Descargar Aplicación

1. ¿Cómo se siente Jehová cuando una oveja perdida regresa?

COMO vimos en el artículo anterior, Jehová se compara a un buen pastor que cuida con ternura a cada una de sus ovejas y busca a la que se ha perdido. En cierta ocasión, les dijo a los israelitas que se habían separado de él: “Vuelvan a mí, y yo volveré a ustedes”. Y sabemos que hoy día sigue sintiéndose igual, pues él dice: “No cambio”. Además, Jesús dijo que Jehová y los ángeles se sienten muy felices cuando una oveja perdida regresa.

2. ¿De qué hablaremos en este artículo?

En este artículo, analizaremos tres parábolas de Jesús que se centran en ayudar a los que se han apartado de Jehová. Veremos qué cualidades necesitamos para ayudarlos a regresar a él y por qué vale la pena esforzarnos por apoyar a los débiles.

BUSQUEMOS LA MONEDA PERDIDA

3, 4. ¿Por qué la mujer mencionada en Lucas 15:8-10 buscó con tanto empeño la moneda que había perdido?

Encontrar a quienes desean regresar a Jehová implica buscar con empeño. En el Evangelio de Lucas, leemos una parábola en la que Jesús habla de una mujer que busca un objeto de valor que ha perdido: una moneda de dracma. El punto central de este relato es lo mucho que se esfuerza por encontrarla

Por lo visto, en tiempos de Jesús, el día en que las mujeres judías se casaban, algunas madres les daban un juego de 10 monedas de dracma. Puede que la mujer de la parábola haya perdido una de estas monedas de plata. Suponiendo que ha caído en el piso, enciende una lámpara  de aceite y mira alrededor, pero no la encuentra. Es posible que la lámpara no dé suficiente luz para ubicar la monedita. Así que decide barrer con cuidado toda la casa. Y al fin, en medio del polvo que recoge, ve algo que brilla: ¡es su valiosa moneda! Jesús explica que está tan aliviada y feliz que llama a sus amigas y a sus vecinas para darles la buena noticia.

5. ¿Por qué requiere esfuerzo buscar a los inactivos?

 La parábola de Jesús nos enseña que encontrar algo que se ha perdido requiere esfuerzo. Lo mismo sucede a la hora de buscar a los inactivos. Puede que lleven años sin relacionarse con la congregación. Tal vez ahora vivan en otra zona, donde los hermanos no los conocen. Pero seguro que en este mismo instante algunos de ellos desean volver a Jehová. Quieren servirle de nuevo junto con sus hermanos, pero necesitan que los ayudemos.

 6. ¿Cómo puede ayudar toda la congregación a buscar a los inactivos?

 ¿Quiénes pueden ayudar a buscar a los inactivos? Toda la congregación, tanto sus familiares como los ancianos, los precursores y los publicadores. ¿Tenemos un amigo o un familiar inactivo? ¿Hemos encontrado a un inactivo en la predicación pública o de casa en casa? Expliquémosle que, si desea que se le visite, con gusto les pasaremos sus datos de contacto a los ancianos de la congregación, siempre de acuerdo con las correspondientes normas de nuestro país.

 7. ¿Qué aprende usted de lo que dice un anciano llamado Thomas?

Lo que aprendo es que así como el hermano Thomas, se interesaba por sus ovejas, debo también cultivar un interés genuino por los que se han alejado de la organización de Jehová, ya que no es una misión nada fácil, pues requiere mucha paciencia y empeño, ya que no se necesita ser anciano para hacerlo, pues podemos colaborar con ellos.

AYUDEMOS A LOS HIJOS PERDIDOS A REGRESAR A JEHOVÁ

8. Según leemos en Lucas 15:17-24, ¿cómo trató el padre a su hijo arrepentido?

¿Qué cualidades debemos mostrar si queremos ayudar a quienes desean regresar a Jehová? Veamos qué lecciones nos enseña la parábola del hijo perdido. Jesús cuenta que el hijo acaba recobrando el juicio y decide volver a su casa. El padre corre a su encuentro y lo abraza con cariño para asegurarle que lo sigue queriendo. El joven tiene muchos remordimientos y piensa que ya no merece ser llamado su hijo. Al padre lo conmueve ver que su hijo le abre su corazón y está arrepentido. Así que organiza un banquete y manda que le den ropa de la mejor calidad. De este modo, le demuestra que no lo recibe como a uno de sus trabajadores, sino como a un amado miembro de la familia.

 9. ¿Qué cualidades debemos tener para ayudar a los inactivos a regresar a Jehová? (Vea el recuadro “ Cómo ayudar a los que desean regresar”).

Jehová es como el padre de esta parábola. Ama a nuestros hermanos inactivos y desea que vuelvan a él. Si lo imitamos, podemos ayudarlos a regresar. Para ello debemos tener paciencia, empatía y amor. ¿Por qué necesitamos estas cualidades en particular, y cómo podemos demostrarlas?

Cómo ayudar a los que desean regresar

ILUSTRACIÓN

Serie de imágenes: 1. Un anciano le manda un mensaje de texto a un hermano inactivo. El hermano inactivo lee el mensaje del anciano durante una pausa en el trabajo. 2. Otro anciano le lleva una caja de fruta al hermano inactivo, que está reparando su automóvil. 3. Otro anciano escucha al hermano inactivo mientras se toman un café sentados en un parque.

 En la mayoría de los casos, los inactivos necesitan el apoyo de buenos amigos. Este apoyo puede brindarse de las siguientes maneras:

 Manteniendo el contacto e incluso visitándolos una y otra vez.

 Demostrándoles amor sincero y confirmándoles que Jehová los ama y los hermanos también.

Escuchándolos con empatía y tratando de entender sus problemas y sentimientos sin apresurarse a criticarlos.

10. ¿Por qué necesitamos paciencia para ayudar a un inactivo?

Necesitamos paciencia porque a la persona le llevará tiempo recuperar su amistad con Jehová. Muchos cristianos que estuvieron inactivos reconocen que los ancianos y otros hermanos de la congregación tuvieron que visitarlos muchas veces antes de que regresaran a Jehová. Una hermana llamada Nancy, del sureste de Asia, escribe: “Una buena amiga de la congregación me ayudó muchísimo. Me quería como si yo fuera su hermana mayor. Me hacía recordar los buenos momentos que pasamos juntas. Cuando le hablaba de mis sentimientos, me escuchaba con paciencia y no dudaba en aconsejarme. Fue una amiga de verdad y siempre estuvo ahí para ayudarme”.

11. ¿Por qué necesitamos empatía para ayudar a alguien que tiene sentimientos heridos?

La empatía es como una pomada que nos ayuda a curar los sentimientos heridos. Algunos inactivos se alejaron porque los ofendió alguien de la congregación, y llevan años resentidos. Por eso no desean volver a Jehová. Otros quizás piensen  que sufrieron una injusticia. Puede que necesiten que alguien los escuche y comprenda cómo se sienten. Una hermana llamada María, que estuvo inactiva durante un tiempo, dice: “Necesitaba a alguien con quien desahogarme, una mano para apoyarme y un hombro en el que llorar”.

12. ¿En qué sentido es el amor de Jehová como una cuerda?

La Biblia dice que el amor de Jehová por sus siervos es como una cuerda o soga. ¿En qué sentido? Pongamos un ejemplo. Imagínese que usted está ahogándose en un mar agitado y alguien le lanza un salvavidas desde un barco. Seguro que lo agradece, porque esto lo va a ayudar a mantenerse a flote. Pero el hecho de tener un salvavidas no es suficiente. Como el agua está fría, para sobrevivir necesitará que alguien le lance una cuerda y lo ayude a llegar al barco. Pues bien, Jehová dijo lo siguiente sobre los israelitas que se habían alejado: “Seguí atrayéndolos […] con las cuerdas del amor” (Os. 11:4). Eso es lo que Dios quiere hacer hoy con quienes están inactivos y se ahogan en un mar de problemas y preocupaciones. Desea que sepan que los ama y quiere ayudarlos a volver. Y él puede usarnos para expresarles ese amor.

13. ¿Cómo prueba la experiencia de Pablo que nuestro amor puede ayudar a los inactivos a regresar a Jehová?

 

Es importante asegurarles a los inactivos que Jehová los ama y nosotros también. Pablo, mencionado en el artículo anterior, estuvo inactivo durante más de  treinta años. Cuenta: “Al salir de mi casa cierta mañana, una hermanita mayor me saludó y me habló con mucho afecto y amor. Me puse a llorar como un niño. Le dije que parecía que Jehová la había enviado a hablar conmigo. Fue entonces cuando decidí regresar a Jehová”.

APOYEMOS A LOS DÉBILES CON AMOR

14. Según Lucas 15:4, 5, ¿qué hace un pastor cuando encuentra una oveja perdida?

Una vez que regresan, los inactivos necesitan que sigamos ayudándolos y animándolos. Puede que sientan un intenso dolor emocional, como el hijo perdido de la parábola de Jesús. Y, como vienen del mundo de Satanás, seguramente estarán débiles en sentido espiritual. Por ello, tenemos que ayudarlos a renovar su fe en Jehová. En la parábola de la oveja perdida, Jesús dice que el pastor la carga sobre sus hombros y la lleva de vuelta al rebaño. El pastor ya ha dedicado tiempo y energías a buscarla. Pero sabe que deberá ayudarla a volver porque ella no tendrá fuerzas para hacerlo sola

15. ¿Cómo podemos apoyar a los débiles que desean volver a Jehová? (Vea el recuadro “ Una herramienta valiosísima”).

Quizás tengamos que dedicar tiempo y energías a ayudar a volver a estar fuertes en sentido espiritual a algunos inactivos . Para ello contamos con el espíritu de Jehová, su Palabra y las publicaciones que nos provee su organización. ¿Cómo podemos apoyarlos? Un anciano de experiencia dice: “Cuando toman la decisión de volver, la mayoría de los inactivos necesitan que un publicador  los ayude a estudiar la Biblia”. * Así que, si los ancianos nos piden que ayudemos a un inactivo, aceptemos con gusto. El mismo anciano anterior añade: “Los inactivos necesitan que el publicador sea un buen amigo, alguien en quien puedan confiar”.

Una herramienta valiosísima

El folleto Jehová desea que vuelva puede hacer que los inactivos quieran regresar a la congregación.

María, mencionada en el artículo, dice: “Este folleto me ayudó a darme cuenta de que Jehová me quiere, y que quiere estar siempre a mi lado”.

Flora, de Camerún, recuerda: “La parte 4 del folleto Jehová desea que vuelva me ayudó muchísimo. Me dio las fuerzas y el valor para abrirle mi corazón a Jehová, y para luego explicarles mi situación a los ancianos, que tanto me habían ayudado”.

Tatyana, de Bulgaria, dice: “El folleto fue como una invitación personal de parte de Jehová. Me hizo ver que él se interesa por sus ovejas perdidas, sin importar los motivos por los que se perdieron”.

ALEGRÍA EN EL CIELO Y EN LA TIERRA

16. ¿Cómo sabemos que contamos con la ayuda de los ángeles?

 Hay muchas experiencias que indican que los ángeles nos ayudan a encontrar a los inactivos que están deseando volver a Jehová . Por ejemplo, Silvio, que es de Ecuador, le rogó a Jehová que lo ayudara a regresar a la congregación. Mientras todavía estaba orando, sonó el timbre de su casa. Eran dos ancianos. En esa misma visita, con gusto empezaron a darle la ayuda que necesitaba.

17. ¿Qué recompensa recibimos cuando ayudamos a los que están débiles en sentido espiritual?

Ayudar a regresar a Jehová a los que están débiles en sentido espiritual nos hará muy felices. Fijémonos en lo que dice Salvador, un precursor que se esfuerza mucho por ayudar a los inactivos: “A veces me cuesta contener las lágrimas de alegría. Me da mucho gusto pensar que Jehová ha rescatado del mundo de Satanás a una de sus queridas ovejas y que he tenido el honor de colaborar con él” (Hech. 20:35).

18. Si usted está inactivo, ¿de qué puede estar seguro?

Si usted ha dejado de relacionarse con el pueblo de Jehová, puede estar seguro de que Dios sigue amándolo y quiere que regrese. Claro, para eso tendrá que dar algunos pasos. Pero recuerde al padre de la parábola de Jesús. Jehová está esperando que usted vuelva a su familia, y lo recibirá con los brazos abiertos.

 ¿QUÉ CONTESTARÍA?

¿Cómo podemos buscar a los que se han hecho inactivos?

Todos podemos cooperar para buscarlos, quizás tenemos un amigo o un familiar inactivo o sepamos de alguien que vive en nuestro territorio o lo hemos encontrado en la predicación pública, lo importante es explicarle que si desea que se le visite con gusto les pasaremos sus datos de contacto a los ancianos de la congregación, que si quieren regresar a Jehova les aguarda una cálida bienvenida.

¿Qué tres cualidades necesitamos para ayudar a los inactivos?

Las cualidades que debemos tener son paciencia, empatía y amor, debemos tener presente que a menudo en la recuperación espiritual es lenta va paso a paso, queremos hablarles de manera positiva y con comprensión decirles que son de gran valor a los ojos de Jehová y no desistir en nuestros esfuerzos por ayudarles.

¿Por qué necesitan los inactivos que sigamos apoyándolos con amor?

Porque puede que sientan un intenso dolor emocional por eso tenemos que ayudarlos a renovar su fe en Jehová, sabemos que no tendrá fuerzas para hacerlo solos por ello una vez que regresan necesitan que sigamos ayudándolos y animándolos con amor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *