Descargar Aplicación

COMENTARIOS: La Atalaya De Estudio, «Artículo 48», 25 al 31 Enero 2021, Respuestas.

 

 

1, 2. Explique con un ejemplo cómo podemos poner en práctica lo que dice Proverbios 4:25.

Este proverbio dice que nuestros ojos deben mirar al frente que debemos mantener la vista si el futuro, un ejemplo de poner en práctica este consejo es lo que hace una hermana de edad avanzada que recuerda y repasa en su mente algunos buenos momentos de su vida.ahora las cosas son complicadas para ella, Pero sigue haciendo todo lo que puede por Jehová, y todos los días imagina viviendo en el paraíso junto con sus seres queridos. Así que ella tiene muy presente su pasado, pero no viven en él, más bien, su vista se concentra en el futuro.

RESPUESTA OPCIONAL

El texto temático nos invita a mirar al frente, claro que no podemos borrar nuestro pasado, pero no debemos vivir en él, vemos el ejemplo de una hermana quien recuerda buenos momentos de su vida cuando era joven, ahora que es de edad avanzada sigue esforzándose por ser fiel a Jehová y se concentra en las promesas divinas, imaginando en cómo sera su vida en el paraíso.

COMENTARIOS ADICIONALES




No vivir en el pasado es concentramos en lo que tenemos en el presente y pensar en lo que haremos en el futuro. Podemos ver el ejemplo de una hermana que se sintió ofendida, pero no vive en el pasado es decir no se concentra en la ofensa que ya sucedió, más bien sigue el consejo de Colosenses 3:13 sabiendo que en el presente puede evitar el resentimiento y en el futuro puede perdonar.

Claro Jehová nos dotó con la capacidad de recordar, pero si no la usamos con prudencia puede ser muy perjudicial para nosotros, podemos ver el ejemplo del hermano que recuerda su pasado, donde cometió errores, pero se concentra en mantenerse fiel ahora y ese recuerdo triste sin duda lo utiliza para poner en práctica Salmo 51:10 y se mantenga leal.

En todos estos ejemplos notamos que siguen el principio de Proverbios 4:25, donde nos anima a no vivir en el pasado, más bien ocuparnos en el presente y mirar hacia el futuro.

Puede que nosotros tengamos muchas distracciones o que hayamos cometido errores en el pasado o que la influencia de este sistema haya generado sentimientos conflictivos en nosotros. Pero aplicamos lo que dice Proverbios 4:25. Nosotros miramos al frente y no dejamos que nos desviamos del camino por mirar a los lados o al pasado, nuestra vista está fijada en la promesa que nos hace Dios

3. ¿Por qué es importante que mantengamos la vista fija en el futuro?

Porque si siempre estamos mirando al pasado, no podremos avanzar en nuestro servicio a Jehová. Lo mejor es seguir el consejo que dio Jesús en Lucas 9:62 que dice que,  a fin de ser aptos para el reino de Dios es indispensable mirar hacia el futuro y no mirar las cosas que hemos dejado atrás.

RESPUESTA OPCIONAL

Una persona no puede caminar hacia el frente mirando hacia atrás, del mismo modo no podemos vivir el presente con nuestro pasado, eso frenará nuestro progreso espiritual y sobre todo no nos será útil para nuestro servicio a Jehová.

COMENTARIOS ADICIONALES

Jesús ilustró a un hombre que mira hacia atrás, porque no estará concentrado para efectuar su trabajo, por lo tanto, no es apto, del mismo modo no podemos vivir nuestra vida mirando nuestro pasado, eso sería un grave error.

Es importante porque así estaremos concentrados y decididos en el andar del camino que conduce a la vida. Si nos distraemos o miramos al pasado no podremos caminar en línea recta sino que siempre estaremos arrastrando cargas que nos desequilibrarán y nos desviarán de nuestro camino. Mantener la vista en el frente nos permite concentrarnos en lo que realmente es importante y no dejarnos influenciar por el entorno maligno que hoy nos rode

4. ¿De qué hablaremos en este artículo?

Analizaremos 3 cosas que pueden hacernos vivir en el pasado; la nostalgia, el resentimiento y el exceso de culpa.

COMENTARIO ADICIONAL

Una persona que vive en el pasado no es aquella que recuerda, más bien es la que siempre compara que antes era mejor que ahora, también todas sus conversaciones giran en torno a su pasado y no deja de hablar de él, reviviendo una y otra vez. Es cierto que Jehová nos dio la capacidad de recordar, pero debemos usarla correctamente.

LA NOSTALGIA

Tres cuerdas en las que pone “nostalgia”, “resentimiento” y “exceso de culpa”, respectivamente. Un hermano de edad avanzada, una hermana y un hermano joven tiran de una cuerda cada uno.

¿Qué cosas pueden hacernos difícil vivir mirando hacia el futuro? (Vea los párrafos 5, 9 y 13). *

5. ¿Qué advertencia nos da Eclesiastés 7:10?

En este texto nos advierte que el problema está en comparar nuestras circunstancias anteriores con las actuales y llegar a la conclusión de que ahora todo es peor. es mejor aceptar la realidad y vivir el presente que permitir que los buenos recuerdos nos paralicen y pensar todo el tiempo que nuestra vida era mejor antes.

RESPUESTA OPCIONAL

Podemos tener buenos recuerdos del pasado, pero compararlo y pensar que antes era mejor que ahora nos hace perder el juicio, claro que los buenos recuerdos son un regalo de Jehová, pero él no espera que vivamos solo en esos recuerdos ya que como analizaremos en este estudio no es sensato.

COMENTARIOS ADICIONALES

Como podemos ver, el problema no es recordar, más bien comparar que antes era mejor que ahora, porque transmite la idea que ahora es peor que lo que había antes, cuando la realidad puede ser muy diferente.

Eclesiastés nos advierte que no es de sabios preguntarnos y dedicar tiempo en pensar porqué estábamos mejor en el pasado que ahora. Los buenos recuerdos son un regalo de Dios, esto es diferente a estar pensando en porqué ahora no estoy tan bien que en el pasado. Esto, como dice el texto, no es de sabios y no sirve de ninguna ayuda. Tenemos que focalizarnos en lo que estamos haciendo ahora y en el futuro, no de lo que vivíamos en el pasado, el pasado pasó.

6. ¿Por qué no es de sabios pensar constantemente que nuestra vida era mejor antes? Dé un ejemplo.

Porque la nostalgia puede hacer que   recordemos sólo de lo bueno y le restemos importancia a los problemas que teníamos en el pasado. un ejemplo de esto es el de los israelitas,  ellos en Egipto sufrían una cruel esclavitud y es cierto que disfrutaban de alimentos como el pescado, los pepinos, las sandías, los puerros, las cebollas y los ajos, pero, no eran gratis pagaban un alto precio por ellos, y ellos en vez de concentrarse en la liberación, cuidado y protección que Jehová les había dado, decidieron centrar toda su atención en los viejos tiempos.  En números 11:10 Dice: que una familia tras otra lloraba recordando el pasado, esta acción enojó mucho a Jehová y a Moisés. 

RESPUESTAS OPCIONAL

Puede que solo recordemos lo bueno y restemos importancia a los problemas, porque no notamos un panorama completo, es como si utilizáramos un microscopio que puede profundizar en un punto en particular, pero pierde la perspectiva del panorama que hay a su alrededor, así mismo, quienes viven en el pasado solo se concentran en pequeños puntos y pierden de vista los problemas que también había en esos momentos.

COMENTARIOS ADICIONALES

Los israelitas cometieron ese error y se olvidaron de los problemas que sufrían en Egipto por las cosas buenas que en apariencia tenían, pero cuando estaban en Egipto anhelaban ser liberados, ellos habían olvidado el sufrimiento como esclavos por pequeñeces como el alimento, al mismo tiempo no centraron su vista en como Jehová los estaba ayudando y no los abandonaba.

Un efecto que tiene la nostalgia en nosotros, es que recordamos aquellos momentos buenos o felices y nos olvidemos de nuestras limitaciones y problemas que teníamos en ese entonces. Siempre tenemos problemas, así es la vida que vivimos en este sistema, y la nostalgia hace que restemos importancia a las dificultades que pasábamos entonces en comparación con las actuales y le demos más importancia a lo bueno de aquel tiempo sin ver todo lo bueno que tenemos ahora.

Un ejemplo es también el pueblo israelita. Cuando salieron de Egipto echaron de menos ricos alimentos como el pescado, pepinos, sandías, puerros, cebollas y ajos, a los que recordaban que los comían gratis. Recordaban los buenos momentos y olvidaban la esclavitud a la que estaban sometidos, en poco tiempo olvidaron los problemas de su pasado y solo dejaron los buenos recuerdos.

Hay un dicho que dice: “no sabes lo que tenías hasta que lo pierdes”. Y puede ser cierto, cuando ya no tenemos algo es cuando vemos realmente el valor de aquello, de lo que pensábamos que teníamos derecho a ello. Igualmente, cuando estamos sufriendo un problema lo vemos como un gran obstáculo y vemos la gran carga que supone, pero cuando ya no lo tenemos, es como si nos olvidamos de esa carga, de lo que sufrimos o que le demos menos valor o importancia de la que tuvo para nosotros en ese momento. Es por ello, que tener buenos recuerdos es un regalo de Dios, pero comparar nuestra situación en el tiempo no es de sabios y no ayuda a fijar la vista en el frente.

Números 11:10 dice que Jehová se enojó mucho con ellos y que Moisés también estaba muy disgustado. Es muy fácil recodar lo bueno que teníamos antes y muy fácil olvidar lo malo. Y es muy difícil valorar lo bueno que tenemos ahora sin los problemas de antes. Esto es lo que les pasó a los israelitas, y por ello este enfado que leemos en Números, los israelitas no se concentraron en lo que Jehová había hecho por ellos sino que centraron su atención en los viejos tiempos. Concentrémonos en lo que tenemos ahora de forma que lo usemos y sirvamos a Dios manteniendo la vista al frente.

ILUSTRACION

 

Serie de imágenes: Un israelita recuerda cómo era su vida en Egipto mientras deja caer maná entre sus dedos. 1. Come una sandía. 2. Los egipcios golpean y maltratan a los esclavos israelitas. ¿Qué error cometieron los israelitas después de salir de Egipto?.

7. ¿Qué ayudó a una hermana a no caer en la nostalgia?

Lo que le ayudó a la hermana Audrey Hyde son los buenos consejos que le dio su primer esposo, Nathan Knorr, ellos sirvieron juntos en betel por décadas, pero cuando el enfermo y se dio cuenta que iba a fallecer le dijo: hemos tenido un matrimonio feliz. muchas personas no saben lo que es eso. y añadió: Qué mirará hacia delante, al futuro, pues allí es donde se encontraba su galardón. aunque los recuerdos persistían, la animó a no vivir en el pasado, pues el tiempo la ayudaría a superar el dolor y la amargura y por último le aconsejo a que no se compadezca de sí mismo. Pues la hermana agradece las alegrías y bendiciones que ha tenido ya que los recuerdos son un regalo de Dios.

RESPUESTA OPCIONAL

Para no caer en la nostalgia podemos ver el ejemplo de una hermana que lamentablemente se quedó viuda, su esposo le aconsejo que recordara los buenos momentos pero que no viviera en ellos, de hacerlo podría perder de vista las bendiciones que jehová le daría, porque jehová no se olvidaría de ella.

COMENTARIOS ADICIONALES

Jehová nos da la oportunidad para recordar, pero con la intención de disfrutar, no de perdernos los buenos momentos de nuestra vida y no disfrutar nuestro presente.

Los buenos consejos de su esposo, quién le dijo que no viviera en el pasado, que no se amargue ni se compadezca de si misma, el tiempo la ayudaría a superar el dolor y que valorara esos buenos recursos que son un regalo de Dios, no todos los matrimonios puede decir que hayan sido tan felices y esto es para agradecer a Dios las alegrías y bendiciones que tuvo este matrimonio, que tuvo esta hermana. Los consejos de su esposo la ayudaron mucho a no compararse con el pasado y no vivir de él.

8. ¿Qué bendiciones recibió esta hermana por no vivir en el pasado?

Nuestra hermana dice que es bueno mirar hacia delante, y cuando reflexiona en los más de 63 años en el servicio a Jehová de tiempo completo,  puede decir,  con toda franqueza, qué ha llevado una vida feliz y plena. ella comenta que una de las bendiciones que más la llena es nuestra maravillosa hermandad y la esperanza de vivir con nuestros hermanos en una tierra paradisíaca sirviendo por toda la eternidad a nuestro magnífico creador, el único dios verdadero Jehová.

RESPUESTA OPCIONAL

La hermana mencionada en el párrafo anterior tuvo la bendición de gozar una vida plena, esto es gracias a que disfruto de la hermandad y pudo enfocarse en la promesa de vivir en un mundo paradisiaco, claro que extrañaba a su esposo, pero la realidad es que estaba consciente de lo importante que es mantenerse activa en el presente para volver a estar con él en el futuro, algo mucho mejor que vivir en el pasado.

COMENTARIO ADICIONAL

Como vemos aprender a dejar atrás el pasado y no vivir en él, nos permite disfrutar de las bendiciones del presente y nos mantiene animados saber que pronto habrá más bendiciones y estas serán eternas.

EL RESENTIMIENTO

9. Tal como indica Levítico 19:18, ¿cuándo podría ser especialmente difícil vencer el resentimiento?

Es difícil perdonar y no guardar resentimiento cuando la persona que nos ofendió es un hermano, un buen amigo o un familiar. nuestros sentimientos están heridos y siendo sinceros a veces evitamos relacionarnos con el ascensor, Pero esto reflejaría un espíritu vengativo que la Biblia condena.

RESPUESTA OPCIONAL

Nos invita a no guardar rencor, esto es más aplicable cuando quien nos ha lastimado es cercano a nosotros, esto puede ser un familiar, un amigo o algún hermano de la congregación, el texto de Levítico es muy claro y Jehová nos manda a no vengarnos y tampoco a guardar rencor, como súbditos de él debemos obedecer esta norma.

COMENTARIOS ADICIONALES

En el párrafo se pone el ejemplo de una hermana que fue acusada de manera errónea, la hermana que fue acusada se enfrasco en el pasado y no dejaba de pensar en el pasado, es probable que no todos hayamos sufrido una situación similar, sin embargo, el resentimiento puede ser un factor que nos haga vivir en el pasado, por eso debemos tener mucho cuidado.

El resentimiento es posible que sea más difícil vencerlo cuando se trate de personas cercanas a nosotros, un hermano, un amigo o un familiar. Y como dice Levítico 19:18, no debemos guardar rencor sino amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Cuando una persona que apenas conocemos nos hiere es diferente a cuando lo puede hacer una persona que confiamos en ella. Aún con más razón para no guardar rencor y solucionar las cosas.

Ademas, todos somos humanos imperfectos y cometemos errores, y casi nunca tendremos información completa de todo lo que sucedió o todo lo que está envuelto en ello, pero eso no importa, lo que importa es amar a nuestro prójimo, ser comprensibles y compasivos, perdonar y no guardar rencor.

10. ¿Qué nos puede ayudar a vencer el resentimiento?

Lo que nos ayudará es tener en cuenta lo que dice la Biblia, por ejemplo en Hebreos 4:13 dice que Jehová lo ve todo y sabe los problemas e injusticias que sufrimos.

En Isaías 63:9 dice que Jehová es un Dios que tiene sentimientos, por lo tanto le duele y sufre al vernos sufrir.

Y en Apocalipsis 21:3,4, dice que Jehová nos promete reparar cualquier daño que las injusticias nos hayan causado.

RESPUESTA OPCIONAL

Debemos recordar que Jehová está al tanto de nosotros en cualquier momento, así mismo confiemos en que Jehová se encargará de reparar los daños causados por las injusticias, Apocalipsis 21:3,4 nos da la maravillosa esperanza que en determinado momento dejaremos de preocuparnos y de sufrir por las cosas que vivimos en este mundo.

COMENTARIOS ADICIONALES

No pensemos que Jehová pasa por alto estas situaciones, de hecho, él sufre cuando nosotros sufrimos, Isaías 63:9 muestra el sentimiento de Jehová cuando estamos en tiempos de angustia, esto nos debe hacer sentir bien porque nunca estaremos solos, Jehová siempre está al pendiente de nosotros y muestra empatía, que maravilloso es nuestro padre celestial.

Puede que nos sintamos mal, con resentimiento y así queramos mostrarlo a la persona que nos ha herido castigándola de alguna forma como ignorándola. Pero hay que recordar, que todos cometemos errores y somos en algún momento injustos con otros. Como humanos imperfectos, no nos corresponde ni tenemos autoridad para juzgar y tomar la justicia por nuestra mano, eso ya lo hará Dios al tiempo establecido. Nuestra única autoridad, es la de no guardar rencor y perdonar.

11. ¿Cómo nos beneficia librarnos del resentimiento?

Nos trae beneficios, por qué perdonar no significa restarle importancia a la ofensa o  hacer como si nunca hubiera sucedido; más bien, significa dejar pasar la ofensa porque uno se da cuenta de que el resentimiento puede perjudicar nuestra salud y arruinar nuestra relación con Dios. Debemos comprender que sí perdonamos, Jehová también nos perdonará a nosotros.

RESPUESTA OPCIONAL

Si nos libramos del resentimiento seremos más felices, la hermana mencionada en párrafo 9 fue lo que hizo, no fue fácil, pero recordó Mateo 6:14, si quería que Jehová la perdonará debía perdonar, no es que lo que hubiera pasado fuera de poca importancia, pero sabía que era mejor liberarse del resentimiento que vivir en él.

COMENTARIOS ADICIONALES

La lección es simple, liberarse del resentimiento no depende de lo que nos hayan hecho, tampoco quiere decir que nunca nos enojaremos, más bien depende de que recordemos que somos imperfectos y requerimos que Jehová nos perdone, el no condiciona su perdón dependiendo la falta, por lo tanto, debemos imitarlo haciendo lo mismo.

El resentimiento es como un veneno el cual tomamos, y queremos que les haga efecto a otras personas, pero la realidad es que el daño sólo nos está afectando a nosotros, por eso debemos evitar caer en el resentimiento y el beneficio también será para nosotros mismos.

Vivir sin resentimiento trae muchas bendiciones y beneficios. En primer lugar, tal como dice Mateo 6:14, si perdonamos las ofensas de otros, Jehová perdonará las nuestras. Sí, nosotros también nos equivocamos, muchas veces, y en la mayoría de ellas puede que no seamos ni conscientes. Y en aquellas en la que somos conscientes, si así lo hacemos y no guardamos resentimiento, tendremos vidas más felices y seguiremos concentrados en el servicio a Jehová.

EL EXCESO DE CULPA

12. ¿Qué nos enseña 1 Juan 3:19, 20?

Estos textos nos enseñan que nuestro corazón nos condena por errores del pasado o nos hace sentir culpables por pecados, aún después de habernos arrepentido. Los sentimientos de culpa son dolorosos y pueden hacernos pensar que no valemos nada, pero debemos de verlos de manera correcta, pues nos pueden ayudar a rectificar nuestro rumbo y a tomar la firme decisión de no repetir los mismos errores.

RESPUESTA OPCIONAL

Todos cometemos errores, por lo tanto, podemos sentir culpa, por cosas de nuestro pasado antes de conocer a Jehová o después de habernos bautizados, pero en 1 de Juan 3:19,20 nos enseña que estos sentimientos de culpa podemos utilizarlos para rectificar nuestro proceder y no cometer los mismos errores en un futuro.

COMENTARIOS ADICIONALES

Debemos recordar que todos en algún momento cometemos errores y tropezamos, incluso nos podemos sentir como dice Romanos 7:21-23 aun cuando queremos hacer lo bueno siempre hay una lucha en nuestro interior por la inclinación a lo malo, por ello debemos utilizar esos tropiezos o errores como una lección para no desviarnos de la guía de Jehová.

Nos enseña y recuerda que Jehová sabe todo sobre nosotros, es más grande que nuestro corazón y lo sabe todo. Ve los errores que hemos cometido antes o después de conocer la verdad, ve la culpa que tenemos en nuestro corazón y cómo nos esforzamos en arrepentirnos y cambiar. Todos tropezamos y la culpa no es agradable, pero si es útil. Vemos y valoramos la importancia de la palabra de Dios y hacemos los cambios necesarios para andar en el camino de la verdad.

Es normal que sintamos culpa en muchos momentos de nuestra vida, como dice Romanos 3:23: “Porque todos han pecado y no alcanzan la gloria de Dios”. La culpa es útil siempre y cuando nos ayude a rectificar nuestro rumbo y a tomar decisiones firmes de no repetir nuestros errores y no desviarnos del camino de la vida.

13. ¿Por qué es esencial que no caigamos en el exceso de culpa?

Por qué el exceso de culpa nos roba la paz y nos hace mucho daño. Además, si nos “traga” la culpa Satanás tal vez se aprovecha y nos incita a darnos por vencidos y a creer que Dios nos considera inútiles e indignos de servirle, pero no es así, Jehová nos conoce y si nos hemos arrepentido de corazón   debemos tener la seguridad que él nos ha perdonado y nos bendecirá Aunque pensemos que lo que hacemos no valen mucho.

RESPUESTA OPCIONAL

Si Jehová nos ha perdonado, no debemos seguirnos martirizando con el exceso de culpa, centrarnos demasiado en nuestros errores y pensar que ya no servimos para Jehová es lo que desea satanás, esto nublara nuestra mente y no nos esforzaremos nuevamente por las cosas espirituales.

COMENTARIOS ADICIONALES

En el siglo primero se dio el caso en la congregación de Corinto, de miembros de la congregación que pecaron gravemente, ahora una vez que corrigieron su mal proceder y se arrepintieron, el apóstol Pablo les recordó lo importante del perdón, y que la idea de que Jehová no los volverá a ver igual es una idea de satanás pues él desea que se descorazonen, Jehová nos puede ver igual que nos veía antes de equivocarnos.

Hemos visto que la culpa es útil siempre y cuando nos sirva para aprender y rectificar. El exceso de culpa no es útil, y este se produce cuando nos hemos arrepentido y Jehová haya demostrado que nos ha perdonado. No es útil porque como dice Salmo 31:10 lo único que hará que es debilite nuestras fuerzas y no sirvamos a Dios al 100%.

Este exceso de culpa solo ayuda a Satanás, ya que le encantaría que nos veamos como un caso perdido y no demos, por esto mismo, lo mejor de nosotros a Jehová sino que puede producirse lo contrario, nos alejemos del servicio a Dios o de su pueblo por pensar que no lo merecemos, que no tenemos esperanza o que no estamos a la altura. Nunca dejemos que este sentimiento de exceso de culpa nos invada y provoque que cometamos más errores.

14. ¿Cómo podemos estar seguros de que Jehová no nos ve como casos perdidos?

Porque el que uno se sienta perturbado y afligido es una prueba de que no he cometido un pecado imperdonable. De modo que, si luchamos contra una debilidad tenemos que orarle a Jehová con sinceridad y humildad, pidiéndole que nos ayude, él como Padre amoroso que es, nos mostrará incluso más misericordia y compasión que un padre humano.

RESPUESTAS OPCIONALES

La realidad es que aun cuando cometemos errores, Jehová no nos ve como casos perdidos, la razón es muy simple, cuando uno se cuestiona esto es porque le importa la opinión de Jehová, si no fuera así no nos preocuparíamos por lo que piensa Jehová, él desea que nosotros nos miremos como Él nos mira, con amor, y es cierto que podemos equivocarnos, pero nos da la oportunidad de restablecer nuestra relación con Él si damos los pasos adecuados del arrepentimiento, si lo hacemos nos perdona y para Él es borrón y cuenta nueva.

COMENTARIOS ADICIONALES

Preocuparnos por cómo nos ve Jehová es un claro ejemplo de que no somos un caso perdido, porque demuestra que le queremos agradar, por lo tanto, no pensemos que nuestros errores o pecados son imperdonables, Jehová está dispuesto a perdonarnos si así actuamos.

Jehová no ha perdido a ningún siervo que le busca, como dice esta Atalaya de hace una décadas, de 1954, Jehová es Dios de bondad inmerecida. Jehová no nos ve como casos perdidos, así es como le gusta a Satanás que nos veamos. De hecho, si nosotros llegamos a este punto y nos vemos como tal, como casos perdidos, es porque somos conscientes de nuestras acciones y nuestro corazón lo sabe y se siente culpable y posiblemente ha impedido que vayamos más lejos, así que no perdamos la esperanza y dirijámonos a Jehová siempre con humildad y sinceridad.

15, 16. ¿Cómo se han sentido algunos hermanos al saber que Jehová no los ha dado por perdidos?

Les ha dado consuelo y alivio saber que Jehová no los da como casos perdidos, también les ha dado fuerzas para seguir luchando para superar las debilidades. En el párrafo se menciona el ejemplo de un hermano que dice que lo que le ayudó fue leer la experiencia de una hermana que tuvo que luchar con sentimientos negativos, respecto al amor de Jehová ella no se sentía merecedora del perdón de Dios pero al pensar así,  en realidad estaba despreciando el sacrificio de Jesús, el hermano comenta que ha recortado este artículo y medita en él y ha buscado la ayuda de los ancianos para vencer un mal hábito que tiene, todo esto le ha ayudado a vencer los pensamientos negativos y a darse cuenta que tiene el amor y la  misericordia de Jehová.

RESPUESTA OPCIONAL

Un hermano que fue adicto a la pornografía recayó, pidió ayuda, no cabe duda que al pedir ayuda demostró no ser un caso perdido, pero aun así tuvo sentimientos de culpa y pensó que ya no valía lo mismo para Jehová, cuando analizo la experiencia de la atalaya de agosto de 2011 comprendió que Jehová lo podía perdonar y verlo igual de valioso, analizo que si pensaba que Jehová no lo perdonaba era como menospreciar el sacrificio de Jesús, dicho sacrificio es para reconciliarnos con Jehová pase lo que pase si así lo queremos.

COMENTARIOS ADICIONALES

En la atalaya de agosto del 2011 se menciona la experiencia de la hermana Vicky, ella tenía pensamientos negativos, estos pensamientos negativos eran por el tipo de vida que llevaba, pero reflexiono en las palabras de Santiago 1:23,24 y se dio cuenta que ella debía de verse como Jehová la veía, con amor, no fue fácil pero cuando después leyó Isaías 1:18 se terminó de convencer como Jehová la amaba y no veía sus pecados, la veía con amor porque había tomado la mejor decisión, servirle y serle fiel.

Muchos hermanos se han sentido como un caso perdido, pero como vemos en estos ejemplos, les ha ayudado mucho al ver que Jehová no los ha dado por perdidos, que nunca lo hace y que siempre está ahí para ayudarles. Un hermano dice que, cuando se siente así, lo que le dijo la hermana le ayuda mucho y reflexiona en que: en realidad estaría “menospreciando el sacrificio que Jesús hizo para que sus pecados fueran perdonados”. Por lo que vemos, Jehová no da por perdido a ninguna persona que lo busque.

17. ¿Cómo logró Pablo evitar el exceso de culpa?

Pablo  había perseguido a los cristianos y lo sabía muy bien, pero no cometió el error de pensar sólo en eso. En Gálatas 2:20 escribió: El hijo de Dios  me amó y se entregó por mí, lo cual demuestra que él comprendió que el sacrificio de Jesús era un regalo que Jehová le había dado, esto le dio consuelo, esperanza y lo hizo firme, así logró evitar el exceso de culpa y centrarse en darle lo mejor a Jehová.

RESPUESTA OPCIONAL

Pablo era consciente de que había pecado gravemente, el mismo dijo que fue blasfemo, perseguidor e insolente, pero no se centró en su pasado, al contrario recordaba la misericordia de Jehová y de cristo para con él, como resultado fortaleció su fe para darle lo máximo a Jehová, él se sentía como el hombre más pecador, pero no vivió en el pasado, todo lo contrario se ocupó en gastar sus recursos y energías para el servicio a Jehová, mirando hacia el futuro donde las promesas divinas se cumplirían.

COMENTARIOS ADICIONALES

A pesar de que sus pecados fueron graves, Pablo sabía que el sacrificio de Jesús fue un regalo de Jehová, lo acepto y esto le permitió concentrarse en las cosas por venir y así no vivir con el exceso de culpa del pasado.

En Gálatas podemos leer algo muy bonito cuando dice que “la vida que ahora vivo en este cuerpo la vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó por mí”. Pablo no permitió que su pasado lo persiguiera, al contrario, dedicó su vida al futuro, a su servicio a Dios, recordaba los pecados que cometió, pero no pensaba en ellos constantemente, sino que valoró el sacrificio que Jesús hizo e hizo de ello su vida.

VIVAMOS PENSANDO EN EL FUTURO

18. ¿Qué hemos aprendido en este artículo?

Primero, que los buenos recuerdos son un regalo de Jehová; pero,  por muy buena que  haya sido nuestra vida, nuestro futuro en el nuevo mundo será mejor, segundo,  puede que otros nos hieran, pero si decidimos perdonar podremos seguir avanzando y tercero, el exceso de culpa puede hacer que sirvamos a Jehová sin alegría. Por eso, al que Pablo, debemos convencernos de que Jehová nos ha perdonado.

RESPUESTA OPCIONAL

Que los recuerdos buenos son un regalo de Jehová, pero eso no opaca la felicidad y las bendiciones que gozaremos en el futuro, dentro del reino de dios, por eso por muy bueno que haya sido nuestro pasado concentrémonos en el porvenir, sin duda alguna será mejor que cualquier cosa que hayamos vivido.

COMENTARIOS ADICIONALES

Si algún hermano nos ha ofendido, recordemos que eso quedó en el pasado, no lo podemos modificar, lo que sí está en nuestra mano es como actuaremos después, si aprendemos a perdonar seremos felices y jehová también nos perdonará.

Por último vimos que si hemos fallado en el pasado Satanás quiere que pensemos que Jehová nunca nos volverá a ver igual, por lo tanto, confiemos en que el sacrificio de Jesús es un regalo que jehová nos dio, si nos equivocamos y nos arrepentimos como dice Isaías 1:18 si sentimos que ante Jehová estamos en color escarlata por nuestros pecados Jehová nos convertirá en blanco como la nieve con su perdón.

19. ¿Cómo sabemos que en el nuevo mundo no tendremos que cargar con ningún mal recuerdo del pasado?

Porque es una promesa de nuestro Padre Amoroso Jehová, en la Biblia en Isaías 65:17 dice que, las cosas del pasado no serán recordadas. así que, debemos estar decididos a no vivir en el pasado, y vivir el presente pensando en el futuro.

RESPUESTA OPCIONAL

La biblia menciona en Isaías 65:17 que en el nuevo mundo las cosas del pasado no serán recordados, esto es de gran consuelo porque cuando hemos cometido errores tenemos la confianza de que no siempre tendremos que cargar con nuestro pasado mientras llega, aprendamos a usar nuestro pasado para servir plenamente a Jehová con la esperanza de un futuro mejor.

COMENTARIO ADICIONAL

Así se dice en Isaías 65:17: “las cosas del pasado no serán recordadas ni vendrán al corazón”. Por lo que podemos estar seguros y confiados que ningún mal recuerdo o carga nos atormentará en esta Tierra paradisiaca que tantos queremos y disfrutaremos en eternidad con nuestra familia y nuestros hermanos.

ILUSTRACION

El hermano de edad avanzada, la hermana y el hermano joven de la primera imagen han soltado las cuerdas y caminan sonrientes y llenos de confianza. Vivamos el presente pensando en el futuro. (Vea los párrafos.

¿QUÉ NOS AYUDARÁ A LIBRARNOS DE ESTAS CARGAS?

La nostalgia

Debemos seguir el consejo de Eclesiastés 7:10,Este texto nos advierte que el problema está en comparar nuestras circunstancias anteriores con las actuales y llegar a la conclusión de que ahora todo es peor. Es mejor aceptar la realidad y vivir el presente que permitir que los buenos recuerdos nos paralizan y pensar todo el tiempo que nuestra vida era mejor antes.

 COMENTARIOS ADICIONALES

Debemos tomar en cuenta lo que dice Eclesiastés 7:10 Aun cuando en nuestro pasado nos haya ido muy bien o las circunstancias fueron favorables, debemos recordar que nada superará a las maravillosas promesa que Jehová nos ha dado, si nos concentramos en el pasado no disfrutaremos de las bendiciones actuales y perderemos de vista las bendiciones futuras. Los buenos recuerdos provienen de Jehová, son un regalo maravilloso, pero él no desea que los tengamos para vivir en ellos más bien desea que sean una fuente de ánimo para no perder de vista el premio y que muy pronto todo será mucho mejor.

Como sabemos los problemas y dificultades hay siempre, y también cosas buenas. Valoremos las cosas buenas, los buenos recuerdos son un regalo de Dios pero mientras hagamos esto, fijemos la vista al frente en el futuro que está por venir y no vivamos del pasado ni comparemos los problemas que tenemos ahora con los que teníamos antes, lo único que conseguirá será no ver con claridad el camino que tenemos por delante.

El resentimiento

Debemos recordar lo que dice Mateo 6:14 si queremos que Jehová nos perdone, debemos aprender a perdonar, si alguien nos lastima quedó en el pasado, depende de nosotros dejarlo ahí y modificar nuestra forma de pensar, si lo hacemos seremos felices dentro de la congregación y tendremos la confianza que Jehová siempre nos perdonara.

COMENTARIO ADICIONAL

El pueblo de Dios se caracteriza por su amor, amor al prójimo, no por resentimiento. Para que nuestros errores, que son muchos, sean perdonados, primero tenemos que perdonar. Además, ello permitirá que vivamos vidas más felices con una consciencia limpia y nos ayudará a concentrarnos en lo que realmente es importante, fijando la vista al frente.

El exceso de culpa

Debemos imitar Al apóstol Pablo, pues en Gálatas 2:20 dice que, reconoció que el sacrificio de Jesús es un regalo que Jehová le dio, de igual manera, si comprendemos que el sacrificio de Jesús también es un regalo que Jehová nos ha dado, nos dará consuelo, esperanza y nos hará firmes, así evitaremos sentir exceso de culpa y nos centraremos en darle lo mejor a Jehová.

COMENTARIOS ADICIONALES

Isaías 1:18 revela que Jehová puede perdonarnos, al pecar es como si mancháramos nuestra vida de rojo escarlata, bien el texto menciona que Jehová lo puede volver blanco como la nieve, esto es porque nos arrepentimos de corazón y él nos perdona, no nos abrumemos con sentimientos de culpa, quien quiere que pensemos que Jehová nos ve como caso perdido es Satanás.

Recordemos los ejemplos de muchos hermanos que han sufrido un exceso de culpa y el ejemplo del apóstol Pablo y cómo pusieron en primer lugar el Reino de Dios, no permitieron que la culpa excesiva fuera un obstáculo para su servicio a Jehová ni tampoco permitieron que fueran un regalo para Satanás, sino que al contrario, pusieron en valor el gran sacrificio que hizo Jesús para el perdón de nuestros pecados fuera posible y así han hecho su vida en unión con Cristo dándolo todo para Jehová.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *