Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Domingo 21 de noviembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Domingo 21 de noviembre del 2021

El séptimo día es un sábado de descanso completo. Es santo para Jehová (Éx. 31:15).

La Palabra de Dios dice que después de seis “días” Jehová dejó de hacer obras creativas en la Tierra (Gén. 2:2). No obstante, a Jehová le gusta trabajar, así que ha seguido haciéndolo en otros aspectos (Juan 5:17). La ley del sábado seguía un modelo parecido al descrito en Génesis, es decir, trabajar seis días y descansar el séptimo. Dios dijo que el sábado era una señal entre él e Israel (Éx. 31:12-14). Todo el mundo tenía prohibido trabajar, incluidos los niños y los esclavos. Ni siquiera podían trabajar los animales domésticos (Éx. 20:10). Esto les permitía a los israelitas dar más atención a los asuntos espirituales. Muchos líderes religiosos de los días de Jesús impusieron normas muy rígidas sobre cómo guardar el sábado. Decían que no estaba permitido ni siquiera arrancar unas espigas o curar a un enfermo (Mar. 2:23-27; 3:2-5). Estas ideas no reflejaban el modo de pensar de Jehová, y Jesús lo dejó claro a quienes lo escuchaban. w19.12 3, 4 párrs. 8, 9

¿Qué textos muestran lo que enseña la Biblia sobre trabajar duro?

El apóstol Pablo también sabía lo que era trabajar duro. Se dedicaba sobre todo a dar testimonio del nombre y el mensaje de Jesús. Pero también trabajaba para mantenerse. Los tesalonicenses sabían que había trabajado “día y noche sin descanso y con mucho esfuerzo a fin de no ser una carga económica” para nadie (2 Tes. 3:8; Hech. 20:34, 35). Con estas palabras, tal vez se refería a lo que hizo en Corinto. Allí se quedó con Áquila y Priscila y “trabajó con ellos”, pues “su oficio era hacer tiendas de campaña”. El que dijera que trabajó “día y noche” no significa que no parara. Por ejemplo, aprovechaba los sábados para predicar a los judíos, que tampoco trabajaban ese día (Hech. 13:14-16, 42-44; 16:13; 18:1-4).

¿Qué podemos aprender del ejemplo de Pablo?

El apóstol Pablo dio un buen ejemplo. A pesar de que tuvo que trabajar, se aseguró de participar con regularidad “en la obra santa de las buenas noticias de Dios” (Rom. 15:16; 2 Cor. 11:23). Animó a los demás a hacer lo mismo que él. Por consiguiente, Áquila y Priscila fueron sus “colaboradores en Cristo Jesús” (Rom. 12:11; 16:3). Pablo aconsejó a los corintios que estuvieran “muy ocupados en la obra del Señor” (1 Cor. 15:58; 2 Cor. 9:8). Y escribió por inspiración: “Si alguien no quiere trabajar, que tampoco coma” (2 Tes. 3:10).

¿Qué quiso decir Jesús con las palabras de Juan 14:12?

La obra más importante en estos últimos días es la de predicar y hacer discípulos. Jesús predijo que sus seguidores harían obras mayores que las suyas (lea Juan 14:12). No quería decir que harían milagros, igual que él, sino que predicarían y enseñarían en un territorio más extenso, a más gente y durante más tiempo que él.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *