Descargar Aplicación

Estudio De La Atalaya, 6-12 de septiembre 2021, Copiemos el ejemplo de aguante de Jehová, Respuestas Subrayadas.

1, 2. ¿Por qué nos ayuda la promesa de Isaías 65:16, 17 a seguir aguantando?

“¡NO SE RINDA!”. Ese fue el emocionante título de la asamblea regional del 2017. El programa nos enseñó cómo podemos soportar las dificultades que sufrimos. Ya han pasado cuatro años, y aquí seguimos, aguantando la vida en este sistema.

¿Qué problemas hemos tenido recientemente? Puede que estemos sufriendo debido a la muerte de un familiar o un amigo, una enfermedad grave, la vejez, un desastre natural, la violencia, la persecución o la pandemia del COVID-19. ¿Verdad que deseamos que llegue el día en el que todo esto haya quedado atrás? Jamás volveremos a pensar en estas cosas y nunca volverán a suceder (lea Isaías 65:16, 17).

3. ¿Qué debemos hacer ahora, y por qué?

La vida en este mundo no es fácil, y puede que en el futuro afrontemos dificultades aún mayores (Mat. 24:21). Así que debemos seguir fortaleciendo nuestro aguante. Jesús explicó por qué debemos hacerlo al decir: “Con su aguante salvarán su vida” (Luc. 21:19). Algo que nos ayudará es pensar cómo otros afrontan con aguante pruebas parecidas a las nuestras.




4. ¿Por qué podemos decir que Jehová es el mejor ejemplo de aguante?

¿Quién es el mejor ejemplo de aguante? Jehová. Si esta respuesta nos toma por sorpresa, pensemos en lo siguiente. Este mundo está lleno de problemas porque el Diablo lo controla. Jehová puede acabar con este sistema ahora mismo, pero está esperando que llegue un día determinado para hacerlo (Rom. 9:22). Mientras llega ese momento, él  sigue aguantando. Veamos nueve cosas que Jehová ha decidido soportar.

¿QUÉ COSAS HA DECIDIDO AGUANTAR JEHOVÁ?

ILUSTRACION:

La serpiente mira a Eva, que está a punto de comer del fruto prohibido.

5. ¿Cómo se ha deshonrado el nombre de Dios, y cómo le hace sentir eso a usted?

La deshonra de su nombre. Jehová ama su nombre y desea que todos lo respeten (Is. 42:8). Pero, durante unos 6.000 años, se ha manchado su buen nombre (Sal. 74:10, 18, 23). Todo empezó en el jardín de Edén cuando el Diablo (que significa “calumniador”) acusó a Dios de negarles a Adán y Eva algo que necesitaban para ser felices (Gén. 3:1-5). Desde entonces, se ha acusado falsamente a Jehová de negarles a los seres humanos lo que de verdad necesitan. A Jesús le preocupaba que se deshonrara cada vez más el nombre de su Padre. Por eso, les enseñó a sus discípulos a decir en oración: “Padre nuestro que estás en los cielos, que tu nombre sea santificado” (Mat. 6:9).

ILUSTRACION:

Eva le da a Adán el fruto prohibido.

6. ¿Por qué ha dejado Jehová que pase tanto tiempo para resolver la cuestión de su soberanía?

La oposición a su soberanía. Jehová es el único que tiene el derecho a gobernar los cielos y la Tierra, y es el mejor gobernante que existe (Apoc. 4:11). Pero el Diablo ha intentado engañar a los ángeles y a los seres humanos para que piensen que Dios no tiene ese derecho. La cuestión de la soberanía no es algo que se pueda resolver de la noche a la mañana. Con sabiduría, el Creador ha permitido que la humanidad se gobierne sola durante mucho tiempo, para que quede claro que si no lo toma en cuenta está condenada al fracaso (Jer. 10:23). Gracias a la paciencia de Dios, esta cuestión se resolverá de una vez por todas. Quedará demostrado que él es el mejor gobernante y que solo su Reino podrá traer verdadera paz y seguridad a la Tierra.

ILUSTRACION:

Satanás en el cielo rodeado de ángeles malvados.

7. ¿Quiénes se han rebelado contra Jehová, y qué les hará él?

La rebelión de algunos de sus hijos. Jehová hizo perfectos a los ángeles y a los seres humanos. Pero el ángel rebelde llamado Satanás (que significa “opositor”) hizo que Adán y Eva, que también eran perfectos, se pusieran en contra de Jehová. Otros ángeles y otros seres humanos también se rebelaron (Jud. 6). Con el tiempo, incluso algunos miembros de la nación de Israel, que era el pueblo escogido de Dios, lo rechazaron y empezaron a adorar dioses falsos (Is. 63:8, 10). Con toda razón, Jehová se sintió traicionado. Pero ha seguido aguantando, y seguirá haciéndolo hasta que llegue el día en que acabe con todos los rebeldes. Qué alivio será para sus siervos leales, quienes junto con él siguen aguantando la maldad de este mundo.

ILUSTRACION:

Satanás en el cielo acusando a Job delante de Jehová. Job está sentado en el suelo y tiene todo el cuerpo cubierto de úlceras.

8, 9. ¿Qué mentiras se dicen de Jehová, y cómo respondemos a ellas?

Las constantes mentiras del Diablo. Cuando Satanás acusó al fiel Job, dio a entender que todos los siervos leales de Dios le sirven por puro egoísmo (Job 1:8-11; 2:3-5). El Diablo ha mantenido esas acusaciones hasta este día (Apoc. 12:10). Podemos demostrar que Satanás es un mentiroso al aguantar las dificultades y mantenernos leales a Jehová por amor. Y, tal como le sucedió a Job, Jehová bendecirá nuestro aguante (Sant. 5:11).

Satanás utiliza a los líderes de las religiones falsas para decir que Jehová es cruel y el culpable del sufrimiento que hay en el mundo. Y, cuando un  niño muere, algunos hasta llegan a decir que Dios se lo llevó porque necesitaba a otro angelito en el cielo. ¡Qué manera de insultar a Jehová! Pero nosotros sabemos la verdad. Así que, cuando sufrimos una enfermedad grave o perdemos a un ser amado, nunca le echamos la culpa a Dios. Al contrario, tenemos fe en que un día él remediará nuestros sufrimientos. Podemos contarle a todo el que nos escuche que Jehová es un Dios de amor. Así Jehová puede responder al que lo desafía (Prov. 27:11).

ILUSTRACION:

Una mujer en la cama de un hospital con una vía intravenosa en el brazo y un tubo de oxígeno en la nariz.




10. ¿Qué nos enseña Salmo 22:23, 24 sobre Jehová?

El sufrimiento de sus siervos amados. Jehová es un Dios compasivo. Por eso le duele vernos sufrir, sea por culpa de la persecución, una enfermedad o nuestras imperfecciones (lea Salmo 22:23, 24). Él siente nuestro dolor. Quiere ponerle fin, y lo hará (compare con Éxodo 3:7, 8; Isaías 63:9). Llegará el día en que cumplirá esta promesa: “Les secará toda lágrima de sus ojos, y la muerte ya no existirá, ni habrá más tristeza ni llanto ni dolor” (Apoc. 21:4).

ILUSTRACION:

En un cementerio, un matrimonio llora y mira un ataúd que está dentro de una tumba.

11. ¿Cómo se siente Jehová al pensar en sus siervos leales que han muerto?

La muerte de sus amigos. ¿Cómo se siente Jehová al pensar en los hombres y las mujeres fieles que han muerto? Está deseando verlos de nuevo (Job 14:15). ¿Podemos imaginar cuánto extraña a su amigo Abrahán? (Sant. 2:23). ¿O a Moisés, a quien le hablaba “cara a cara”? (Éx. 33:11). ¡Y cuánto desea escuchar de nuevo a David y a otros salmistas cantarle sus hermosas alabanzas! (Sal. 104:33). Aunque estos amigos suyos están durmiendo en la muerte, él no los ha olvidado  (Is. 49:15). Jehová recuerda cada detalle de su personalidad, “porque desde su punto de vista todos ellos están vivos” (Luc. 20:38, nota). Un día, les devolverá la vida y de nuevo aceptará sus sinceras oraciones y se complacerá en su adoración. ¿Verdad que estas ideas nos consuelan a quienes hemos perdido a un ser amado?

ILUSTRACION:

Serie de imágenes que muestran diferentes tipos de opresión: 1. Un soldado va en un tanque y otros soldados lo siguen a pie. 2. Unos policías se llevan a un matrimonio de Testigos esposados.

12. ¿Qué le angustia en particular a Jehová en estos últimos días llenos de maldad?

El daño que les hacen los malvados a otras personas. Cuando surgió la rebelión en el jardín de Edén, Jehová sabía que las cosas se pondrían peor antes de que pudieran solucionarse. Él detesta la maldad, la injusticia y la violencia que vemos hoy. Siempre se ha preocupado en especial por los más vulnerables; por ejemplo, los que son débiles y no pueden defenderse, como los huérfanos y las viudas (Zac. 7:9, 10). Sobre todo, le angustia ver que se oprime y encarcela a sus siervos fieles. Quienes están aguantando con él pueden tener esta seguridad: Jehová los ama a todos ustedes.

ILUSTRACION:

Gente bebiendo y divirtiéndose en una discoteca.

13. ¿Qué corrupción moral ve Jehová en la familia humana, y qué hará al respecto?

La corrupción moral de la familia humana. Los seres humanos fuimos hechos a la imagen de Dios, pero a Satanás le encanta corrompernos. En los días de Noé, cuando “Jehová vio que la maldad del hombre crecía”, “sintió pesar por haber creado al hombre en la tierra; se sintió herido en el corazón” (Gén. 6:5, 6, nota, 11). ¿Ha mejorado el mundo desde entonces? Por supuesto que no. Al Diablo le gusta ver que se han vuelto tan comunes todo tipo de actos sexuales inmorales, sea entre personas de distinto sexo o del mismo (Efes. 4:18, 19). Y le hace especialmente feliz que un siervo de Jehová peque. Cuando la paciencia de Jehová se acabe, demostrará cuánto aborrece todo tipo de inmoralidad sexual.

ILUSTRACION:

Un complejo industrial que contamina el medioambiente. Un pájaro cubierto de petróleo.

14. ¿Qué les está haciendo el hombre a la Tierra y a los animales?

La destrucción del planeta que él creó. Aparte de que “el hombre ha dominado al hombre para su propio mal”, este no está cuidando ni la Tierra ni los animales, tal como Jehová quería que hiciera (Ecl. 8:9; Gén. 1:28). Algunos científicos dicen que en los próximos años el ser humano podría llevar a la extinción a un millón de especies. * ¡Con razón están tan preocupados! Por eso estamos tan agradecidos por la promesa de Jehová de que va a “destruir a los que están destruyendo la tierra” y de que convertirá este planeta en un paraíso (Apoc. 11:18; Is. 35:1).

LO QUE APRENDEMOS DEL AGUANTE DE JEHOVÁ

15, 16. ¿Qué debería impulsarnos a aguantar con Jehová? Explíquelo con un ejemplo.

Pensemos en todos los problemas que ha estado aguantando por miles de años nuestro Padre celestial (vea el recuadro “ Lo que Jehová está aguantando”). Jehová podría acabar con este mundo malvado en cualquier momento. Pero ¡Cuánto nos ha beneficiado su paciencia! Pensemos en el siguiente ejemplo. Imaginemos que a unos futuros padres les dicen que su bebé nacerá con serios problemas físicos y que tendrá una vida corta y complicada. Aunque los padres saben que enfrentarán muchas dificultades, lo reciben con todo cariño. Por amor, aguantan los problemas  que sean con tal de darle a su hijo la mejor calidad de vida posible.

De manera parecida, todos los descendientes de Adán y Eva nacemos siendo imperfectos. Aun así, Jehová nos ama y nos cuida (1 Juan 4:19). Pero, a diferencia de los padres del ejemplo, Jehová sí puede hacer algo por nosotros. Ya ha fijado el día para acabar con todo el sufrimiento de sus hijos (Mat. 24:36). ¿No debería impulsarnos su amor a aguantar con él todo el tiempo que sea necesario?

Lo que Jehová está aguantando

1. La deshonra de su nombre

2. La oposición a su soberanía

3. La rebelión de algunos de sus hijos

4. Las constantes mentiras del Diablo

5. El sufrimiento de sus siervos amados

6. La muerte de sus amigos

7. El daño que les hacen los malvados a otras personas

8. La corrupción moral de la familia humana

9. La destrucción del planeta que él creó

17. ¿Por qué nos anima a aguantar lo que dice Hebreos 12:2, 3 sobre Jesús?

Jehová es el mejor ejemplo de aguante. Y Jesús lo imitó a la perfección. Cuando estuvo en la Tierra, Jesús aguantó por nosotros palabras hostiles, humillación y el madero de tormento (lea Hebreos 12:2, 3). Sin duda, el ejemplo de su Padre lo ayudó a aguantar. A nosotros también puede fortalecernos.

18. ¿Cómo nos ayuda 2 Pedro 3:9 a comprender lo que se está logrando gracias a la paciencia de Jehová?

(Lea 2 Pedro 3:9). Jehová sabe cuál será el mejor momento para acabar con este mundo malvado. Gracias a su paciencia, ahora hay una gran muchedumbre de millones de personas que le sirven y lo alaban. Todas ellas agradecen que Jehová haya aguantado el tiempo suficiente para que pudieran nacer, aprender a amarlo y dedicarle su vida. Cuando millones de nosotros recibamos la recompensa por haber aguantado hasta el fin, quedará claro que Jehová hizo bien al tomar la decisión de aguantar.

19. ¿Qué debemos estar decididos a hacer, y cuál será la recompensa?

El ejemplo de Jehová nos enseña a aguantar con alegría, pues sigue siendo el “Dios feliz” a pesar de todo el dolor y sufrimiento que ha provocado Satanás (1 Tim. 1:11). Nosotros también podemos mantener la alegría mientras seguimos esperando con paciencia a que Jehová santifique su nombre, vindique su soberanía y acabe con toda la maldad y con nuestros problemas. Estemos decididos a aguantar y a buscar consuelo en la idea de que nuestro Padre celestial también está aguantando. Si lo hacemos, estas palabras se cumplirán en cada uno de nosotros: “Feliz el hombre que sigue aguantando durante la prueba, porque, cuando sea aprobado, recibirá la corona de la vida que Jehová les prometió a los que continúan amándolo” (Sant. 1:12).

¿QUÉ RESPONDERÍA?

¿Qué le impresiona a usted del aguante de Jehová?

La paciencia de contenerse en acabar de una vez por todas tantas calumnias que se han dicho de él y le siguen acusando de tanta maldad como si él fuera el responsable. Y ver como su creación se ha corrompido tanto. Desea devolver la vida a sus siervos queridos y verlos disfrutar.

¿Cómo le ayudó a Jesús el ejemplo de aguante de su Padre?

Por amor a nosotros soportó tantas humillaciones y maltrato y sin duda debe dolerle ver y oír todas las acusaciones que hacen a su Padre.

¿Por qué está usted decidido a aguantar?

Correspondiendo al amor y paciencia de Jehová y en demostración que muchos no le servimos a Jehová por motivos egoístas sino por amor.

Un comentario en «Estudio De La Atalaya, Semana del 6 al 12 de septiembre del 2021, Copiemos el ejemplo de aguante de Jehová, Respuestas Subrayadas.»
  1. Que alegria me da conocer la sabiduria de JEHOVA NUESTRO DIOS, que nos da todos los dias y en las maravillosas reuniones de las semanas. El amor de Jehova es infinitamente grande. Estoy seguro que Jehova es mi protector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *