Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Sábado 28 de agosto del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Sábado 28 de agosto del 2021

Hijos, sean obedientes a sus padres (Efes. 6:1).

Jehová también desea que nosotros lo obedezcamos a él. Lo merece porque él nos creó, nos mantiene con vida y es el Padre más sabio que existe. Pero la razón principal por la que obedecemos a Jehová es que lo amamos (1 Juan 5:3). Es verdad que sobran los motivos para obedecerlo, pero no nos obliga. Nos ha dado libertad de elección, así que se alegra cuando decidimos obedecerlo por amor. Los padres desean que a sus hijos les vaya bien, y por eso fijan normas de conducta. Los niños que las obedecen demuestran que confían en sus padres y que los respetan. Pues bien, de mucha mayor importancia es que nosotros conozcamos las normas de nuestro Padre celestial y vivamos de acuerdo con ellas. Así le demostramos a Jehová que lo amamos y lo respetamos. Y como resultado nos va bien en la vida (Is. 48:17, 18). Por el contrario, los que rechazan a Dios y sus normas terminan haciéndose daño a sí mismos (Gál. 6:7, 8). w20.02 9, 10 párrs. 8, 9

¿Qué nos manda hacer Efesios 5:1?

(Lea Efesios 5:1). Como somos “hijos amados” de Jehová, hacemos todo lo posible por copiar su ejemplo. Imitamos sus cualidades siendo cariñosos y amables, y perdonando a los demás. Cuando las personas que no conocen a Dios ven nuestra buena conducta, puede que sientan el deseo de aprender más sobre él (1 Ped. 2:12). Los padres cristianos tienen un buen motivo para tratar a sus hijos igual que Jehová nos trata a nosotros. Si lo hacen, sus hijos tal vez quieran también ser amigos de nuestro cariñoso Padre.

¿En qué debemos centrarnos para vencer la timidez y hablar a otros de Jehová?

Por lo general, los niños se enorgullecen de su padre y se sienten contentos de hablar de él. De modo parecido, estamos orgullosos de nuestro Padre celestial y deseamos que otros lo conozcan. Nos sentimos como el rey David, que escribió: “Con orgullo hablaré de Jehová” (Sal. 34:2). Pero puede ocurrir que algunos seamos tímidos y no nos atrevamos a hablar de él. ¿Qué nos ayudará en ese caso? Centrarnos en lo feliz que podemos hacer a Jehová y en lo mucho que se benefician quienes lo conocen. Él nos dará la valentía que necesitamos. Tal como ayudó a nuestros hermanos del siglo primero, también nos ayudará a nosotros (1 Tes. 2:2).

¿Cuáles son algunas razones por las que es importante participar en la obra de hacer discípulos?

Jehová no es parcial, y le hace feliz vernos mostrar amor a los demás, sin importar su origen (Hech. 10:34, 35). Una de las mejores formas de demostrar nuestro amor al prójimo es predicando las buenas noticias (Mat. 28:19, 20). ¿Qué puede lograr esta obra? Que quienes nos escuchen tengan una vida mejor ahora y abriguen la esperanza de vivir para siempre en el futuro (1 Tim. 4:16).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *