilusión y afecta a muchos hermanos y hermanas, durante este estudio de La Atalaya responderemos dos preguntas: 1) ¿Cómo sabemos si nuestro ministerio es un éxito? y 2) ¿Qué expectativas realistas deberíamos tener?

¿CÓMO SABEMOS SI NUESTRO MINISTERIO ES UN ÉXITO?

5. ¿Por qué lo que hacemos para Jehová no siempre da los resultados que habíamos esperado?

No todo lo que hacemos para Jehová saldrá como queremos. Todas las personas tenemos imperfecciones y esto nos trae problemas. También nuestros enemigos querrán interrumpir nuestra predicación.

COMENTARIOS ADICIONALES

Porque nuestra propia imperfección y la de las personas que nos rodean hace que nuestra vida este llena de problemas, y además, como dice 1 Corintios 16:9 tenemos  muchos enemigos que intentan obstaculizar la labor de llevar las buenas nuevas del reino.

Hemos de recordar que vivimos en el sistema de Satanás, que somos imperfectos al igual que las personas y que es una vida llena de problemas como dice Job 14:1. Y además, puede que nos enfrentemos a grandes enemigos que nos quiten la libertad para hablar sobre Jehová. Por lo que son muchos factores por los que podemos sentir que no estamos teniendo éxito, pero Jehová mide este éxito de forma diferente como veremos.

6. ¿Cómo mide Jehová el éxito de nuestro ministerio?

El mide nuestro éxito de nuestro ministerio si lo llevamos a cabo con diligencia y amor, sin importar la reacción de las personas.  Jehová no olvida nuestros esfuerzos, incluso si esos esfuerzos no nos han dado buenos resultados. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Él no se basa en la reacción de la gente, sino se fija en el esfuerzo, el amor y el aguante que mostramos en el ministerio, así que, aunque nuestros esfuerzos no den buenos resultados, nuestro trabajo no es en vano.

Jehová mide el éxito con justicia como dice Hebreos 6:10. Por lo que no sería justo que midiera nuestro éxito por causas ajenas como la decisión de una persona imperfecta de aceptar el mensaje. Jehová valora, como vemos en la imagen, nuestro esfuerzo, ilusión y amor por siempre hacer su voluntad ya sea en persona, por carta o por teléfono.

Todo el trabajo que hacemos para Jehová que salga de nuestro corazón sincero no será en vano como dice 1 Corintios 15:58. Y aunque las personas nos rechacen una vez tras vez, esto también lo valora mucho Jehová. Aunque pensemos que no, estamos teniendo éxito, porque estamos fortaleciendo nuestro aguante que a pesar de la negativa de las personas seguimos perseverando.

ILUSTRACION:

Serie de imágenes: Hermanos y hermanas predicando. 1. Un hermano va de casa en casa. 2. Una hermana escribe una carta. 3. Un hermano llama por teléfono.

Jehová valora nuestros esfuerzos, sea que prediquemos en persona, por carta o por teléfono. (Vea el párrafo 6).

7. ¿Qué aprendemos de lo que el apóstol Pablo dijo sobre su ministerio?

Del apóstol Pablo aprendemos que para Jehová lo más importante es nuestro esfuerzo y nuestro aguante.

COMENTARIOS ADICIONALES

Cuando algunos criticaron a Pablo porque se creían superiores a él, este no se jactó por todo lo que había logrado en el servicio a Jehová, por eso solo dijo: «he trabajado más», de igual manera nosotros no midamos nuestro ministerio por los resultados sea que los tengamos o no, sino mas bien recordemos que para Jehová lo más importante son nuestros esfuerzos y aguante.

Tal como dijo Pablo en 2 Corintios 11:23: “Yo he trabajo más”. Esto no es una cuestión de números, de cuántos estudios tengo o he dirigido, de cuántas personas he llevado al bautismo, de cuántas horas hago, de cuántas publicaciones dejo. Si lo analizamos así, estamos cometiendo un grave error. La óptica correcta es dar lo mejor de nosotros dadas nuestras circunstancias personales como hizo Pablo, esto es lo que valora Jehová.

8. ¿Qué debemos recordar sobre nuestro ministerio?

“No se alegren porque los espíritus quedan sometidos a ustedes. Más bien, alégrense porque sus nombres han sido escritos en los cielos”. Los discípulos tenían que sentirse felices no solo porque la gente los escuchara, sino sobre todo por saber que a Jehová le complacían sus esfuerzos.

COMENTARIOS ADICIONALES

Que por sobre todas las cosas, nuestro ministerio complace a Jehová ya que se alegren porque su nombre había sido escrito en los cielos debido al ministerio, así en nuestro caso no nos sintamos felices solo porque la gente nos escucha sino porque sabemos que a Jehová le complacen nuestros esfuerzos.

Debemos recordar que nuestro ministerio complace a Jehová. Tenemos que estar felices por nuestro ministerio como en el ejemplo de Jesús. Sea cuál sea las experiencias que tengamos en el ministerio, estamos llevando el nombre de Dios a las personas y por esto tenemos que estar felices, por hacer la voluntad de Jehová, Él se complace al ver nuestros esfuerzos.

9. Según Gálatas 6:7-9, ¿Cuál será el resultado si no dejamos de predicar?

Algunos de los resultados de predicar es que “Si no nos cansamos”, Jehová promete que nos dará vida eterna.

COMENTARIOS ADICIONALES

Pues que obtendremos vida eterna, ya que como dice el texto  si no nos cansamos Jehová promete darnos vida eterna, y esto independientemente de si llevamos a alguien al bautismo o no.

El resultado que tendremos si no dejamos de hacer la voluntad de Jehová es la vida eterna que tanto deseamos. Queremos que el mayor número de personas también tengan este resultado, pero es decisión personal de ellas y no podemos influir en su decisión. Sin embargo, nosotros con nuestro esfuerzo estaremos pensando en el espíritu y sembrando nuestros frutos futuros.

¿QUÉ EXPECTATIVAS REALISTAS DEBERÍAMOS TENER?

10. ¿De qué depende la reacción de las personas a nuestro mensaje?

Depende principalmente de lo que hay en su corazón. Nosotros no tenemos control sobre el fruto de nuestro trabajo, pues depende de qué tipo de corazón tengan las personas que nos escuchan. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Depende de lo que hay en su corazón, por decirlo así, que tipo de suelo hay en su corazón, si es una buena tierra dará fruto, pero es algo de lo que nosotros no tenemos el control, lo que si podemos hacer es seguir sembrando la semilla de la verdad.

En la parábola de Jesús de Lucas 8:5-8 dice que de todas las semillas que cayeron al suelo, solo crecieron las que estaban en una buena tierra. El mensaje bíblico se lo transmitimos a muchas personas, pero tal como enseñó Jesús, solo fructificará en una buena tierra, en buenos corazones que estén dispuestos a aceptar la verdad. Si el corazón de la persona no está preparado para escuchar la verdad, por muchos esfuerzos que hagamos, no germinará esta semilla.

11. ¿Por qué podemos decir que Noé tuvo éxito como “predicador de justicia”? (Vea el dibujo de la portada).

Noé tuvo mucho éxito porque hizo fielmente lo que Jehová le dijo que hiciera.

COMENTARIOS ADICIONALES

A pesar de que quizás él esperaba que las personas lo escuchen, no fue así, pero si tuvo éxito porque cumplió al pie de la letra con lo que Jehová le había mandado, que era entrar en el arca con su familia.

Noé es un claro ejemplo de lucha, constancia, perseverancia y esfuerzo. Nadie le escuchó durante décadas, es más, lo llamaron loco como poco. Y al final solo se salvó Él y su familia junto a los animales como vemos en la imagen. Nuestro deber es ser un predicador de justicia como Noé y seguir perseverando, y será Jehová quién decida el resultado final.

ILUSTRACION:

Noé y su familia entran en el arca con muchos animales y provisiones.

Noé predicó fielmente durante años, pero los únicos que entraron con él en el arca fueron su esposa, sus hijos y sus nueras. Aun así, fue obediente y cumplió con éxito la labor que Dios le encargó. (Vea el párrafo 11).

12. ¿Qué hizo Jeremías para disfrutar la predicación pese a la indiferencia y la oposición de la gente?

El hizo dos cosas importantes. Primero, hizo que el mensaje divino que llevaba a las personas sea algo que les de “un futuro y una esperanza”. Y, segundo, en que Jehová lo había elegido para que llevara su nombre.

COMENTARIOS ADICIONALES

Y al igual que Jeremías nosotros debemos centrarnos en estos puntos tan importantes, pues el mensaje del reino da esperanza en la oscuridad de este mundo y además llevamos el nombre de Dios.

Jeremías estuvo a punto de dejarlo, pero no se rindió. Puede que en ocasiones de bajón emocional podamos estar como Jeremías. Pero pensemos en lo que le ayudó a él: 1) está llevando un mensaje de buenas noticias sobre un futuro mejor y una esperanza, y 2) fue elegido por Jehová para portar su nombre. ¿Qué mayor honor puede haber? Nosotros también compartimos este honor y este mensaje, así que no nos rindamos.

13. ¿Qué nos enseña la parábola de Jesús que leemos en Marcos 4:26-29?

Nos enseña que puede tardar el tiempo, para poder ver que un estudiante aplique lo que aprende, pues el progreso es poco a poco. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Nos enseña que crecer espiritualmente lleva tiempo, ya que el sembrador de la parábola pasó por todo un proceso para ver el resultado de todo su esfuerzo, lo mismo pasa con los estudiantes de la biblia, para que lleguen a aplicar lo que aprenden pasa algún tiempo pues es un proceso, nosotros no podemos acelerar el proceso tal como sucede con el sembrador.

En esta parábola Jesús nos enseñó otro caso que es posible. Que tengamos un estudiante con cierto interés en la Biblia pero que sus avances son muy lentos. Debemos de ser pacientes porque el progreso que podemos querer no se va a producir del día a la mañana, sino poco a poco. Y esto puede ser semanas, meses o años hasta que veamos el fruto.

14. ¿Qué ejemplo muestra que puede pasar un buen tiempo antes de que las personas nos empiecen a escuchar?

Gladys y Ruby Allen, eran dos hermanas, las enviaron de precursoras regulares. La gente les tenía temor a los sacerdotes de la Iglesia católica, así que no las escuchaban. Ellas predicaron de puerta en puerta durante dos años aunque no las escuchaban. Pero ellas fueron perseverantes y con el tiempo, las personas las fueron escuchando y el territorio se hizo más productivo. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Tenemos el caso de 2 hermanas canadienses Gladys y Ruby Allen, ellas fueron enviadas a la provincia de Quebec en 1959, la gente no las escuchaba por temor a los sacerdotes de la Iglesia católica, una de ellas comenta que predicaron diariamente 8 horas por dos años sin que nadie respondiera, pero ellas no se dieron por vencidas, y con el tiempo el territorio se volvió productivo al punto que actualmente hay 3 congregaciones.

Tenemos el ejemplo de Gladys y Ruby Allen que en 1959 las mandaron de precursoras regulares a una provincia de la ciudad de Quebec, donde la gente tenía temor a los sacerdotes de la Iglesia y a lo que la gente decía así que no las escuchaban. Ellas recuerdan que predicaron de puerta en puerta 8 horas al día durante dos años sin que nadie las escucharan pero dicen que no se dieron por vencidas y con el tiempo la actitud de la gente se suavizó mucho el territorio empezó a ser más productivo. Esto nos muestra que aunque nadie nos escuche no debemos darnos por vencidos, sino seguir intentándolo.

15. ¿Qué nos enseña 1 Corintios 3:6, 7 sobre la obra de hacer discípulos?

Hacer discípulos es un trabajo en equipo. Se ha dicho que se necesita una congregación para ayudar a alguien a llegar al bautismo. Como dijo Jesús, el sembrador y el cosechador pueden alegrarse juntos al participar en la cosecha espiritual.

COMENTARIOS ADICIONALES

Que no es trabajo de solo un publicador sino de toda la congregación, ya que puede que uno de nosotros le deje una publicación a alguien pero puede que no podamos volver a visitarlo, entonces le pedimos ayuda a algún otro hermano y este al iniciar un curso bíblico invita a distintos hermanos los cuales sin duda van a animar al estudiante, así que realmente todos podemos ayudar a regar la semilla.

Este texto nos enseña que la labor de hacer discípulos es un trabajo en equipo. Puede que un publicador le deje alguna publicación a una persona que ha mostrado interés pero se da cuenta de que por su horario no puede volver a visitar a esa persona así que pide ayuda a otro publicador que inicia un curso bíblico con la persona e invita a distintos hermanos a que lo acompañen y cada hermano ayuda o anima de alguna manera la estudiante. Cada publicador ayuda a regar la semilla de la verdad, por eso el sembrador y el cosechador pueden alegrarse juntos.

16. Aunque a usted le fallen las fuerzas o la salud, ¿por qué puede sentirse feliz con lo que hace en el ministerio?

Aunque tengamos dificultades como mala salud o ya no tengamos fuerzas, nos podemos sentir felices porque hay muchas mas cosas que podemos hacer en el ministerio, como seguir rescatando a las personas y que conozcan el camino de la vida y así podemos seguir ayudando en la congregación.

COMENTARIOS ADICIONALES

Podemos sentirnos felices por lo que si podemos hacer en la cosecha, ya que al igual que paso con el rey David y sus hombres cuando pelearon contra una banda de saqueadores amalequitas, doscientos de sus hombres estaban demasiado cansados así que se quedaron vigilando las pertenencias, pero al final recibieron lo mismo que los demás, de igual forma cuando alguien entra al pueblo de Jehová debemos alegrarnos por ello y compartir esa felicidad.

En 1 de Samuel 30:21-25 se habla sobre cuando David y sus hombres derrotaron a una banda de saqueadores y amalequitas, y allí vemos que habían 200 hombres que estaba demasiado cansados para pelear así que se quedaron vigilando las pertenencias y cuando acabó la batalla David dijo que el botín se repartiría entre todos por igual. Hoy día pasa algo parecido en la obra que llevamos a cabo, todos le damos a Jehová lo mejor que tenemos así que podemos alegrarnos por igual cada vez que una persona acepta el mensaje.

17. ¿Por qué podemos darle gracias a Jehová?

Porque el nos valora por el servicio que le damos. Él sabe que no podemos controlar el resultado de nuestros esfuerzos, el se fija en nuestro duro trabajo y en todo el amor que le ponemos. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Porque realmente valora muchísimo el servicio que le damos sim importar las cantidades, ya que él se fija en nuestro duro trabajo y el amor con el que lo hacemos y nos recompensará por ello.

Porque él valora con mucho amor el servicio que le damos y sabe que no depende de nosotros el resultado de nuestros esfuerzos pero se fija en nuestro duro trabajo y en el amor que le ponemos y podemos tener claro que nos dará su aprobación si no nos rendimos.

¿QUÉ RESPONDERÍA?

¿Cómo puede que nos sintamos cuando las personas rechazan nuestro mensaje?

Nos sentimos desilusionados y tristes. Puede que nos pase como a Pablo, que dijo que tenía “una gran tristeza y un dolor constante”.

COMENTARIOS ADICIONALES

Puede que nos lleguemos a sentir desilusionados, e incluso lleguemos a tener el mismo sentir de Pablo, quien dijo, que sentía una gran tristeza y un dolor constante porque los judíos no aceptaban a Jesús.

Podemos sentirnos desilusionados y perder nuestras fuerzas y energías. Pero recordemos que la decisión de que una persona estudie o no la Biblia depende de su corazón y no del nuestro. Jehová valora nuestros esfuerzos, no el resultado que provendrá directamente de Él.

¿Cómo sabemos si nuestro ministerio es un éxito?

Porque la Biblia dice que las persona que hacen la voluntad de Dios, Tendrían éxito en todo lo que hagan. Jehová se fija en nuestros esfuerzos y en nuestro aguante. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Lo sabremos si estamos dando todo, lo mejor de acuerdo a nuestras circunstancias ya que Jehová valora muchísimo nuestros esfuerzos y nuestro amor y además sabemos que nuestro ministerio si es de corazón complace a Jehová.

Sabemos que nuestro ministerio tiene éxito cuando damos lo mejor de nosotros dadas nuestras circunstancias personales. Jehová valora todo lo que le damos, y valora mucho nuestros esfuerzos y el cómo nos sobreponemos a la adversidad y a la negativa de las personas a escuchar el mensaje bíblico.

¿Por qué no debemos darle demasiada importancia a cuántas personas hemos llevado personalmente al bautismo?

Tal como un sembrador no puede hacer que sus cultivos crezcan a la velocidad que él desea, nosotros no podemos obligar a los estudiantes a progresar a la velocidad que nosotros queremos. Así que no nos desanimemos ni nos rindamos si su progreso está llevando más de lo que esperábamos. Tanto cultivar como hacer discípulos requieren paciencia.

COMENTARIOS ADICIONALES

Porque esto nos mide el éxito de nuestro ministerio, ya que como hemos visto Jehová lo que valora son nuestros esfuerzos.

Por que esto no es lo que valora Jehová. Jehová valora nuestro trabajo, tal como dijo Pablo: “Yo he trabajado más”. Jehová no mide el éxito en cuestión de números, sino ve nuestro corazón y el esfuerzo sincero que hacemos por servirle en todos los campos de nuestro ministerio.

Porque la obra de hacer discípulos es un trabajo en equipo así que debemos de alegrarnos por cada persona que decide aceptar el mensaje de Dios aunque no la hayamos llevado nosotros al bautismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *