Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Viernes 4 de septiembre del 2020

Muéstrense agradecidos (Col. 3:15).

Aquellos diez hombres tenían lepra y se sentían desesperados. Habían oído que Jesús, el Gran Maestro, era capaz de curar cualquier enfermedad. Así que, cuando un día lo vieron de lejos, le dijeron a gritos: “¡Jesús, Instructor, ten misericordia de nosotros!”. Él escuchó su súplica y los curó por completo a los diez. Seguro que todos estaban muy agradecidos por lo que había hecho por ellos. Pero solo uno se lo demostró con palabras. Aquel hombre, que era samaritano, se sintió motivado a dar alabanza a Dios en voz alta (Luc. 17:12-19). Igual que él, sin duda deseamos expresar nuestro agradecimiento a quienes hacen cosas buenas por nosotros. Jehová nos pone el ejemplo. Lo hace, entre otras maneras, recompensando a los que lo agradan (2 Sam. 22:21; Sal. 13:6; Mat. 10:40, 41). Y la Biblia nos manda: “Háganse imitadores de Dios, como hijos amados” (Efes. 5:1). Así que una razón importante para demostrar que estamos agradecidos es que deseamos ser como Jehová. w19.02 14 párrs. 1, 2, 4.

¿Por qué debemos demostrar que estamos agradecidos?

Jehová nos pone el ejemplo en demostrar agradecimiento. Lo hace, entre otras maneras, recompensando a los que lo agradan (2 Sam. 22:21; Sal. 13:6; Mat. 10:40, 41). Y la Biblia nos manda: “Háganse imitadores de Dios, como hijos amados” (Efes. 5:1). Así que una razón importante para demostrar que estamos agradecidos es que deseamos ser como Jehová.

Una segunda razón puede explicarse con este ejemplo. El agradecimiento es como una buena comida, que se disfruta más cuando se comparte. Sentir el agradecimiento de otros nos hace felices a nosotros. Pero expresar el agradecimiento que sentimos hace felices a los demás. ¿Por qué? Porque se dan cuenta de que sus esfuerzos por ayudarnos o por darnos algo que necesitábamos valieron la pena. Como consecuencia, nuestra amistad con ellos se hace más fuerte.

¿En qué se parecen unas palabras de agradecimiento a unas manzanas de oro?

Las palabras de agradecimiento son algo muy valioso. La Biblia dice: “Como manzanas de oro en entalladuras de plata es una palabra hablada al tiempo apropiado” (Prov. 25:11). ¿Verdad que una manzana de oro con adornos de plata sería muy hermosa? Y, desde luego, tendría mucho valor. ¿Cómo nos sentiríamos si nos hicieran un regalo así? Pues bien, dedicarle a alguien unas palabras de gratitud puede ser igual de valioso. Además, tal como nosotros atesoraríamos una manzana de oro durante mucho tiempo, es posible que la persona a la que le damos las gracias atesore nuestras palabras durante el resto de su vida.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *