Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Lunes 26 de julio del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Lunes 26 de julio del 2021

Que nosotros podamos consolar con el consuelo que recibimos de Dios a los que están sufriendo cualquier clase de prueba (2 Cor. 1:4).

No tenemos que rebuscar para encontrar a hermanos necesitados de consuelo. Pero debemos buscar maneras de aliviar el sufrimiento de los demás pese a nuestros temores. Por ejemplo, quizás nos dé miedo no saber qué decir o qué hacer por alguien que está sufriendo. Aun así, no cabe duda de que nuestro interés en otros puede hacer mucho bien. Mientras más nos acerquemos al fin de este sistema, peor será la situación en el mundo y más difícil será la vida en él (2 Tim. 3:13). Además, somos imperfectos y continuaremos cometiendo errores. Por todo esto, seguiremos necesitando consuelo. El apóstol Pablo pudo aguantar fiel hasta el final de su vida gracias en parte al ánimo que recibió de sus hermanos. Si seguimos su ejemplo, también ayudaremos a nuestros hermanos a ser fieles a Jehová (1 Tes. 3:2, 3). w20.01 12, 13 párrs. 17-19

¿Cómo muestra 2 Timoteo 4:11 que Pablo valoraba el fiel servicio de Marcos?

Marcos y Pablo llegaron a tener una estrecha amistad. ¿Por qué lo decimos? Cuando el apóstol estuvo preso por última vez en Roma, hacia el año 65, escribió su segunda carta a Timoteo. En ella, le pidió a Timoteo que fuera a Roma y que llevara con él a Marcos (2 Tim. 4:11). No cabe duda de que valoraba el fiel servicio que había prestado Marcos, y por eso pidió que estuviera con él en aquellos momentos decisivos. Marcos lo ayudó de diversas formas, quizás llevándole alimentos o artículos para la escritura. El apoyo y el ánimo que Pablo recibió seguramente lo ayudaron a aguantar en los días previos a su ejecución.

¿Qué nos enseña Mateo 7:12 sobre ayudar a los demás?

(Lea Mateo 7:12). Cuando pasamos por dificultades, agradecemos de corazón la ayuda que se nos da. Ryan, que perdió repentinamente a su padre en un trágico accidente, dice: “Hay muchas cosas rutinarias que te parece imposible hacer cuando estás sufriendo. Significa mucho para ti la ayuda que te dan los demás, aunque parezca insignificante”.

Si somos observadores, veremos maneras de ayudar. Volvamos al caso de Peter y Kathryn, mencionados en el párrafo 6. Una hermana decidió ayudarlos a ir a las citas médicas. Como ninguno de los dos era capaz de volver a conducir, la hermana preparó un programa para que los hermanos de la congregación que se habían ofrecido los llevaran por turnos al médico. ¿Cuál fue el resultado? Kathryn dice: “Sentimos que nos quitaban un peso de encima”. Nunca restemos importancia a lo mucho que pueden aliviar a quien sufre nuestros sencillos gestos de bondad.

¿Qué importante lección aprendemos del ejemplo de Marcos?

Volvamos al ejemplo de Marcos, del siglo primero. No hay duda de que estaba muy ocupado. Había recibido importantes asignaciones de parte de Jehová, como escribir un Evangelio. Pese a todo, dedicó tiempo a reconfortar a Pablo, y este tenía la confianza de pedir su ayuda. Ángela, que perdió a un familiar en una muerte violenta, agradeció que quienes la consolaron tuvieran esta misma disposición. Dice: “Cuando los hermanos quieren ayudarte de verdad, es fácil dirigirte a ellos. No dudan en darte ayuda ni lo hacen a regañadientes”. Por eso, preguntémonos: “¿Piensan otros de mí que siempre estoy dispuesto a consolar a los hermanos?”.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *