Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Miércoles 2 de septiembre del 2020

Nadie puede venir a mí a menos que el Padre, que me envió, lo atraiga (Juan 6:44).

Aunque aportamos nuestro granito de arena para que la gente conozca a Dios, no somos la parte más importante (1 Cor. 3:6, 7). Es Jehová quien atrae a las personas. Y es cada persona la que al final decide aceptar o no el mensaje según lo que tiene en el corazón (Mat. 13:4-8). Recordemos que la mayoría de la gente no aceptó el mensaje de Jesús, y eso que él fue el mejor maestro de la historia. Así que no debemos desanimarnos si muchas de las personas a las que predicamos no escuchan nuestro mensaje. Obtendremos muchos beneficios si mostramos empatía en el ministerio. Disfrutaremos más de la predicación, sentiremos la alegría de dar y les haremos más fácil aceptar el mensaje del Reino a los que están “correctamente dispuestos para vida eterna” (Hech. 13:48). Así que, “mientras tengamos tiempo favorable para ello, obremos lo que es bueno para con todos” (Gál. 6:10). Entonces, sentiremos la felicidad de dar gloria a nuestro Padre celestial, Jehová (Mat. 5:16). w19.03 25 párrs. 18, 19.

¿De qué maneras podemos mostrar empatía?

Pensemos en maneras de mostrar que somos considerados. Por ejemplo, si llamamos a una puerta a una hora inadecuada para la persona, podemos disculparnos y ofrecernos a regresar en otro momento. O, si la persona necesita ayuda para realizar una tarea sencilla o no puede salir de casa y necesita que le hagan un favor, es posible que podamos ofrecernos nosotros (lea Proverbios 3:27).

Veamos los buenos resultados de un acto de bondad motivado por la empatía. Cuando una hermana supo que una familia había perdido a un bebé el mismo día en que nació, hizo algo aparentemente sencillo: les escribió una carta con algunas ideas bíblicas consoladoras. ¿Cómo reaccionó aquella familia? La madre le escribió a la hermana: “Ayer tuve un día terrible. No se imagina el efecto de su carta en todos nosotros. Nunca tendré palabras suficientes para darle las gracias ni para expresar lo mucho que significó para nosotros. Ayer leí la carta al menos veinte veces. Me parece increíble lo amable, cariñosa y animadora que fue. Se lo agradecemos de todo corazón”. No hay duda de que nosotros veremos resultados parecidos si nos ponemos en el lugar de quienes sufren y hacemos algo por ayudarlos.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *