Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Martes 28 de diciembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Martes 28 de diciembre del 2021

Crea en mí un corazón puro, oh, Dios, y pon dentro de mí un espíritu nuevo, un espíritu firme (Sal. 51:10).

Podemos combatir la envidia siendo humildes y estando satisfechos con lo que tenemos. Así no le dejaremos lugar en el corazón donde pueda crecer. Si somos humildes, no tendremos un concepto muy elevado de nosotros mismos y no pensaremos que merecemos más que los demás (Gál. 6:3, 4). Quien se siente conforme con lo que tiene está contento y no se compara con otros (1 Tim. 6:7, 8). El que es humilde y se siente satisfecho se alegra por la persona que recibe algo bueno. Necesitamos el espíritu santo de Jehová para no desarrollar un sentimiento tan perjudicial como la envidia y, por el contrario, ser humildes y sentirnos satisfechos (Gál. 5:16; Filip. 2:3, 4). El espíritu de Dios nos ayuda a examinar nuestros pensamientos más íntimos y nuestros motivos. Con la ayuda divina, podemos sustituir los pensamientos y sentimientos perjudiciales por otros edificantes (Sal. 26:2). w20.02 15 párrs. 8, 9

¿Cómo demuestran muchos siervos de Dios que son humildes y que se sienten satisfechos con lo que tienen?

Veamos otra situación en la que se encuentran muchos hermanos mayores. Durante varias décadas, han sido coordinadores del cuerpo de ancianos. Pero al llegar a los 80 años renuncian con gusto a su asignación. Los superintendentes de circuito que cumplen los 70 años demuestran su humildad dejando esta responsabilidad y aceptando una diferente. Y, en los últimos años, muchos betelitas de todo el mundo han empezado una nueva asignación fuera de Betel. Estos hermanos y hermanas fieles no sienten celos de los que ahora atienden las responsabilidades que ellos tuvieron en el pasado.

¿Por qué podría haberse sentido tentado Pablo a envidiar a los 12 apóstoles?

El apóstol Pablo es otro buen ejemplo, pues era humilde y estaba conforme con lo que tenía. No permitió que la envidia anidara en su corazón. Se esforzó mucho en el ministerio, pero dijo con humildad: “Soy el menor de los apóstoles, y no merezco ser llamado apóstol” (1 Cor. 15:9, 10). Los 12 apóstoles estuvieron con Jesús durante su ministerio en la Tierra, mientras que Pablo se hizo cristiano después de la muerte y la resurrección de Jesús. Aunque con el tiempo se le nombró “apóstol a las naciones”, no tuvo el honor de ser uno de los 12 apóstoles (Rom. 11:13; Hech. 1:21-26). Sin embargo, se sintió contento con lo que tenía y no envidió a aquellos 12 hombres y la estrecha relación que habían mantenido con Jesús.

¿Qué haremos si somos humildes y nos sentimos satisfechos?

Si somos humildes y nos sentimos satisfechos, seremos como Pablo y respetaremos la autoridad que Jehová ha dado a otros hermanos (Hech. 21:20-26). Él ha nombrado ancianos para que dirijan a la congregación cristiana. A pesar de sus imperfecciones, Jehová los considera “regalos” (Efes. 4:8, 11). Cuando los respetamos y seguimos con humildad su dirección, somos amigos de Jehová y tenemos paz con nuestros hermanos. 

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *