Descargar Aplicación

 COMENTARIOS: La Atalaya De Estudio, «Artículo 7», 19-25 Abril 2021 , Respuestas.

 

1. ¿Cuál es una de las razones por las que está unida la familia de Jehová?

Una de las razones por las que disfrutamos de tanta paz y unidad es que todos nos esforzamos por respetar el principio de autoridad que Jehová ha establecido. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Y es que al igual que muchos otros principios que rigen nuestra vida cristiana, el principio de autoridad es de origen divino por lo que vivir en armonía con este principio contribuye a nuestro bienestar porque todo lo que es divino es perfecto.

Aunque es cierto que debido al pecado, ni el hombre puede darle guía perfecta a su esposa ni ella es capaz de seguirla a la perfección, cuando ambos procuran cumplir con sus funciones lo mejor posible, logran la mayor alegría que se puede conseguir actualmente en el matrimonio.

Existe tanta paz, unidad y amor en el pueblo de Dios y en su familia porque cada uno de nosotros nos esforzamos por respetar el principio de autoridad que Jehová ha establecido. Nos esforzamos cada uno de nosotros en vivir todos los días y en todo momento bajo los principios bíblicos.

2. ¿Qué preguntas responderemos en este artículo?

Responderemos estas preguntas: ¿cuál es el papel de las hermanas?, ¿es cierto que todos los hermanos son cabezas de todas las hermanas? y ¿tienen los ancianos el mismo tipo de autoridad sobre los hermanos y las hermanas que la que tiene un cabeza de familia sobre su esposa y sus hijos?.

¿CÓMO DEBEMOS VER A LAS HERMANAS?

3. ¿Qué nos ayudará a valorar todavía más lo que hacen nuestras hermanas?

A parte de valorarlas por todo lo que hacen por atender a sus familias, la predicación y la congregación, el meditar en cómo las ven Jehová y Jesús, y cómo las trató el apóstol Pablo, nos hará valorarlas aún más. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Y el hecho de que Jehová y Jesús ven con tanto valor a las hermanas de la congregación no es solo por decirlo. En realidad nuestras hermanas dentro de la congregación cristiana hacen mucho. Ellas efectúan la mayor parte de la predicación, dirigen la mayoría de los estudios bíblicos y ayudan a muchos nuevos. También dedican bastante tiempo a ayudar a sus hijos para que progresen espiritualmente, contribuyen a que en la congregación reine un ambiente de amor, gozo, paz y celo, y gracias al apoyo que brindan de muchas maneras a sus esposos, estos pueden servir más plenamente a Jehová.

Valoramos mucho a las hermanas por todo el trabajo que hacen. Ya no solo si trabajan seglarmente, sino con la familia y con todo lo que hacen día a día. Y las valoramos aún más si cabe, si pensamos y reflexionamos en cómo las ve Jehová y Jesús, cómo las tratan y cómo las trató también Pablo.

4. ¿Cómo indica la Biblia que para Jehová los hombres y las mujeres son igual de valiosos?

Esto lo indica de muchas maneras, una por ejemplo es lo que se encuentra registrado en Hechos 2: 1 al 4 y 15 al 18 en donde podemos observar cómo Jehová les dio espíritu santo tanto a mujeres como a hombres esto con el objetivo de que que pudieran hacer milagros, como hablar en lenguas.

COMENTARIOS ADICIONALES

Otra manera en que Jehová indica que valora por igual a hombres y mujeres es el hecho de que ambos grupos pueden disfrutar de las recompensas terrestres cómo celestiales que Jehová les promete a sus siervos fieles. Es decir, los ungidos que reinarán con Cristo estarán conformados por hombres y mujeres al igual que el grupo de personas que reciba la vida eterna aquí en la Tierra.

Otra manera en que Jehová indica que valora por igual a hombres y mujeres es el hecho de que ambos grupos pueden disfrutar de las recompensas terrestres cómo celestiales que Jehová les promete a sus siervos fieles. Es decir, los ungidos que reinarán con Cristo estarán conformados por hombres y mujeres al igual que el grupo de personas que reciba la vida eterna aquí en la Tierra.

También la predicación es una clara muestra de que Jehová valora a los hombres y a las mujeres por igual ya que ambos han recibido la comisión de predicar, por ejemplo, el libro de Hechos menciona a una cristiana llamada Priscila. Ella y su esposo, Áquila, “le explicaron con mayor exactitud” la verdad a un hombre muy culto llamado Apolos (Hechos 18:24-26). 

La Biblia indica en multitud de ocasiones que tanto hombres como mujeres son igual de valiosos. Para empezar, Jehová pagó el mismo precio por ambos, la vida de su querido Hijo Jesús. Jehová le dio tanto Espíritu Santo a hombres como mujeres para hablar en lenguas y hacer milagros, ambos gobernarán con Cristo en el cielo, y la promesa de vida eterna es para todos por igual. Y Jesús mandó a predicar las buenas noticias tanto a hombres como a mujeres.

Otro ejemplo es el que vemos en el pasaje de Hechos 18:24-26. Donde se explicó a un hombre muy culto la verdad con mayor exactitud. Y esto no lo hizo solo Áquila, que era el esposo de Priscila. Sino que ella también habló y enseñó con exactitud a este hombre, que incluso enseñaba en las sinagogas sobre Jesús.

5. Según muestra Lucas 10:38, 39, 42, ¿cómo veía Jesús a las mujeres?

Jesús respetaba a las mujeres. Esto lo demostró al tratarlas diferente a cómo las trataban los fariseos los cuales las despreciaban. A diferencia de ellos, Jesús hablaba de temas espirituales profundos tanto con mujeres como con hombres e incluso permitió que algunas mujeres lo acompañaran mientras él iba predicando. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Precisamente una de estas mujeres que siguieron a Jesús durante su ministerio, lo acompañó hasta el final de su ministerio y se quedó cerca de él cuando lo ejecutaron fue María Magdalena. Ella no solo sirvió de acompañante sino que también fue una mujer generosa que usó sus bienes para ayudar el ministerio de Jesús. Debido al valioso trabajo de María Magdalena Jesús le dio el privilegio de de ser una de las primeras personas que lo vieron resucitado.

En el versículo 39 dice que María se sentó a los pies de Jesús y se quedó escuchando lo que decía. Jesús habló de temas profundos tantos con hombres como mujeres, no hizo ningún tipo de distinción. Muy diferente al trato que le daban los fariseos a las mujeres, que las despreciaban y ni siquiera hablaban con ellas y mucho menos hablar de las escrituras. Jesús habló, enseñó e instruyó tanto a hombres y mujeres en verdaderas profundas de las Escrituras.

El respeto de Jesús hacia las mujeres también lo vemos en Lucas 8:1-3. Jesús permitió que las mujeres lo acompañaran mientras iba predicando. Es más, le dio el honor y privilegio a una serie de mujeres para que fueran ellas quienes transmitieran el mensaje a los apóstoles de su resurrección.

6. ¿Cómo demostró el apóstol Pablo que respetaba a las mujeres?

Esto lo demostró de varias maneras, una de ellas fue cuando le dio al joven Timoteo indicaciones específicas de cómo debía de tratar a las mujeres. En 1 Timoteo 5:1, 2 Pablo le dijo a Timoteo: “a las mujeres de más edad debes tratarlas “como a madres” y a las más jóvenes “como a hermanas”. Sin duda este fue un consejo de muchos que ayudaron para que Timoteo fuera un consuelo y soporte en las congregaciones del siglo primero.

COMENTARIOS ADICIONALES

También Pablo demostró respeto hacia las mujeres cuando reconoció que gracias a que su abuela y a su madre le habían enseñado “los santos escritos”, Timoteo pudo adquirir una fe fuerte. Aunque Pablo hizo mucho por ayudarlo no menospreció el trabajo y el esfuerzo de estas mujeres.

Ademas, la manera en la que Pablo saluda a varias hermanas tales cómo María, Trifena, Trifosa y Pérsida nos hace ver que a parte de respeto él les guardaba bastante cariño fraternal. En las palabras de Pablo se puede percibir el afecto de su corazón a estas hermanas industriosas que habían ‘realizado muchas labores’ a favor de sus hermanos.

El apóstol Pablo le dijo a Timoteo que respetara a las mujeres. Que las tuvieran en consideración como si fuera su madre para las mujeres de más edad y a las más jóvenes como hermanas. No solo le dijo que tenÍa que respetar, sino que tenía que respetarlas como su propia familia, donde respetamos mucho a nuestra madre, y también respetamos y cuidamos de nuestras hermanas.

Timoteo, no solo hizo caso a Pablo sobre cómo debía respetar a las mujeres, sino que además dijo y reconoció que su fe fuerte fue gracias a su madre y abuela que fueron quienes le enseñaron los “santos escritos”.

Pablo, no solamente decía cómo se debía respetar a las mujeres, sino que él mismo dio ejemplo de ello en muchas ocasiones. Como cuando escribió su carta a los romanos, en ella envió saludos a la hermanas mencionándolas por su propio nombre a cada una de ellas. Pablo se acordaba y valoraba mucho todo lo que estas cristianas hacían y el gran valor que tenían.

7. ¿Qué preguntas vamos a responder?

Hay que responder estas preguntas: ¿por qué les manda Jehová a las hermanas que se cubran la cabeza en ciertas ocasiones? y, puesto que sólo los varones son nombrados ancianos y siervos ministeriales, ¿significa esto que todos los hermanos son cabezas de todas las hermanas?.

¿SON TODOS LOS HERMANOS CABEZAS DE TODAS LAS HERMANAS?

8. En armonía con Efesios 5:23, ¿por qué no son todos los hermanos cabezas de todas las hermanas?

Porque Efesios 5:23 NO dice que el hombre sea el cabeza de todas las mujeres, más bien solo dice que el hombre cuando se casa es el cabeza de su esposa. Por lo tanto las hermanas solteras de la congregación solo tienen un cabeza, Cristo, mientras que las que están casadas tienen dos cabezas, Cristo y su esposo.

COMENTARIOS ADICIONALES

Así que aunque la Biblia menciona que los ancianos tienen autoridad en la congregación y los padres de familia la tienen sobre sus hogares, esto no significa que sean cabezas de la congregación o de sus familias respectivamente hablando. Los esposos solo son cabezas de su esposa, y Cristo es de la congregación.

Efesios 5:23 es muy claro y dice solo es el esposo cabeza de su esposa, y por encima de él, el Cristo como cabeza de la congregación. Por lo que ningún hermano puede ser cabeza de las hermanas, ni siquiera los ancianos. Es por ello, que en un matrimonio, la autoridad está en el esposo y todos los demás hermanos deben estar al margen de sus decisiones, que estarán de acorde al ejemplo de Cristo.

Y en el caso de que la hermana esté soltera y vive con su familia, será su padre el cabeza de familia. Si no vive con ellos, es Cristo directamente. La hermana soltera respeta a sus padres, y también a los hermanos de la congregación. Pero ningún hermano ni anciano ni siervo ministerial puede ser su cabeza, porque es Jesús.

Esto es muy importante entenderlo. Porque se pueden dar situaciones en la que los hermanos que tienen privilegios se puedan exceder e intentar influir en una esposa de un hermano o en una hermana soltera sobre una decisión o comportamiento. Esto no le corresponde a ningún hermano por no tener autoridad sobre ellas. El mismo respeto que muestra la hermana hacia los hermanos con responsabilidades, debe mostrarlo estos hermanos por ellas.

Hemos visto que este párrafo es muy claro. Los hermanos experimentados y con privilegios pueden dar consejos y éstos se respetarán. Pero no tienen ningún tipo de autoridad sobre las hermanas, el único que lo tiene es Cristo como cabeza de toda la congregación cristiana. Luego su esposo, su padre si está soltera y vive en familia, y sino, directamente Jesús.

ILUSTRACION

Los solteros que ya no viven con sus padres están bajo la autoridad de Jesús. (Vea el párrafo 8).

Una hermana estudia a solas.

9. ¿Por qué deben cubrirse la cabeza las hermanas en algunas ocasiones?

Esto no es para rebajarla, sino para proporcionarle una manera de mostrar que respeta el principio de autoridad. También le permite demostrar que se apega a la manera en la que Jehová ha decidido organizar su congregación.

COMENTARIOS ADICIONALES

Hay que notar entonces que el principio de autoridad es uno solo, Jesucristo es cabeza de la congregación y el esposo es cabeza de la mujer, a su vez la cabeza de Cristo es Jehová. Por lo que si en algún momento llegamos a cuestionar el porqué de algún punto referente a la jefatura del hombre sobre la mujer, sería lo mismo que si cuestionaramos el porqué Jesucristo es el cabeza de la congregación o porque Dios es el cabeza de Cristo.

Esto se debe a como leemos en 1 Timoteo 2:12. Jehová decidió que fuera el hombre quien dirigiera a la congregación, así estableció una jerarquía de orden, evitando que reine el caos. Es por ello, que en ausencia de un varón cristiano, y tiene que realizar la hermana su labor o tarea, debe cubrirse la cabeza como muestra de respeto al principio de autoridad que Dios estableció.

Notamos que aunque Jehová reservó ciertas responsabilidades al hombre. Si se daban las circunstancias en la que tenía que enseñar la mujer, esa enseñanza no se perdía sino que podía hacerlo, siempre con respeto. Y aquí vemos otra vez la comprensión de Jehová. La mujer se tenía que cortar el cabello muy corto para esto, pero si suponía un motivo de vergüenza, le dio la opción de cubrirse la cabeza, de forma que podía ejercer estas funciones, algunas de las cuáles vemos en el recuadro.

Las hermanas se tienen que cubrir la cabeza si va a orar en público o enseñar de la Biblia en presencia de un hermano bautizado, o si está su esposo presente. Y aunque no haya ningún varón presente, tendrá que taparse la cabeza si va a realizar alguna tarea que es encargada normalmente a un hermano bautizado.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Uno de los primeros ejemplos bíblicos en donde se menciona el uso de una prenda para la cabeza de las mujeres fue la mantilla que Rebeca se puso cuando se encontró con Isaac (Génesis 24:65). La palabra hebrea que se usa para referirse a esta prenda es tsa·ʽíf, que en otras partes se traduce “chal”. El uso de esta “mantilla” debió representar la sujeción de Rebeca a su prometido Isaac

RESPUESTAS BASADAS EN EL RECUADRO ¿Cuándo debería una hermana cubrirse la cabeza?

El recuadro de la página 16 nos dice cuándo debería una hermana cubrirse la cabeza. 1) Si una hermana va a orar en público o a enseñar de la Biblia en presencia de un hermano bautizado, ó 2) si va a realizar una tarea que normalmente se le asignaría a un hermano bautizado aunque no esté presente ningún varón bautizado o 3) si está casada y su esposo está presente mientras ella ora en voz alta o les enseña a otros de la Biblia, DEBE DE CUBRIRSE LA CABEZA. Sino va a hacer ninguna de las cosas anteriores, no es necesario que lo haga.

LA AUTORIDAD DE LOS CABEZAS DE FAMILIA Y LA DE LOS ANCIANOS

10. ¿Por qué podría pensar un anciano en ponerles normas a los hermanos de la congregación?

Porque podría pensar de la siguiente manera: “Si un cabeza de familia tiene derecho a dictar normas para proteger a su familia, un anciano también puede poner normas que le parece que protegerán a las ovejas de Dios”. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Quizá el hacerlo sea con buenas intenciones ya que probablemente el anciano se sienta con la responsabilidad de cuidar a los miembros de la congregación cómo si se tratase de sus hijos y él fuera el padre de los miembros de la congregación. Sin embargo surge la pregunta, ¿tienen el mismo tipo de autoridad los ancianos y los cabezas de familia?.

Puede que piense así porque querrá proteger a la congregación como si de su familia se tratara. E incluso pueden haber hermanos y hermanas que les digan que tomen decisiones por ellos, pero esto no es bíblico y cada uno debe tomar sus propias decisiones. Los ancianos están para cuidar de la congregación, pero no lo harán con sus propias decisiones sino con lo que dice la Biblia, aconsejando por medio de ella, y será cada uno el que tome su decisión.

Jehová le ha dado la responsabilidad a los ancianos de cuidar de la congregación y expulsar de ella a los pecadores que no se arrepienten, le ha dado la responsabilidad de guiar a la congregación por medio de la Biblia y consejos basados en ella, pero no por decisiones propias basadas en su experiencia o conocimiento o por lo que ellos han hecho en el pasado, por muy bien intencionadas que sean estas decisiones.

Un anciano da un discurso en una reunión de congregación.

11. ¿Qué aspectos tienen en común la autoridad de los cabezas de familia y la de los ancianos?

Un aspecto es que Jehová quiere que los miembros de la familia obedezcan al cabeza de familia y de la misma manera quiere que los hermanos de la congregación también obedezcan a los ancianos (Colosenses 3:20).

COMENTARIOS ADICIONALES

Un segundo aspecto es que Jehová espera que tanto los cabezas de familia como los ancianos se aseguren de que quienes están a su cuidado tengan una fe fuerte y se sientan queridos y valorados. Y, al igual que los buenos cabezas de familia, los ancianos ayudan a los hermanos que lo necesitan (Santiago 2:15-17).

Por último otro aspecto en común es que Jehová espera que los ancianos y los cabezas de familia ayuden a los demás a obedecer las normas divinas y que “no vayan más allá de las cosas que están escritas” en la Biblia (1 Corintios 4:6). Vemos que si hay varios aspectos en común en la autoridad de los ancianos y los cabezas de familia.

Jehová quiere que haya respeto en la congregación, el mismo que existe en la familia. Este es uno de los aspectos en común, y en consecuencia, espera que ambos cabezas, de familia y los ancianos cuiden de los suyos, de su congregación y les ayuda a tener una fe fuerte, a que se sientan queridos y valorados, exista la ayuda que necesitamos en cada momento y para obedecer las normas divinas.

ILUSTRACION

Los ancianos ayudan a los hermanos de la congregación a tener una fe fuerte y a sentirse queridos y valorados. Jehová les ha dado la responsabilidad de expulsar de la congregación a los pecadores que no se arrepienten. (Vea los párrafos 11 y 12).

Un hermano dirige la adoración en familia.

12, 13. Tal como indica Romanos 7:2, ¿en qué se diferencian la autoridad de los cabezas de familia y la de los ancianos?

En el caso de los ancianos es que Jehová les ha dado la responsabilidad de actuar como jueces y expulsar de la congregación a los pecadores que no se arrepienten (1 Corintios 5:11-13). Mientras que una de las cosas que un cabeza puede hacer es dictar normas para los miembros de su familia y asegurarse de que se cumplan, lo cual un anciano no puede hacer en la congregación.

COMENTARIOS ADICIONALES

La nota de este párrafo hace referencia a los párrafos 17 a 19 del artículo “Respetemos el lugar de los demás en la congregación de Jehová” de La Atalaya de agosto de 2020. En esta atalaya se menciona otra decisión que recae completamente en el cabeza de familia, la decisión sobre a qué congregación asistirá la familia. Y es que el padre de familia debe decidir sobre lo que más convenga a la familia en sentido espiritual. 

Jehová le ha dado la responsabilidad a los ancianos de congregación a actuar como jueces y expulsar de la congregación a pecadores que no se arrepienten. Y los cabezas de familia tienen derecho a dictar las normas de su casa para el bien de la misma, escuchando la voz de su esposa como una sola carne que son.

ILUSTRACION

Los cabezas de familia han recibido de Jehová autoridad para guiar a su familia. Un cabeza de familia considerado hablará con su esposa antes de tomar decisiones. (Vea el párrafo 13).

RESPETEMOS A CRISTO, CABEZA DE LA CONGREGACIÓN

14. a) En vista de lo que dice Marcos 10:45, ¿por qué es lógico que Jehová nombrara a Jesús cabeza de la congregación? b) ¿Cuál es el papel del Cuerpo Gobernante? (Vea el recuadro “ El papel del Cuerpo Gobernante”).

Tal y cómo lo dice Marcos 10:45 Cristo murió por todos nosotros, debido a esto es lógico que Jehová lo nombrara cabeza de la congregación. Por esa razón, Jesús tiene autoridad para dictar normas de conducta para las personas, las familias y toda la congregación, y para asegurarse de que se cumplan (Gálatas 6:2). 

COMENTARIO ADICIONAL

Es lógico porque Jesús dio la vida como rescate por todas las personas que ponen fe en él. No vino para que le sirvieran, sino para servir a los demás, y con su sacrifico compró la vida de todos sus discípulos de la congregación. Y tendrá autoridad de dictar normas de conducta así como asegurarse de su cumplimiento, ya que nos alimenta espiritualmente y nos cuida a todos por medio de ellas.

14. b) ¿Cuál es el papel del Cuerpo Gobernante? (Vea el recuadro “ El papel del Cuerpo Gobernante”).

Los hermanos que conforman el Cuerpo Gobernante no son amos de la fe de quienes conforman la congregación. Más bien reconocen a Jesucristo como cabeza de la congregación cristiana. Su papel es proporcionar instrucciones útiles para organizar a los siervos de Jehová de todo el mundo. También cumplen con la comisión de dar alimento espiritual y guía basada en la Palabra de Dios.

COMENTARIOS ADICIONALES

Según la nota del recuadro correspondiente a este párrafo, el Cuerpo Gobernante en la actualidad está cumpliendo el papel del “esclavo fiel y prudente” del que se menciona en Mateo 24:45. A lo largo de los últimos días, estos hermanos ungidos que constituyen el esclavo fiel han estado sirviendo juntos en la sede mundial. Este esclavo fiel y prudente aunque está compuesto por más de una persona, en realidad actúa como uno solo, es decir, toma sus decisiones de manera conjunta.

El papel del Cuerpo Gobernante es estar en sujeción a la autoridad y a la cabeza de la congregación cristiana, Jesús. Hacen tal como se ha establecido y por ello, bajo su autoridad, intentan en todo momento guiar al pueblo De Dios con instrucciones útiles, alimento espiritual al debido tiempo y dando un orden coherente a toda la organización terrestre. Se interesa por todos los hermanos y hermanas de todo el mundo y les provee toda la guía que necesitan por la Biblia así como la ayuda que se necesite en momento puntuales.

RESPUESTA BASADA EN EL RECUADRO “ El papel del Cuerpo Gobernante”

La nota del recuadro que nos lleva a la Atalaya del 15 de julio de 2013, páginas 20 a 25 menciona que el esclavo fiel y prudente recibió dos nombramientos, en primer lugar, se le puso a cargo de los domésticos, esto implica supervisar el uso de bienes materiales, la obra de predicar, la preparación de asambleas y la producción de las publicaciones bíblicas que se emplean en el ministerio, en el estudio personal y en las reuniones cristianas. El segundo nombramiento será supervisar todos los bienes del amo el cual será en el futuro cuando Jesús venga como Juez durante la gran tribulación.

ILUSTRACION

Los rayos de la gloria de Jehová iluminan a Jesús, sentado en su trono celestial. Debajo de él, se ve una reunión de congregación, una familia durante la adoración en familia y una hermana estudiando a solas. Las imágenes se repiten en los párrafos 8 y 11 a 14.

15, 16. ¿Qué aprende usted de lo que dicen Marley y Benjamin?

Que el principio de autoridad que Jehová nos ha dado implica trabajo tanto para los varones cómo para las mujeres, digamos que es un trabajo en conjunto porque así cómo las mujeres deben de respetar la autoridad del varón, los varones tienen la obligación de tratarlas con respeto y honra. Si ambos cumplen con su parte podrán cumplir de manera más fácil con este principio de autoridad que Jehová ha establecido.

COMENTARIOS ADICIONALES

Aprendo que tanto hombres cómo mujeres deben de demostrar con sus acciones que respetan la autoridad de Cristo. Los hombres lo demuestran respetando y honrando a las hermanas, mientras que nuestras hermanas lo demuestran siguiendo la guía que les dan los hombres que Él ha nombrado para cuidar de la congregación.

Todo se basa en el respeto. Si nos respetamos, si respetamos el principio de autoridad, seamos hermano o hermana, nunca nos excederemos de lo que debemos hacer, porque respetamos lo que Jehová ha establecido y sabremos cuál es nuestro papel en cada caso. De esta forma, no habrán situaciones excedidas porque todos actuamos de acuerdo a lo que Jehová ha establecido.

17. ¿Por qué debemos respetar el principio de autoridad?

Porque haciéndolo disfrutaremos de paz dentro de la congregación y, sobre todo, alabaremos a nuestro cariñoso Padre celestial, Jehová.

COMENTARIOS ADICIONALES

También debemos de tener en mente que el principio de autoridad no solo abarca a los hombres y a las mujeres dentro de la congregación. Sino que también abarca la autoridad que Jesucristo tiene sobre la congregación y la autoridad que tiene Jehová sobre Jesucristo. El poner en duda el principio de autoridad del hombre, implicaría también poner en duda la autoridad que Jehová y Jesús tienen.

Por que de esta forma estaremos haciendo como se dice en Salmo 150:6, estaremos alabando a Jehová, ya que todo lo que hacemos, lo que respiramos en todo momento es para la paz, cariño y amor de la congregación, de nuestras familias, del principio de autoridad.

¿QUÉ RESPONDERÍA?

¿Cómo debemos ver a las hermanas de la congregación?

Cómo miembros muy valiosas dentro de la congregación. Y es que en realidad hacen mucho. Ellas efectúan la mayor parte de la predicación, dirigen la mayoría de los estudios bíblicos y ayudan a muchos nuevos. También dedican bastante tiempo a ayudar a sus hijos para que progresen espiritualmente, contribuyen a que en la congregación reine un ambiente de amor, gozo, paz y celo, y gracias al apoyo que brindan de muchas maneras a sus esposos, estos pueden servir más plenamente a Jehová.

COMENTARIO ADICIONAL

Las hermanas en la congregación las debemos ver cómo lo hace Jehová y Jesús, siguiendo el ejemplo de Pablo en cómo debemos respetarlas. Tenemos que verlas como a todos por igual, las hermanas no son inferiores a nada ni nadie, ni hacia ningún hermano. Todo lo contrario, hemos de valorar el gran trabajo y esfuerzo que hacen como colaboradoras al igual que los hombres, de la voluntad de Jehová.

¿Son todos los hermanos cabezas de todas las hermanas? Explique.

No, y es que Efesios 5:23 no dice que el hombre sea el cabeza de todas las mujeres, más bien solo dice que el hombre cuando se casa es el cabeza de su esposa. Por lo tanto las hermanas solteras de la congregación solo tienen un cabeza, Cristo, mientras que las que están casadas tienen dos cabezas, Cristo y su esposo.

COMENTARIO ADICIONAL

No. El único cabeza de todas las hermanas, como cabeza de la congregación es Jesús. Luego, estará el esposo si la hermana está casada, si está soltera y vive con su familia será su padre, y si vive sola, será Jesús directamente. Las hermanas respetan a todos los hermanos, y los hermanos que no tienen ningún principio de autoridad sobre ellas también tienen que respetarlas de la misma forma y no excederse.

¿En qué se diferencian la autoridad de los cabezas de familia y la de los ancianos?

En el caso de los ancianos es Jehová quién les ha dado la responsabilidad de actuar como jueces y expulsar de la congregación a los pecadores que no se arrepienten (1 Corintios 5:11-13). Mientras que una de las cosas que un cabeza puede hacer es dictar normas para los miembros de su familia y asegurarse de que se cumplan, lo cual un anciano no puede hacer en la congregación.

COMENTARIO ADICIONAL

Los ancianos tienen la autoridad y responsabilidad de mantener limpia la congregación y hacer frente a pecadores que no se arrepienten para mantener la unidad de la congregación y su limpieza moral, actuando como jueces. Además dan guía y consejos basados en la Biblia. Mientras que los cabezas de familia dictarán las normas debidas sobre su familia para vivir cristianamente según lo que dice la Biblia y cumplir con los principios bíblicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *